Gestión de equipos en situaciones de estrés y crisis

Todos somos capitanes de barco con viento en popa y mar en calma. Pero los verdaderos capitanes son los que continúan al mando dirigiendo correctamente el barco en medio de una tempestad.

Cuando todo va bien no hacen falta grandes habilidades ni destrezas por eso muchas organizaciones han funcionado estupendamente hasta que ha llegado la crisis. Ha sido en estos momentos de necesidad cuando los gestores de las empresas se han visto obligados a tomar decisiones y su incapacidad de tomar la decisión correcta se ha puesto de manifiesto. En gran parte no es su culpa, son humanos y como tales están programados a responder de la misma forma a respuestas estándar (es la manía del cerebro por ahorrar energía de todos lados). Así que cuando llega una situación nueva y hay que esforzarse por entenderla, aprender de lo que sucede y tomar decisiones, nuestra vaguearía hace que hagamos lo mismo de siempre. Ante una crisis estas son las fases por las que todos pasamos:

  1. Incredulidad. O lo que es lo mismo, no es posible que esto este pasando, y como no es posible seguro que se arregla sólo en poco tiempo.
  2. Comprobación. No es posible que siga sucediendo lo mismo, hay que comprobarlo de nuevo. Los rumores durante esta fase se disparan, la demanda de información para conocer que es lo que esta pasando crece exponencialmente. Básicamente lo que ocurre es que queremos aferrarnos a una interpretación conocida de la situación actual y eso no es posible, porque es una nueva situación.
  3. Miedo. No tengo una respuesta preestablecido ante esta nueva situación, así que las opciones son dos: hago algo cuyas consecuencias desconozco o me invento unas consecuencias que no son reales y actúo en consecuencia (caos); o hago algo rutinario para engañarme y hacerme pensar que aún estoy en la zona de confort (parálisis).
  4. Aprender. Hasta que el miedo no se comprende como una falta de habilidades o recursos para afrontar la nueva situación, no se es capaz de empezar a aprender para adquirir esas nuevas habilidades que nos servirán para afrontar la crisis.
  5. Actuar. Cuando ya contamos con el conocimiento suficiente es cuando realmente nos podemos enfrentar a la nueva situación. En situaciones donde el tiempo es un factor clave es importante superar las primeras fases lo antes posible, ya que sólo las fases de aprendizaje y actuación van a aportar algo positivo para superar la crisis.

Parte de estas reflexiones me surgen tras ver una gran clase de José Aguilar. Os la dejo para que la podáis ver. (Enlace original: Gestión de Equipos en Situaciones de Estrés y de Crisis). Pero antes un par de frases que me han gustado de la clase:

En momentos de crisis la experienca es importante pero no suficiente.

La vejez psicológica (cuando se decide dejar de aprender) responde más a una decisión personal que a una cuestión de tiempo.

Curriculum vite: el cementerio de nuestros éxitos.

El poder si no esta sujeto a control se corrompe.

Vemos el mundo por una lente, la de nuestra experience y nuestras expectativas.

En tiempo de calma no hacen falta líderes, sino gestores. Los líderes son para los momentos de crisis. Un lider es una persona pasional, un gestor es totalmente racional.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies