RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

La Responsabilidad Social Empresarial se puede definir como un modelo de negocio integral, organizado y sistematizado en función de desarrollar la visión económica de una empresa impactando de forma positiva el contexto social o medioambiental en beneficio de la comunidad.
El Centro Mexicano para la Filantropía establece que la Responsabilidad Social Empresarial es el compromiso consciente y congruente de cumplir integralmente con la finalidad de la empresa tanto en lo interno, como en lo externo, considerando las expectativas de todos sus participantes en lo económico, social o humano y ambiental demostrando el respeto por los valores éticos, la gente, las comunidades y el medio ambiente y para la construcción del bien común.
Bajo este concepto de administración se conjuga un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión empresariales que persiguen un nuevo equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental. Con la implantación de este concepto de negocio, los empresarios que lo asumen, buscan invertir partes de sus beneficios en proyectos de corte social y medioambiental, a fin de tener empleados más motivados, proveedores con mayor nivel de responsabilidad u una comunidad con mejores condiciones de vida.
La gestión responsable de la empresa implica que esta actué conciliando entre los intereses del negocio y las expectativas que de ella tiene la comunidad.
Los antecedentes de la Responsabilidad Social Empresarial se remontan al siglo XIX en el marco del cooperativismo y asociacionismo, que buscaban conciliar eficacia empresarial con principios sociales de democracia, auto ayuda, apoyo a la comunidad y justicia distributiva.
Las principales responsabilidades éticas de la empresa con los trabajadores y la comunidad son:
Servir a la comunidad con productos útiles y en condiciones justas.

Crear riqueza de la manera más eficaz posible

Respetar los derechos humanos con unas condiciones de trabajo dignas que favorezcan la seguridad y salud laboral el desarrollo humano y profesional de los trabajadores.

Procurar la continuidad de la empresa.

Respetar el medio ambiente evitando en lo posible cualquier tipo de contaminación.

Cumplir con rigor las leyes, reglamentos, normas y costumbres, respetando los legítimos contratos y compromisos adquiridos.

Procurar la distribución equitativa de la riqueza generada.

Mantenimiento de la ética empresarial.

Supervisión de las condiciones laborales y de salud de los y las trabajadores.

Correcto uso de los recursos y los residuos.
Lucha contra el cambio climático

Evaluación de riesgos ambientales y sociales.

Diseño e implementación de estrategias de asociación y colaboración de la empresa.
La decisión de hacer negocios basados en principios éticos y apegados a la ley constituye un paso estratégico para la empresa, ya que generara mayor productividad, lealtad del cliente, acceso a mercados y Credibilidad.
La Responsabilidad Social Empresariales el rol que le toca jugar a las empresas a favor del desarrollo sostenible, es decir, a favor del equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento de los recursos naturales y el medio ambiente.
La pirámide de la Responsabilidad Social Empresarial muestra los diversos elementos que intervienen en ella de acuerdo al orden de prioridad.
La Responsabilidad Social Empresarial conlleva a que la empresa se identifique con los diferentes sectores sobre los que ella incide. Esta realidad implica que la empresa a la vez que diversifica sus beneficios crea valor agregado en virtud de que su imagen se fortalece ante la comunidad y se consolida su posición en el mercado.
Lo ideal sería que todos los empresarios acogieran este concepto de negocio, pero generalmente no ocurre así. Fundamentalmente en los países en vía de desarrollo como es el caso de la República Dominicana, el 95% del empresariado sólo se enfoca en el aspecto económico de la actividad productiva dejando de lado la parte social y medioambiental. A la mayoría de los empresarios no les importa las condiciones de vida de sus trabajadores, mientras menos recursos tienen que invertir en ellos es mejor para la empresa, mientras menos oportunidades de desarrollo y crecimiento tienen los grupos de interés, mayores son los dividendos para los accionistas. Los empresarios dominicanos solo piensan en ganar, ganar y ganar. No les importa otra cosa que no sea aumentar sus beneficios aunque para eso tengan que lanzar por el precipicio de la indolencia social a sus empleados y depredar el medio ambiente. Su corazón está donde hay ganancias, donde hay dividendos, donde hay oportunidades de incrementar sus riquezas, no importa que sea a costa de la salud física y mental de los trabajadores y del entorno.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies