Cómo hacer una empresa eficiente desde el punto de vista de los costes

La clave para una reducción en los costes de actividad de la empresa es el continuo de análisis de situación para la adopción de decisiones que permitan incrementar de forma considerable la competitividad de la empresa mediante la mejora continua de los productos, servicios y procesos.
Este análisis toma como punto de partida la definición de un conjunto de actividades (misión, visión, objetivos, fortalezas y debilidades, las oportunidades y amenazas del entorno, etc.) que de forma armónica (siguiendo una metodología), para así establecer la estrategia corporativa.
Todas las actividadades se evaluarán de forma continua con el fin de reformular la estrategia definida, su implantación y evaluación.
El análisis de la situación hace referencia tanto a las cuestiones internas como externas a la empresa. Entre las cuestiones internas se encuentran tanto la fijación o determinación de los valores, como de las misiones, visiones y objetivos de la corporación.
Una manera eficaz y eficiente de reducir costes no debe estar basada en el recorte de los mismos, sino en su gestión.
La gestión de costes implica supervisar los procesos de desarrollo, producción y venta de productos o servicios de buena calidad, intentando reducir los costes o mantenerlos a niveles objetivos.
En los mercados actuales los clientes y consumidores exigen una mejor calidad a un menor precio y una entrega puntual, lo cual puede también formularse como una más alta relación satisfacción (calidad + servicio) / precio.
Cuando la gerencia sólo nos centramos en la búsqueda de precios más bajos simplemente procede a la reducción de costes, viéndose la calidad seriamente afectada.
Gestionar los costes en la empresa implica:
1. La planificación de costes para maximizar el beneficio.
2. La reducción sistemática de costes.
3. La planificación de la inversión.
La mejor manera de reducir los costes en la empresa es mediante la detección, prevención y eliminación sistemática del uso excesivo de recursos. Para ello, deben abordarse de forma simultánea estas actividades:
1. Mejora de la calidad.
2. Mejora de la productividad.
3. Reducción de inventarios.
4. Reducción de las líneas de producción.
5. Reducción del tiempos muertos.
6. Reducción del espacio utilizado.
7. Reducción del tiempo total del ciclo.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies