La universidad huye del talento

“Fuga de talentos. Los cerebros se van de España”

Esta frase ya parece un eco repetitivo que se escucha de fondo en todo el país. Es un problema y muy serio, pero que se ve paliado mientras se sigan generando “talentos”. Pero parece ser que queremos a toda costa que no haya ningún tipo de talento en este país. El tener un título se ha convertido en un requisito imprescindible para tener un trabajo “digno”. Las universidades han visto el negocio y han transformado la enseñanza en una competición por ganar el mayor número de estudiantes donde ya no importa la calidad de los mismos. El nivel en la universidad baja, porque ¿cómo es posible que haya tanto suspenso? Nadie es capaz de justificar la respuesta a esta pregunta y evitan que se repita una y otra vez después de cada examen. Ahora aprobar es mucho más sencillo. De la universidad ya no salen personas con un gran conocimiento sino personas con un título que las acredita como aptas para trabajar. Los títulos ya no valen tanto en el mercado. Los salarios de los titulados bajan. Inevitable, es la ley de la oferta y la demanda. El talento ahora ya no es tan fácil de encontrar entre tanto diploma. Las empresas se quejan que los titulados no salen preparados. Normal.

¿Y qué hay de los profesores universitarios? Desde mi experiencia he conocido a dos tipos de profesores. Personas que por vocación han escogido investigar y enseñar, y que tienen un gran talento. A estas personas el salario era lo de menos, son buenos en lo que hacen, disfrutan haciendolo. Y luego esta el otro tipo de profesores, que bien por la comodidad de trabajar en la universidad sin dar un palo a agua o porque sencillamente no valen para trabajar en una empresa privada, se creen capaces de transmitir el conocimiento que no tienen a alumnos. Nunca escucharéis a nadie decir que es profesor en la universidad por lo que se gana. Antes daba para vivir, ahora les bajan el sueldo. ¿Conocéis esa bajada de sueldo que en estos últimos años esta siendo habitual en los funcionarios? Pues si eres profesor de universidad, funcionario o no, se te aplica. Cada día hay más alumnos en últimos años de carrera ganando más que sus profesores (al menos esto es así en las carreras técnicas). ¿Tiene sentido? y si a ese factor le sumas el hecho de que los recién titulados tienen unos salarios de risa, ¿tiene aún más sentido?

¿Qué pasará con los profesores? La situación no parece sostenible. Los que no valen seguirán en la universidad porque no tienen donde irse, pero ¿y la gente que vale? Esos profesores a los que se les escucha anonadados mientras dan clase porque nos están descubriendo un mundo de conocimiento totalmente nuevo. Muchos ya se han ido. Otros muchos, ya están pensando donde irse en un par de años. De aquí a unos años sólo quedarán buenos profesores que estén en la fase final de su carrera. Estamos avocados a erradicar cualquier resquicio de buenos profesores en la universidad. Ya no existe motivación para los buenos investigadores y docentes a trabajar en la universidad. Además, la política se está encargando de que esto continúe así durante mucho tiempo. No hablo solo de la política del gobierno, sino también del esquema jerárquico que se ha establecido en la universidad. Del que no voy a hablar hoy porque daría para un par de libros.

La gente con talento y vocación seguirá investigando y desarrollando sus ideas. Por muy difícil que se lo pongan ellos encontrarán la forma, y el lugar para hacerlo. Para los que no creen o no apuestan por el conocimiento, el progreso y la innovación, a todos esas personas sólo os diré que da igual que luchéis porque el mundo no cambie y siga como esta. Hay gente con vocación, ganas y talento suficiente para logra que el mundo siga avanzando. Ir en contra del avance sólo os dejará atrás en el camino.

No es el talento el que huye de este país, es este país el que huye del talento.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies