MBA: segundo mes. Reflexión 2011 y 2012

Podía haber decidido hacer un MBA otro año o podría incluso nunca haberlo hecho sino se hubieran dado las circustancias oportunas. Lo que tengo claro es que decidí hacer un MBA para dar un giro en mi vida, no solo profesional sino también personal. Creo que esta también es en el fondo la motivación de muchos de mis compañeros, dar un giro en su vida profesional y personal. Mi vida personal y profesional van a cambiar en el sentido de que el MBA me va a aportar (o eso espero) nuevos conocimientos en cuanto a la gestión de empresas, una mejor visión del mundo global en el que vivimos, contactos profesionales y, por supuesto, que me va a dejar buenos amigos. Y, ¿cuál ha sido el giro en mi vida? Dejarlo todo por una idea.

No sé cuando empezó mi gusanillo por intentar montar una empresa pero nunca había decidido dar el paso de abandonarlo todo por intentarlo. Sabía que tenía que ser antes de los 30 porque luego uno ya se vuelve más conservador y con menos ganas de arriesgar. Cada año que pasaba tenía más ganas pero no fue hasta este último cuando decidí que era el momento. Antes mi objetivo era que antes de acabar el MBA, para lo que queda menos de un año, haber conseguido crear un negocio que funcione. Pero escuchar tantas veces tantas pegas y tantas miradas de qué estas haciendo con tu vida, ha hecho que me replantee mis objetivos personales. Ahora lo que pretendo es que la experiencia de intentar montar un negocio no me deje indiferente. Me da igual si funciona o no, al final en la vida importan más las experiencias que el numerito que aparece en nuestra cuenta corriente. Ahora, cuando escucho algo negativo sobre lo que estoy haciendo les digo:

“Ya sé que puede ir todo mal, lo sé mejor que tú porque me estoy pegando con ello todos los días, ¿y qué más da si fracaso? la experiencia no me la quita nadie. ¿Y si sale bien qué? Si no lo intento no lo sabré. Lo que no quiero es quedarme estancado en mi vida preguntándome que pasaría si lo intento”.

Después de esas palabras he visto muchas miradas bajarse y caras de reflexión. Rara vez me vuelven a decir algo negativo sobre intentar montar un negocio y se limitan a preguntarme que cuando van a poder ver resultados. Pero eso es algo que requiere tiempo y no se puede crear algo de un día para otro y mucho menos que empiece a dar dinero desde el día 0. Pero tranquilos que algún día de este año tendréis noticias mías. Y si no funciona mi plan A, tengo un plan B, un plan C y sé que durante este año me van a aparecer muchas ideas nuevas en mi vida.

Mi propósito para este año 2012 es evitar preguntar ¿qué pasaría si…? y descubrirlo por mi mismo.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies