¿A cuánto ruido estamos expuestos en los alrededores de la EOI?

El incremento de los niveles sonoros en zonas de núcleos urbanos se está convirtiendo en uno de los tipos de contaminación más relevantes en los últimos años.  El aumento del tráfico rodado en vías urbanas, la realización de obras en espacios públicos, maquinaria, actividades industriales, infraestructuras lineales de transporte público, etc… son los principales responsables de las molestias que genera un incremento en el ruido que percibimos en nuestros hogares proveniente del exterior, y que como se ha demostrado en varios estudios de la Organización Mundial de la Salud, genera numerosas patologías en algunos casos irreparables.

Como consecuencia de la importancia que está tomando este tipo de contaminación en grandes ciudades como puede ser Madrid, las tecnologías y métodos de estudio de los niveles de presión sonora en una zona concreta se están desarrollando de manera continua.

Nosotros desde la EOI, hemos realizado un estudio detallado de los niveles sonoros en las zonas colindantes a las escuela, realizando mediciones en puntos concretos del barrio determinados de tal manera que se tuvieran en cuenta todas las posibles fuentes relevantes de ruido que existen en la zona.

Una vez realizadas las mediciones y analizados los datos obtenidos por las mismas, llegamos a la conclusión que se superan de manera notable los niveles de presión sonora permitidos por la legislación en materia de ruido en la Comunidad de Madrid. Es por ello que se hace necesario un diseño de medidas y actuaciones para el control y reducción de los mismos.

Uno de los puntos más conflictivos se encuentra en las inmediaciones del hospital, donde los niveles de ruido son realmente elevados debido principalmente a tráfico rodado y a ejecución de obras en la vía pública. En este caso lo más apropiado sería mejorar las condiciones de acristalamiento y aislamiento del exterior del propio edificio del hospital. Analizando el resto de los puntos de estudio, no existe ninguna otra actividad o uso del suelo especialmente sensible, de manera que cabe enfocar el resto de medidas correctoras en las fuentes de ruido.

Puesto que la principal fuente de contaminación acústica es el tráfico rodado, se proponen una serie de medidas enfocadas principalmente a ese foco. En primer lugar resaltar que sería interesante hacer más estrictos los niveles de velocidad máxima de tránsito en las vías que se sitúan en dicha zona. Al disminuir la velocidad de los vehículos también lo haría la cantidad de ruido en la zona, siendo una medida sencilla y económicamente muy viable, sin la necesidad de una elevada inversión.

En segundo lugar resultaría realmente efectivo un cambio en el pavimento de las vías de la zona, puesto que el rozamiento que supone el contacto entre el asfalto y los neumáticos de los vehículos es una de las principales fuentes de ruido en zonas urbanas. Ello disminuiría notablemente los niveles de presión sonora en el área de estudio, pero sin duda supondría una elevada inversión económica, además de la ejecución de obras en el barrio, lo que originaría de manera temporal sonidos molestos para el vecindario.

Por último, y como la solución que supondría un mayor coste económico, se propone el soterramiento de las vías más transitadas de la zona de estudios, de esta manera el ruido originado por los motores de los coches, así como el de rozamiento con el pavimento de la vía sería completamente corregidos, suponiendo una reducción en los niveles de ruido ambiental más que notable.

 

 

 

 


INTEGRAR PARA FACILITAR

La Ley 16/2002 de Prevención y Control Integrados de la Contaminación (IPPC) nace con el objeto de evitar, en la medida que sea posible, reducir y controlar la contaminación del medio, y establece como herramienta de consecución la figura administrativa de la Autorización Ambiental Integrada (AAI).

La AAI está centrada en el sector industrial y sustituye autorizaciones ambientales existentes, así como los trámites para obtener la licencia municipal de actividades clasificadas, las actuaciones en materia de Evaluación de Impacto Ambiental u otras figuras de evaluación ambiental previstas en la normativa autonómica, cuando así sea exigible y la competencia para ello de la Comunidad Autónoma.

De esta manera, si una instalación está afectada por la Ley 16/2002, las actuaciones en materia e EIA se incluyen dentro del procedimiento de otorgamiento de la AAI. Así, la instalación no debe tramitar aparte el impacto ambiental, sino conjuntamente.

Aunque la AAI parezca de aplicación exclusiva a las nuevas actividades, las ya existentes también se ven afectadas por ella. Deberán solicitarla al órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que se ubique la instalación.

La AAI promueve la protección de medio ambiente en su conjunto y la simplificación administrativa. Se designa al director general de Medio Ambiente como órgano competente al que se dirigirán las solicitudes de la AAI y quien resolverá el procedimiento.

La legislación establece un listado de actividades que se consideran con un potencial mayor de impacto ambiental y que, según las primeras previsiones podrían ser responsables del 85% de las emisiones totales de Europa, siendo estas las que, en este momento, quedan dentro de su ámbito de aplicación.

Las actividades incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley 16/2002, estarán obligadas a cumplir los siguientes requisitos:

Por último, y como punto interesante para conocer con mayor profundidad esta herramienta,  cabe analizar las principales características de una Autorización Ambiental Integrada.

– Simplifica los trámites administrativos, integrando en una misma autorización: todas las autorizaciones existentes en materia de residuos y vertidos a                las aguas continentales; las determinaciones de carácter ambiental en materia de contaminación atmosférica, las actuaciones en materia de EIA y                      otras actuaciones que estén previstas en la normativa autonómica ambiental.

-Su objetivo es proteger al medio ambiente en su conjunto, aplicando los principios de prevención y control ambiental de una forma integrada, con el fin             de impedir la transferencia de contaminación de un medio a otro. Para ello impone específicamente para cada instalación valores límite en todos los                     vectores ambientales (atmósfera, aguas, ruidos, residuos, suelos, etc) así como los planes de vigilancia al respecto.

Pero aunque sea una herramienta realmente útil y pensada para coordinar e integrar la realidad de las autorizaciones, La coordinación se hace difícil por parte de los organismos implicados puesto que se hace evidente la lentitud en los trámites, causando la desestimación por vencimiento de plazos en algunos casos.

Estas dificultades ponen de manifiesto la necesidad de desarrollar en un futuro una normativa que resuelva las distintas situaciones y adversidades que surgen y que provocan el impedimento de la optimización del proceso.

 


La participación pública como herramienta de valor

Este post tiene como objeto hacer una reflexión respecto a la importancia que tiene la participación pública dentro del proceso administrativo de Evaluación de Impacto Ambiental.

Cabe recordar que, la participación pública dentro de una EIA tiene cabida en dos momentos, al comienzo del proceso en la fase de “Consultas Previas”, una vez presentada la propuesta de proyecto por parte del Promotor del mismo; y en el proceso de información pública, que tiene lugar al final del proceso administrativo y como fase previa a la emisión de la Declaración Ambiental Integrada.

Aunque los procesos de intervención pública son una herramienta sensacional que ofrece la legislación española para permitir que los agentes interesados se involucren en la toma de decisiones, parece que su actuación podría desearse mucho más activa, fundamentalmente por la falta de una verdadera cultura de participación pública en nuestro país. Sin embargo, algunos de los proyectos desarrollados en el territorio nacional demuestran que un actitud proactiva de los grupos de interés conlleva una optimización de la eficiencia de la EIA como herramienta para identificar si un determinado proyecto es ambientalmente viable o no.

Como demostración de ello, a continuación se expone el caso del proyecto del Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad, incluido dentro del Plan de Infraestructuras 2000-2007 del Ministerio de Fomento.

Inicialmente, la Memoria Resumen se refería al tramo Valladolid-Palencia-Burgos y de los 74 organismos e instituciones consultadas, aproximadamente un 70% respondieron a las Consultas Previas. Ello hizo que en esta fase de enfoque temprano de los principales condicionantes ambientales desvelara la importancia de algunos de ellos, como la presencia de una colonia de Nycticorax nycticorax, graves condicionantes hidrogeológicos a lo largo de todo el ámbito de estudio, la existencia de numerosas vías pecuarias, enclaves de relevancia ambiental como el paraje de los Cortados de Cabezón, etc.

Tras los períodos correspondientes a información pública se presentaros 374 alegaciones. Lo más destacable de esta fase fue que se descubrieron varias afecciones sobre elementos del medio socioeconómico no identificados previamente.

Finalmente, el Órgano Ambiental hizo pública la Declaración de Impacto Ambiental, considerando ambientalmente viables las alternativas que en el estudio se recomendaron, tras haber incluido numerosas modificaciones en el número de alternativas y en sus trazados a los largo de todo el procedimiento.

Este es un claro ejemplo de cómo la actividad de los sectores interesados, en las fases en las que su intervención tiene cabida, supone un enriquecimiento en valor del proceso de Estudio de Impacto Ambiental.

 


Responsabilidad Social Corporativa de Telefónica S.A.

sLlegando al final de la asignatura de Sostenibilidad, y con los conocimientos teóricos adquiridos a lo largo de las sesiones presenciales, hemos realizado el grupo el análisis de cómo una empresa como Telefónica S.A. gestiona su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa. Hemos elegido Telefónica porque se trata de la empresa líder en telecomunicaciones a nivel nacional y empresa de referencia en el ámbito internacional. Nos parecía muy interesante conocer cómo una entidad de tales dimensiones se involucra en aspectos que, en muchos casos, no están directamente relacionados con su actividad de negocio  y cuál ha sido su trayectoria en este ámbito durante los últimos años.

Para ello, hemos analizado con detalle qué es Telefónica, en qué mercado trabaja y cómo se relaciona con sus grupos de interés. Toda esta información nos ha ayudado a conocer y entender en qué consiste su RSC, y es esto lo que queremos compartir con vosotros, para que conozcáis qué es lo que está haciendo telefónica.

El objetivo de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa de Telefónica España se fundamenta en la visión del Grupo, que consiste en mejorar la vida de las personas, facilitar el desarrollo de los negocios y contribuir al progreso de las comunidades donde Telefónica opera.

Bravo! es el primer programa de transformación global que involucra a toda la Compañía. Con esta iniciativa se avanza en la transformación de Telefónica para alcanzar los objetivos comunes marcados para 2012.  El programa se articula en cuatro pilares estratégicos: Cliente, Oferta, Plataformas y Cultura, que marcan el camino y las pautas para pasar de lo que hoy es Telefónica a lo que quiere llegar a ser.

Las estrategias de Responsabilidad social Corporativa llevadas a cabo por Telefónica se centran en sus principales grupos de interés:

Clientes: con el que se pretende tener un vínculo emocional y construir relaciones positivas. Para ello consideran imprescindible poner el foco en aquello que más valora y resolver sus necesidades en el primer contacto. Desde Telefónica se han llevado a cabo varios proyectos:

– El proyecto “Experiencia de Cliente”, cuyo objetivo es mejorar la satisfacción de los clientes y con el fin de desarrollar relaciones emocionales positivas y reforzar su lealtad.

– Proyectos globales como la progresiva implantación de la metodología Customer Journey en sus operaciones. Esta metodología persigue el rediseño continuo de las actividades de cliente con el fin de mejorar su satisfacción.

– Proyecto “Hecho para el Cliente” que tiene como objetivo garantizar que la experiencia del cliente en relación con Telefónica será la adecuada antes de comercializar un nuevo producto o servicio, poner una promoción en el mercado, realizar cambios de precios o en los servicios que disfruta.

– Atención al Cliente: desde el año pasado, los clientes cuentan con un servicio de asistencia técnica para resolver las dudas e incidencias en sus conexiones de banda ancha.

Trabajadores: el objetivo es lograr un solo equipo comprometido en torno a tres líneas de trabajo:un sólo equipo comercial que avance en la cohesión e integración promoviendo el espíritu de equipo Ilusionado y comprometido, incrementando la satisfacción de los empleados, a través de la cultura de valores, sustento de las promesas del Programa Cliente, feedback, formación, rotación y reconocimiento de logros.

Programa Bravo! se pusieron en marcha el pasado año diferentes actividades para implicar a todas y cada una de las personas que integran la organización en el proyecto de transformación, con acciones de motivación e incremento del sentido de pertenencia al grupo y a los valores de la empresa. Además se impartieron casi 2 millones de horas de formación a los empleados de la Compañía La formación se realiza de forma presencial y a través de plataformas online. Cada empleado dispone de un plan de formación que se construye en función del perfil de conocimiento y competencias, la estrategia de cada área y las políticas corporativas. Además, se han puesto en marcha programas de Coaching y de formación en idiomas.

Comunidad: Telefónica promueve iniciativas de acción social y cultural; patrocina actividades deportivas, culturales y sociales, y coopera con el mundo universitario.

Además la Fundación Telefónica trata de contribuir al desarrollo social de los países en los que opera el Grupo, desarrollando cinco grandes áreas de actuación transnacionales:

Educared: es un proyecto que tiene como objetivo contribuir a mejorar la calidad de la educación, fomentar la igualdad de oportunidades en los procesos de enseñanza y aprendizaje y mejorar la interactividad entre todos los agentes implicados en la enseñanza.

– Proniño: es un programa orientado a apoyar a menores en riesgo de explotación laboral, respaldo a docentes y centro de enseñanza, y creación del conocimiento en materia de explotación infantil.

Voluntarios Telefónica: tiene como finalidad incentivar, potenciar y canalizar los conocimientos y las inquietudes de los voluntarios en actividades dirigidas a los colectivos más desfavorecidos.

El fomento de la cultura, la educación, el deporte y la integración social, los pilares fundamentales de los patrocinios en España: patrocinios tecnológicos, culturales, eventos musicales,…

Competidores: Telefónica y sus competidores actúan en el mercado sujetos a las diferentes regulaciones sectoriales de comunicaciones electrónicas, a nivel nacional o supranacional, como es el caso del marco europeo de telecomunicaciones. Junto al marco regulatorio de telecomunicaciones, Telefónica está sometida, como cualquier otra compañía, a la regulación horizontal de competencia, lo que implica adoptar conductas respetuosas, tanto con sus competidores como con el propio mercado, con el objetivo último de garantizar el bienestar de los consumidores.

Proveedores: Telefónica es una Compañía comprometida con el progreso económico y social en los países en los que está presente. Este compromiso se concreta en el alto volumen de compras adjudicado a proveedores locales

 

Telefónica realiza una encuesta a sus principales proveedores para conocer su nivel de satisfacción e identificar aquellos aspectos que son valorados positivamente y cuáles son susceptibles de mejora.

El Portal del Proveedor es la herramienta a través de Internet dispuesta por Telefónica para proporcionar a sus proveedores un procedimiento ágil de inscripción en su catálogo de compras, además de información sobre el modelo de compras y responsabilidad en la cadena de suministro, el listado de productos y servicios que compra Telefónica, y las herramientas disponibles para desarrollar los procesos de compra y venta.

Tanto por su presencia internacional como por el impacto y volumen de sus proveedores directos, el Grupo Telefónica tiene establecida una estrategia orientada a establecer y fomentar en toda su cadena de suministro el cumplimiento de estándares éticos, laborales, ambientales, seguridad y salud. El mantenimiento de su compromiso en 2010, le ha permitido por segundo año consecutivo, recibir el reconocimiento de mejor práctica por el Dow Jones Sustainability Index (DJSI), índice que considera los estándares para los proveedores como un aspecto clave en la dimensión social de la sostenibilidad. Además, este reconocimiento permite a Telefónica encabezar el DJSI en el sector de telecomunicaciones.

También desarrolla procesos de formación y sensibilización. En 2010, en continuidad con la línea asumida años atrás, Telefónica trabajó en la formación de sus proveedores encaminada a fortalecer la cultura de Responsabilidad Corporativa en el negocio y a establecer un proceso de mejora continua en la totalidad de la cadena de suministro.

Con las estrategias de Responsabilidad Social Corporativa llevadas a cabo por Telefónica se pretenden evitar riesgos reputacionales, ya que a raíz de los escándalos que tuvieron lugar en el año 2009, Telefónica hizo un cambio de marca quedando el peso del rol corporativo e institucional en la marca Telefónica que se reserva para hablar con las instituciones, accionistas e inversores, clientes, sociedad y empleados, mientras que Movistar es la marca bajo la que se articula la oferta comercial.

Como hemos analizado anteriormente Telefónica está proyectando mucha de su actividad en estrechar lazos con sus grupos de interés, de esta forma se pretenden enfocar las estrategias, implementadas por la empresa, como una forma de mostrar una empresa preocupada por sus trabajadores y los principios de sostenibilidad.

 

 

Castellano II

Grupo 3

María Poy López

Olatz Ripoll Uranga

Miguel Moraga Ruiz de la Muela

Roberto González Fernandez

 

 


LA CATEDRAL DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Me gustaría aprovechar esta entrada para contaros qué es “La Catedral de las Nuevas Tecnologías”. La Catedral es un espacio de promoción de la innovación y la tecnología desde el que impulsar las sinergias entre emprendedores y empresas. Es una iniciativa del Ayuntamiento de Madrid, y entro muchos otros aspectos interesantes, podemos encontrar la Red de Innovadores. Se trata de una plataforma online gracias a la cual todo aquel innovador que tenga algo en mente o se le haya ocurrido una idea, puede llenarla de valor. Es un punto de encuentro entre innovadores y empresas dispuestos a abordar proyectos de forma conjunta.

Navegando por la web de La Catedral, me he dado cuenta de que nuestra ciudad está llena de gente creativa con ganas de hacer cosas diferentes. En La Catedral puedes encontrar tanto ideas esperando colaboradores para sacarlas adelante en forma de proyectos, como también algunas que ya se están implementando. Entre todas ellas he encontrado muchas cosas interesantes, pero me ha llamado la atención especialmente una de la que me gustaría hablaros: Hogar Digital.

 

El Demostrador del Hogar Digital es una iniciativa puesta en marcha por AMETIC, que consiste en la recreación de una vivienda real en la que se pueden ver integrados el conjunto de sistemas, dispositivos, infraestructuras y servicios que componen el hogar digital del s.XIX. Un lugar donde los visitantes pueden actuar de manera real y cercana con los diferentes servicios, equipamientos y soluciones que ofrecen en la actualidad las empresas para el nuevo modelo de Hogar Digital.

La iniciativa de hogar digital quiere contribuir a la mejora de la calidad de vida de sus usuarios mediante el diseño de un hogar sostenible y eficiente, consiguiendo optimizar sus características en cuanto a seguridad,  confort, ahorro energético, ocio y entretenimiento, comunicaciones, accesibilidad, sostenibilidad y adaptación medioambiental de los edificios.

Si os metéis en la web http://www.hogardigital.ametic.es/ veréis que podéis acceder al simulador de una casa, con cada una de sus habitaciones y diferentes espacios funcionales. Cada uno de los espacios esta repleto de desplegables en forma de “+” o “>>”.Al pinchar en ellos se abre un desplegable donde nos aportan ideas de nuevas tecnologías que puedes instalar en tu casa, para minimizar el consumo de energía y hacer tu casa más cosas. Además de la información detallada de la tecnología te da la marca o casa de fabricación en la que lo puedes encontrar. Entre otras cosas podemos encontramos sugerencias de termostatos, sistemas domóticos, pulsadores, interruptores, dispositivos multimedia, purificadores de aire, programadores, videoporteros, estaciones meteorológicas, paneles solares, etc.

Parece una herramienta útil y sencilla para la aplicación de nuevas tecnologías dentro de casa, un “cajón lleno de idea” para mejorar nuestros hogares.

Este es sólo uno de los proyectos e ideas que se pueden encontrar en La Catedral, así que ya sabéis, si tenéis un proyecto y buscáis ayuda para sacarlo adelante o si necesitáis profesionales que aporten más valor a vuestras ideas, podéis encontrar una ayuda en esta Red de Innovadores.

 


¿Basura o fuente de materias primas?

Como hemos visto en las últimas semanas, a partir de los residuos que se generan en un lugar podemos conocer qué tipo de sociedad habita en el mismo. En base a esto, ¿qué es lo que nos cuentan nuestros propios residuos acerca de la sociedad actual?

Principalmente que nuestro día a día está basado en el modelo de “usar y tirar”. Si nos parásemos a pensar en la cantidad de cosas que desechamos en un período de tiempo de 24 horas, nos asombraríamos del volumen de residuos que generamos cada uno de nosotros.

Esos residuos los denominamos comúnmente como “basura”, y este es un término que, al menos en España, está ligado al concepto de algo que debe ser enterrado bajo tierra porque no sirve para nada. Esto refleja un grave problema de sensibilización. Deberíamos darnos cuenta, más notablemente en nuestro país, de que basura significa medio ambiente, economía, riqueza, materias primas, empleo y muchas otras cosas que hasta el momento muchos no han sabido ver.

El ritmo de crecimiento de la población mundial es escalofriante, de manera que debemos hacernos conscientes de que, si seguimos “usando y tirando” todo lo que cae en nuestras manos, los que vienen detrás nunca verán todo que nosotros  tenemos el placer de disfrutar. Y entre esas cosas, sin duda cabe destacar el abastecimiento de materias primas.

Los principales conflictos bélicos a nivel mundial tienen como base la posesión o explotación de recursos naturales. Todos conocemos guerras por el petróleo, gas, diamantes, coltán, etc, etc. Es por ello que me parece una idea magnífica el reciclar y reutilizar todo lo valioso que contienen nuestros residuos. Puesto que la cantidad de residuos que generamos es inmensa, en inmensa se convierte la fuente de materia prima que podemos recuperar, evitando la sobreexplotación de los recursos naturales.

Sin duda, la potencialidad de esta actividad generaría un impulso de la “green economy”, generando riqueza y empleo en los países en los la desarrollen. Así que a mi parecer, resulta realmente interesante que la Unión Europea lance esta nueva línea de actuación como doble herramienta, mejor gestión y aprovechamiento de los residuos e impulso de la economía.

Creo que, aunque en España no estamos tan concienciados con la necesidad de un desarrollo sostenible como lo están los países del norte de Europa, la posibilidad de que el reciclaje y la reutilización de residuos pueda impulsar nuestra economía y crear posibilidades de empleo como cualquier otra actividad industrial puede ser una buena estrategia para cambiar la percepción de nuestra relación con el medio ambiente, pasando de verlo como una “tendencia o modernismo” a algo con mucha más relevancia en nuestro día a día. De manera esperanzadora, creo que podría ser un buen comienzo para un cambio en nuestra forma de vida y en la percepción que muchos tienen de que los recursos naturales son infinitivos e imperturbables.

 


PALM ISLANDS: UN PROYECTO LLENO DE RETOS

“Un proyecto lleno de retos” no es suficiente para definir el ambicioso proyecto de las Islas Palmera que se encuentra en la costa del emirato de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos.

Como capricho del jeque árabe Mohammed, en mayo de 2002 se plantea la construcción de las tres islas artificiales más grandes del mundo, con el objetivo de posicionar a Dubai como el destino por excelencia del turismo de primera clase. También conocido como la Octava Maravilla del Mundo, las islas son construidas para soportar más de 60 hoteles de lujo, 4000 villas residenciales, 1000 casas únicas, 5000 apartamentos costeros, puertos deportivos, parques temáticos acuáticos, restaurantes, centros comerciales, spas, cines, etc, etc.

El complejo está constituido por tres islas diferentes: Palm Jumeirah, Pal Jebel Ali y Pal Deira, y supone un aumento de la superficie costera de Dubai en 520 km.  El diseño del complejo corre de la mano de Helman Hurley Charvat Peacock, y empresa encargada de llevar a cabo tal azaña es Nakheel Properties.

Pero, ¿cómo se ejecuta un proyecto sin precedentes como el que supone la construcción de las islas? Sin duda, aceptando muchos retos y estando expuestos al surgimiento constante de complicaciones a la hora de llevarlo a cabo, y de eso me gustaría hablar.

Los ingenieros comienzan el proyecto con el reto de llevar a cabo la obra con el uso casi exclusivo de materiales naturales en la construcción, de manera que se integre completamente en el entorno, esto quiere decir ni hormigón ni hormigón. Es por ello que la única manera de proteger la estructura es la construcción de un rompeolas, para lo que hicieron falta 94 millones de m3 de arena y 7 millones de toneladas de roca. Para ello se comienza la extracción de roca de 16 canteras diferentes por todos los emiratos árabes, con el impacto medioambiental que ello conlleva.

A continuación comienza el reto de la construcción de las islas. La isla de La Palmera está compuesta por básicamente 94 millones de m3 de arena. De manera irónica, y aunque parezca que Dubai pueda tener toda la arena que jamás pueda necesitar, esta no es la adecuada para el trabajo, ya que es muy fina y el grado de adhesión de las partículas es demasiado bajo, de manera que se ven obligados a extraer arena más apropiada a 11 km más adentro. Una vez encontrados los recursos se enfrentan al hecho de darle forma de palmera a la isla. Durante el transcurso de dicho trabajo, se dan cuenta de que la isla no está progresando adecuadamente en cuanto a la morfología de la misma. Como solución, suponiendo un incremento abrumador de los costes a mitad de la ejecución del proyecto, deciden hacer uso del satélite IKONOS, a 700 km de altura en el espacio. De esta manera, los ingenieros podían vigilar el desarrollo de la isla mediante imágenes de satélite.

El hecho de construir una isla sólo con arena genera un importante problema de estabilidad, siendo susceptible al movimiento de las olas a su alrededor. Es cierto que con el tiempo, la arena se compacta de manera natural, pero precisamente tiempo es lo que no tienen los ingenieros. La isla debe soportar una carga de 100.000 personas, además del hecho de que Dubai descansa en una zona de terremotos. El equipo llega a la conclusión de que necesitan una capa compacta de arena con una profundidad de 12 metros, aplicado con una técnica especial basada en principios de licuación. Esto supone más tiempo, más maquinaria, y más recursos económicos.

Con el análisis de solamente algunas de las adversidades del proyecto salta a la vista la cuestionabilidad de los conceptos de viabilidad y eficiencia del mismo. Lo cierto es que de una manera o de otra, Dubai ha conseguido que se hable de este megaproyecto por todo el mundo.

 


¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN PARAGUAY..?

 


El resurgimiento del mercado del oro

El oro se ha utilizado como valor dinerario desde hace más de cinco milenios, como pago por bienes y servicios. Y no hace tanto que dejó de ser así: hace apenas cuarenta años, por una mera voluntad política, se decidió abandonar el patrón que obligaba a respaldar el papel moneda en circulación con una determinada cantidad de oro.

La idea era perfecta porque el papel se puede fabricar y emitir sin dificultades, basando una mayor masa en circulación en una expectativa de crecimiento económico futuro, lo que abría el camino hacia un apalancamiento financiero, hacia el crecimiento de la deuda y hacia la devaluación del papel moneda hasta límites insospechados.

Un billete de cien euros es percibido casi exclusivamente como un valor monetario, algo que se puede cambiar fácilmente por bienes y servicios. Pero esa visión cambia cuando lo que se tiene delante es un pequeño lingote de oro de 999 milésimas, de 2,5 gramos de peso. El equivalente monetario de hoy es el mismo, unos cien euros, pero muy pocos apreciarán ese valor de intercambio económico que también tiene el trocito de brillante metal. Algunos verán un trozo de material, al que se le pueden dar muchos usos industriales, pero nada más.

Pero a la vista está que 5.000 años de historia son difíciles de borrar, desde hace unos pocos años se está recuperando la visión del oro como un elemento de inversión financiera.

Porque la directiva Comunitaria Europea 98/80 de 12 de octubre de 1998, equipara fiscalmente (al dejarla exenta del impuesto sobre el valor añadido) la inversión en oro a cualquier otra inversión financiera.

Este repunte del oro como inversión se aprecia bien con algunos datos: en la demanda que acapara la extracción de oro para inversión es llamativo el incremento del número de toneladas adquiridas, pero el incremento es aún más significativo si se contempla en términos de dólares invertidos, al pasar de los algo menos de 36.000 millones de dólares utilizados en el año 2008 a los más de 72.000 millones invertidos en compras de oro en el ejercicio 2011.

Sin embargo, entre los que ven el oro como un instrumento de inversión financiera, muchos siguen sin apreciar con claridad el oro como activo dinerario.

Hay unos pocos inversores y expertos que conservan o han recuperado la percepción del valor dinerario contenido en cada gramo de oro, y que observan el debate con cierta incredulidad, porque son conscientes de que su oro, en realidad, está poco más que manteniendo el poder adquisitivo de su patrimonio.

 


FRED PERRY

La conocida firma inglesa Fred Perry es icono de la cultura y estilo más profundamente inglés. Manteniendo la sobriedad del estilo clásico británico y cuidando los detalles y las combinaciones de colores como nadie, la tradicional marca es una de las responsables del “British Style”.

Fred Perry está presente en todas las manifestaciones culturales juveniles que se han dado en el Reino Unido. El polo ha sido la prenda estrella desde el comienzo de la marca, convirtiéndose en una clara referencia e imagen de la misma.

 

Con los años el polo de Fred Perry ha surgido como una opción para los diversos grupos de adolescentes a lo largo de la década de los 1960 y 70. Comenzó con los mods y su obesita manera de vestir pulcra y delicada, prosiguió con los skins, con los fans, con los punks y así sucesivamente. Aquí tenemos un ejemplo de un producto con éxito, la creación de un estilo de vida

Con más de 100 años de historia, “Fred” encarna el espíritu y la energía de la creatividad. Reinventándose con el paso del tiempo, pero sin dejar de ser fiel al más purista de los estilos. Una marca que ha conseguido entrelazar la moda con la cultura juvenil, la historia intensa historia del Britpop de tierras inglesas.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies