Justo a Tiempo… Sí, pero ¿A qué precio?

Producción Justo a Tiempo: Justo a tiempo significa producir lo que se necesita cuando se necesita y no más. Cualquier cantidad que exceda el mínimo requerido se considera un desperdicio, porque se invierte esfuerzo y material en algo que no es necesario en ese momento. Este enfoque contrasta con el almacenamiento de material adicional por si algo sale mal.

La producción justo a tiempo se aplica en la manufactura repetitiva, que es cuando se fabrican artículos iguales o similares uno tras otro. Esta producción no requiere de volúmenes muy altos y se puede aplicar en cualquier segmento repetitivo de un negocio, sin importar dónde aparecen. Aunque las estaciones de trabajo pueden estar geográficamente dispersas, los japoneses minimizan el tiempo de tránsito y mantienen las cantidades a transferir en un nivel bajo, casi siempre una décima parte de la producción de un día. Incluso los proveedores hacen envíos varias veces al día con el fin de manejar lotes pequeños y mantener bajo el inventario. La meta es que todas las filas de espera en el inventario queden en cero, minimizando así la inversión en inventario y acortando los tiempos de entrega.

Bajo la filosofía justo a tiempo (JIT) se desarrolló el concepto de producción esbelta. En el contexto de las cadenas de suministro, la producción esbelta se refiere al enfoque en eliminar la mayor cantidad posible de desperdicios. Los movimientos innecesarios, pasos de producción que no hacen falta y el exceso de inventarios en la cadena son objetivos para mejorar en el proceso de esbeltez. Asesores de la industria acuñaron la frase cadena de valor para referirse al énfasis en que cada paso del proceso de la cadena de suministro que lleva productos o servicios a los clientes, debe generar un valor. Si un paso no genera valor, debe suprimirse del proceso.

Una definición amplificada de la producción esbelta dada por Fujio Cho identifica siete tipos principales de desperdicio a eliminar de la cadena de suministro:

1)    el desperdicio de la sobreproducción

2)    el desperdicio del tiempo de espera

3)    el desperdicio del transporte

4)    el desperdicio del inventario

5)    el desperdicio del procesamiento

6)    el desperdicio del movimiento y

7)    el desperdicio de los defectos en los productos.

¿Cuánto cuesta para una empresa implantar un sistema para eliminar estos desperdicios? ¿Es viable para todo tipo de empresa?

 

Las acciones a desarrollar y su costo a veces no puede ser cuantificable para las empresas al implementar JIT, sin embargo, una de las principales acciones que deben tomar es la de pasar el mayor numero de actividades internas de preparación a externas, esto requiere subcontratación y un costo adicional, también preparar los centros de trabajo de forma tal que las paradas estén programadas en el menor tiempo posible.

 

Por otro lado también tenemos algunos factores negativos a considerar y mitigar:

Si el sector y la industria no lo amerita en términos de calidad y “especialización” , no es recomendable incurrir en el cambio del modelo tradicional a junto a tiempo.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies