Reducción de stock, a cualquier precio?

Disponer de stock permite a las empresas garantizar un flujo constante de bienes a los productores y consumidores, así como asegurar el flujo constante de capitales que llegan a su negocio. Sin embargo, la manipulación y el almacenamiento de los materiales conlleva una serie de costes de almacenaje, obsolencia, etc.
La implementación de un sistema JIT ofrece una serie de ventajas frente a los sistemas tradicionales como son: la reducción de inversión en inventario, de los costes de producción, de las necesidades de espacio de almacenaje, y de los defectos y del impacto de la obsolencia, así como un aumento de la calidad.
Sin embargo, todo lo bueno tiene algo malo, y en el caso del JIT también existen una serie de riesgos asociados a su implementación. Estos están principalmente asociados al suministro de materias prima, y su efecto es un incremento de la vulnerabilidad frente a incidencias que mermen el mismo, así como al incremento de la dependencia de los proveedores.
Para amortiguar estos efectos es preciso por un aparte, llevar a cabo una exhaustiva reevaluación del proceso productivo a fin de detectar y eliminar aquellas actividades que no aportan valor añadido. Por otra, convertir a tus proveedores en tus mejores amigos, estableciendo una relación que fomenta la visibilidad, la comunicación y la confianza. Esto permitirá a su vez que parte del control de la calidad se traslade al proveedor dado que el sistema JIT precisa que el inventario esté listo justo en el momento que se necesita, y por tanto no hay margen para rectificar la recepción de materias defectuosas. De este modo se reducen también los costes de inspección y de devolución de inventario estropeado.
Está claro que existen factores difíciles de controlar por parte de la empresa dentro de la filosofía JIT, como un incendio que arrase las instalaciones de su proveedor, o un cierre del espacio aéreo por una huelga, con el consecuente efecto negativo en la imagen de la misma y su relación con sus clientes. No obstante los beneficios de estos sistemas son muchos, y ya sabemos que el que no arriesga no gana.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies