Gestión proactiva de la creación de valor para el accionista.

Gestión proactiva de la creación de valor para el accionista

La principal consecuencia de la ausencia de liderazgo en el proceso de planeación, es que los ejecutivos se concentran en métricas erradas de creación de valor.

De ahí, que las organizaciones a raíz de darse cuenta de la importancia de este nuevo “ingrediente” en la gestión, identifican criterios a seguir, a fin de lograr la tan codiciada creación de valor, no solo de manera integral en la empresa, sino específicamente para los accionistas, que es el caso que nos ocupa:

  1. Es preciso entender como la empresa crea valor.
  2. Desarrollar sistemas y procesos de gestión enfocados en valor y como apoyo a la toma de decisiones.
  3. Mantener un sistema de gestión transparente.
  4. Focalizarse en el dialogo.

Existen infinitas definiciones de conceptos financieros y contables que nos podrían guiar sobre como encaminarnos adecuadamente en esta nueva tendencia de  la creación de valor para los accionistas, no  obstante, no pretendemos abarcar en lo absoluto tal nivel de profundidad en este breve enfoque.

Ahora bien, que significa crear valor:

…”Una búsqueda de valor dirige unos recursos escasos hasta sus usos más prometedores y a sus usuarios más productivos”… (Stewart, 2000).

Pero, ¿Cómo generar valor añadido para el accionista?

  1. …”Abandone la práctica de actualizar el flujo de caja y, en su lugar, actualice el EVA”[1] (Stewart, 2000)…
  2. Convierta a los directivos en propietarios.
  3. Estructure quirúrgicamente los balances.

¿Por qué el EVA?

Porque es el fundamento sólido sobre el que puede y debe construirse un sistema de gestión financiera de planificación de valor.

El paradigma ha cambiado:

Hoy los accionistas no sólo buscan recompensas en forma de dividendos y en forma de aumento de valor de sus acciones, sino que también desean perspectivas de crecimiento de la compañía a largo plazo, por tanto, el valor no solo depende  de lo que esperamos que ocurra en el futuro con el bien o servicio que pretendemos valorar, sino de nuestras expectativas. El problema es que el futuro es incierto; de manera que cualquier valoración de hechos futuros debe contemplar el factor riesgo.

Y por ende el resultado:

Valoración Justa y Credibilidad de la Empresa en el Mercado.

¿No creen ustedes que al final ese es el verdadero objetivo perseguido por  una gestión enfocada a la creación de valor por y para los accionistas?


[1] Es el único indicador que puede vincular la valoración futura y los procedimientos de presupuestos de capital, con la manera en la que la actuación puede ser evaluada subsecuentemente. (Stewart, 2000)


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies