Recortes en el gasto educativo

Al parecer, esta época de crisis da barra libre a la clase política para tomar cualquier tipo de decisión, que automáticamente se ve respaldada por la grave situación actual.

Sin embargo, parecen no ser conscientes (en realidad lo son perfectamente), de que este tipo de recortes en la enseñanza no hacen más que agravar una situación que ya de por sí era complicada.

Para ello, están jugando con la opinión pública, haciendo ver a la sociedad que la vida del profesor es pura jauja, en la que apenas se trabajan 20 horas semanales y a «ritmo caribeño». Nada más lejos de la realidad. Además de ser, generalmente, bastantes más de 20 horas – más bien el doble-, el trabajo del profesor no se limita al trabajo dentro del aula o centro. Se deben preparar y corregir trabajos, exámenes y ejercicios. Se deben resolver las dudas que puedan surgir al alumnado. El profesor está obligado a permanecer constantemente actualizado en las materias que imparte, tiene la obligación de preparar sus clases, y dar respuesta a las necesidades de sus alumnos, lo que conlleva una carga considerable fuera del centro. 

Espero que la sociedad sea pronto  consciente de esta situación, y de la importancia de una enseñanza de calidad de cara al progreso. Confío en ello.

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies