Acaso las mayores gestoras de RRHH no deberían implantar un HRMS?

Mis reflexiones en este post se centran sobre la gestión del capilta humano realizada por las oficinas de empleo. Sin duda contarán con personal cualificado y formado para su puesto, pero está claro que su funcionamiento no se dapta a las necesidades sociales.
Quiero comentar mi caso, cuando hace 6 años finalicé mis estudios de doctorado. Terminado mi contrato fui a darme de de alta en la oficina de empleo, en la que figuro como licenciada dado que no permitía incluir titulaciones más altas (está claro que los doctores no hemos sido nunca de mucho interés aquí). Tras cubrir los formularios necesario, me llamaron para participar en un curos de gestión de la calidad. Hasta ahí, todo bien. Pero qué pasó al finalizar este? Pues que me volvieron a llamar para una sesión innformativa sobre reciclaje de profesionales. En la misma, se me propuso, formarme para ejercer de carnicera. Con todos mis respetos a la profesión se me cayó el alma a los pies. Después de 10 años de formación técnica, 3 idiomas, una patente internacional, en este país se me ofercía la posibilidad de hacerme carnicera.
Hablando con mi jefe hace algún tiempo sobre los programas formativos y de reciclaje de las oficinas de empleo, este me comentaba que existían numerosos estudios en Estados Unidos que estaban poniendo de manifiesto su ineficiencia. En este caso me comentaba el hecho de personas, que por poner un ejemplo, habían trabajado en la construcción, al tratar de reciclarles se les daba formación sobre, por ejemplo, gestión de la innovación. Esas personas, se creían luego preparadas para buscar trabajos en ese perfil, pero esto no es así. La formación impartida es normalmente poco especializada, con un peso reducido de la formación específica y una duración insuficiente de los cursos. Además estas personas atesoran una dilatada experiencia en el área en que ejercían su trabajo, pero no en la nueva en la que se les había formado. Por ello confluían dos circunstancias, dejaban de buscar trabajo en el área en el que eran expertos, y centraban sus esfuerzos en un campo en el que sus posibilidades eran prácticamente nulas. Resultado? No encontraban trabajo.
Estas reflexiones me llevan a plantear la necesidad de llevar a cabo evaluaciones de las competencias, y de las necesidades formativas reales de los desempleados, diseñando programas que realmente resulten efectivos y eficientes, e itinerarios adecuados al perfil. Esto implica un cambio profundo en el sistema actual, y un volumen de recursos humanos dedicados a estas taeras muy superior. Pero, en la situación actual, no es esto una necesidad?


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies