La muerte de la Historia o sobre el Big Data

Bien es sabido que a lo largo de la Historia, numerosos intelectuales han pretendido analizar la realidad, muchas veces con éxito,  para poder conocerla, ampliarla, diagnosticarla y preverla. Quien se dedique al menos un poco al estudio de estas teorías de índole histórico-filosóficas podrá apreciar que en todos los ámbitos del conocimiento se avanza en paralelo, de forma acompasada. Lo que aquí quisiera tratar es que toda forma de comprender la realidad evoluciona haciendo de lo anterior una estela fugaz.

¿Qué vemos en nuestra actualidad? Que se repite el mismo patrón que siempre se ha llevado a cabo a lo largo de la Historia.: alcanzar lo que queremos, y ello requiere saber, un saber-hacer. De hecho, no es hasta que no alcanzamos lo que queremos cuando nos sentimos realmente realizados. Nuestra actualidad supone un atisbo de haber alcanzado la totalidad de ese objetivo ¿por qué? Por el Big Data: el Big Data supone la (casi) consecución de lo que pretendemos llegar a ser (sin que sepamos muy bien qué). El hombre busca en la Historia la Historia actuando, tomando decisiones. La Historia es la búsqueda del hombre de algo mediante lo cual pueda llegar a todo y verse en sí reflejado. Y aquí destaco la idea del Big Data.

disenoweb(1)

¿Qué es el Big Data? Es la gestión y análisis de todos los datos que la infraestructura llamada internet engloba. Mediante el Big Data se pretende convertir la información en toma de decisión en tiempo real. El Big Data es aquello que lo idealistas alemanes llamaban Espíritu Absoluto, pues mediante esta herramienta podemos alcanzar todos los recovecos de todos los rincones del mundo para poder materializarlo todo en acción, y además en acción con criterio. Se trata de una fuente de información que me hace estar conectado, que conecta todo con todos. La Historia, que siempre se ha considerado como lineal, se convierte en una no-Historia, pues deja de ser lineal y pasa a ser una red inextricable de información.

Y todo esto que contamos aquí ¿para qué? Precisamente para saber cuál es nuestra realidad, cuál es nuestro objetivoRed y hacia dónde nos dirigimos, pues una vez sabida nuestra dirección nos será más fácil acceder a otros objetivos y otros análisis de diversa índole. Por ahora, quisiera dejar apuntado que con el Big Data hemos llegado a una forma de comprendernos totalmente distinta a como lo habíamos hecho anteriormente en la Historia, y que estos aspectos de carácter tecnológico nos inculcan una determinada consciencia que puede ser idónea para preverla y actuar en consecuencia. La Historia no es Historia porque ya nuestro mundo no es progresivo sino simultáneo

El Big Data es ya al hombre lo que la batería a tu ordenador. Sin información no funcionamos, y a la vez necesitamos funcionar para informar. La comunicación se torna aspecto crucial de nuestro conciencia contemporánea. No es tanto lo que informamos sino lo que somos al informar.

 

Juan Manuel Márquez Poyatos

Linked in: https://es.linkedin.com/in/juanmanuelmarquezpoyatos
Twitter: @JohnPoyatos
jmmpoyatos@gmail.com


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies