Factores Claves De La Responsabilidad Social Empresarial

Responsabilidad social empresarial (RSE) es una forma de gestión que se define por la relación ética de la empresa con los accionistas, y por el establecimiento de metas empresariales compatibles con el desarrollo sostenible de la sociedad; preservando recursos ambientales y culturales para las generaciones futuras, respetando la diversidad y promoviendo la reducción de las desigualdades sociales. La Responsabilidad Social es una iniciativa de carácter voluntario.

La RSE se hace efectiva mediante políticas explicitas, sistemas de gestión que debe cumplir tres objetivos básicos: obtención de beneficio, respeto legal, y respeto al medio ambiente, además de procurar prácticas de buen gobierno, códigos de conducta, comités de ética, organismos de arbitraje y conciliación.

La RSE es valiosa porque permite que la sociedad asigne un valor positivo a las actividades empresariales, mediante diez áreas funcionales relevantes que se deben integrar para una gestión sostenible:

  1. Alta dirección y relación con los accionistas: Implica adhesión a los principios de buen gobierno corporativo.
  2. Empleados y trabajadores: exige Trato equitativo y respetuoso  de los empleados
  3. Proveedores, contratistas y subcontratistas: control de la cadena de proveedores, verificando que se respeten las legislaciones de sus países.
  4. Clientes y consumidores: Respeto a los principios de calidad, servicios y protección de los públicos vulnerables
  5. Competencia y mercados: Que sea leal y de buena fe.
  6. Relación con Administración pública y cumplimiento normativo: gestionar para evitar conflictos y costes
  7. Entorno social cercano: Comunidades directamente afectadas por las operaciones.
  8. Entorno medioambiental: Conciencia del impacto ecológico de las actividades.
  9. Entorno Social amplio y ONG: aceptación de un compromiso genérico con los derechos humanos y aquellos valores que garantizan condiciones de trabajo y de vida dignas

10.  Medios de Comunicación Social: mantener una relación crítica y transparente con el mundo empresarial.

Las principales responsabilidades éticas de la empresa con los trabajadores y la comunidad son:

Finalmente las empresas en su rol proactivo hacia la comunidad, deben tener integrado como concepto primordial que no solo es permisible el ejercicio de tener negocios rentables, productivos y sustentables, sino más bien es buscar enriquecer a través de las personas que la dirigen una actitud de responsabilidad hacia su entorno haciendo inversiones en proyectos sociales y comunitarios que beneficien el desarrollo sustentable.

Desde este enfoque generalizado se presenta un nuevo desafío gerencial y estratégico que abarca la Responsabilidad Social interna y externa de las organizaciones, y que a su vez permite promover con sus resultados la nueva manera de pensar en una inversión social que vaya más ligada a una transformación dirigida a generar capacidades en los individuos que conforman la comunidad, que les permita acceder a mayores posibilidades en mejorar su calidad de vida, y que además estén acordes al cuidado del medio ambiente, y que sean perdurables en el tiempo.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies