Las empresas digitales canibalizan a las “analógicas”

Cada día el mundo parece avanzar más deprisa. Los mercados evolucionan rápidamente y las empresas tienen que adaptarse a ellos. Por eso hoy en día hay grandes oportunidades para pequeñas empresas, ya que gracias a su pequeño tamaño ofrecen una mayor velocidad de reacción y de flexibilidad para adecuarse a los deseos de los clientes. Pero, ¿qué pasa con las grandes empresas? Existen una gran cantidad de empresas que podríamos denominar tradicionales. Empresas que prácticamente llevan toda la vida existiendo y que últimamente lo están pasando mal, y no sólo por la crisis. El mundo digital se esta extendiendo por todos los mercados y las empresas tradicionales no están sabiendo adaptarse. Son estructuras demasiado rígidas y acostumbradas a unas formas de trabajo que poco a poco están dejando de ser efectivas. No tienen una experiencia digital y el coste de incluirla en la organización es demasiado alto. Así que su posición ha sido sencilla: negar la realidad y explotar el mercado mientras puedan.

¿Por qué empresas como Google o Apple están cada día en más mercados? Estas dos empresas, entre otras, son dos grandes empresas que han nacido siendo digitales. El paso de un mercado digital a otro digital es mucho menos costoso que el paso de un mercado tradicional a uno digital. Los conocimientos y la experiencia de lo digital se pueden reutilizar en diferentes mercados “digitales”, e incluso algo mucho mejor: los mercados digitales se pueden integrar y se pueden aprovechar las sinergias resultantes.

Voy a pararme un momento a reflexionar sobre Google y Apple. Una empezó siendo un buscador y apenas tiene más de 10 años y la otra comenzó con los ordenadores personales. Fijándonos únicamente en los últimos 10 años estas dos empresas se han introducido en los mercados como la música, los libros, la televisión, los videojuegos, los móviles y los coches (que se conducen solos), entre otros. Y ¿cuantas empresas de alguno de esos mercados se ha introducido en otro digital? Yo creo que muy pocas y prácticamente ningún caso significativo que mencionar.

Visto esto es muy fácil describir lo que esta pasando pero muy difícil de predecir cual será el siguiente movimiento acertado. En mi opinión hay un elemento común a todo este mundo digital que es el procesamiento de la información. Si tuviera que apostar por cuál será la siguiente revolución diría que las próximas grandes empresas serán aquellas capaces de procesar gran cantidad de datos y extraer información útil y personalizada para los usuarios, y además haciéndolo utilizando información de los contactos de estos usuarios (las recomendaciones). En este aspecto Facebook tiene mucho que aportar pero ahora mismo es demasiado grande para crecer como empresa de análisis de datos. Por supuesto no es bueno poner todos los huevos en la misma cesta, así que además de apostar por las empresas de tratamiento de datos mi otra apuesta personal es la conciencia artificial, una apuesta más lejana en el tiempo.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies