Dirección Opuesta

Por radical que pueda parecer, lo cierto es que siempre hay un camino en dirección opuesta.

 

Estamos obsesionados con lo que se hace, con lo que «supuestamente hay que hacer», con lo que «todo el mundo está haciendo».

 

El problema viene cuando lo que supuestamente hay que hacer o lo que todo el mundo está haciendo no está al alcance de nuestras manos.

 

Peor aún: Cuando todo eso que supuestamente habría que estar haciendo ni siquiera funciona.

 

El espejo retrovisor, al cual consultamos cada vez menos, mantiene muchas veces a la dirección opuesta en el punto ciego. Y tendríamos que mirar mejor, ya que el rumbo que llevamos no siempre parece del todo acertado -Por decirlo suavemente…

 

 

[Leído en un avión hace ya algún tiempo]


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies