Flotas y energía

Una buena gestión y un uso adecuado de la flota de vehículos son fundamentales para el crecimiento y consolidación de cualquier negocio. Para una eficiente gestión de la flota de vehículos se deben tener en cuenta factores como el tipo de vehículos que lo forman, el uso o los planes de operación y mantenimiento necesarios para el adecuado funcionamiento.

En función de cómo se usen los vehículos, las flotas pueden ser de ámbito urbano, de distribución de mercancías y productos o de largas distancias.

Fuente: etersat.com

Tipos de flotas de vehículos

En el primer caso, las flotas suelen pertenecer a servicios públicos y su eficiencia vendrá determinada por los recorridos y frecuencias de paso de los vehículos y las características técnicas de los mismos. El segundo tipo de flotas depende de la carga y suelen ser vehículos tipo furgón e industriales ligeros para distancias no muy grandes y recorridos urbanos e interurbanos.

Las flotas de largas distancias para transporte de pasajeros o mercancías, se caracterizan por aprovechar el mayor tiempo posible en marcha, para así reducir los tiempos de los servicios contratados. Este tipo de sistemas tiene en cuenta los períodos de inmovilización del vehículo para acondicionar los intervalos de mantenimiento que sean necesarios.

Las grandes flotas de vehículos, como las empresas de transporte de viajeros, suelen utilizar sistemas de mantenimiento por categorías, con el objetivo de optimizar los medios técnicos, personales y materiales para evitar el empleo de equipamiento costoso y de personal técnico en la realización de operaciones sencillas. Estas tareas son clave para aumentar la competitividad, sostenibilidad y eficiencia de este tipo de empresas.

ALSA, ejemplo de gestión sostenible

Entre los ejemplos más claros de buena gestión de flota de vehículos, destaca ALSA, empresa líder en el sector de transporte de viajeros por carretera en España. Alsa cuenta con una flota de alrededor de 2500 autobuses y autocares y transporta anualmente más de 240 millones de pasajeros.

En diciembre de 2013, con el objetivo de reforzar la calidad y seguridad de su flota, ALSA instaló en 470 de sus vehículos el sistema telemático de control y gestión de flota FleetBoard.  Este sistema es una referencia en la gestión de flotas dentro del sector de soluciones telemáticas con acceso a través de Internet para vehículos industriales.

Este sistema permite optimizar el rendimiento mediante una gestión de la eficiencia de los vehículos, su transporte y los tiempos de trabajo. Además permite una mejor optimización de procesos gracias a la descarga remota de tacógrafos, la tele diagnosis y al aviso de las labores de mantenimiento que sean necesarias.

Gracias a este sistema, ALSA consiguió reducir el consumo de combustible en torno al 7%, con la consiguiente reducción de emisiones, permitiendo a la compañía cumplir con el compromiso de sostenibilidad medioambiental y de mejora de la eficiencia.

Pero ahí no queda todo. Ese mismo año implementó otra mejora de la gestión de su flota de autobuses gracias a una aplicación web, desarrollada por Vodafone, con el objetivo de informar a los técnicos de la situación de los vehículos en ruta. De esta forma, pueden conocer a través de sus dispositivos cualquier incidencia en el servicio, de una forma rápida, segura y fiable, con el fin de agilizar la toma de decisiones y no afectar la calidad del servicio a los viajeros.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies