BIOECONOMIA FORESTAL Y ECONOMIA CIRCULAR

svqevmck9pe-john-priceCada vez con mayor frecuencia, el sector ambiental se nutre de nuevos términos que, en cierto modo, tratan de tomar el relevo a otros tantos que han perdido, o están a punto de hacerlo, su significado original como consecuencia del abuso que se hace de ellos. Parece que en este mundo global, las palabras, al igual que los objetos, tienen la obsolescencia programada en origen y que ésta es cada vez más precoz.

En este momento, el término emergente es La BIOECONOMIA que más que nacer, se rescata del olvido porque ésta siempre ha existido. Por tanto mi propósito, a la hora de dar a la luz  este artículo, no es tanto definirla y defender lo que ha sido a lo largo de la historia, como intentar convencer a todos los que se acerquen a este foro de que es la garantía de continuidad de la actividad económica y el progreso de la humanidad.

ok7bpf_xcn4-dakota-roos

Como es obvio, la solución no estriba en una vuelta radical y naif a la situación pre industrial. Todo lo contrario, la bioeconomía moderna debe mirar al futuro. Comprendiendo los procesos biológicos, aprovechando los conocimientos científicos y aplicando la razón, podremos contribuir al desarrollo de una nueva economía basada en un sistema productivo más eficiente, más limpio y por ende más sostenible, de manera que se satisfagan nuestras necesidades actuales sin comprometer las de las generaciones futuras.

3tdvwonxvbw-collie-coburnAhora bien, dentro de este esquema, en esta ocasión me quiero centrar en el componente forestal de la bioceonomía, y no sólo porque este sector suponga la principal infraestructura biológica de la Unión Europea o porque ocupe más de la mitad de la superficie española, si no que porque supone un recurso renovable clave, solidario y resilente que nos brinda la oportunidad de repensarnos el concepto de economía y cambiar de una vez por todas el paradigma de la economía lineal por el de economía circular.

Pero, además de la dimensión filosófica de este concepto, que someramente acabamos de abordar, su aplicación práctica se podría poner en marcha en un plazo muy corto, entre otros, en los siguientes sectores:

Sin embargo y con ser importante lo anteriormente abordado, hay otros aspectos transversales  de la Bioeconomía Forestal que no se pueden obviar:

En resumen, podemos decir que a partir de la biomasa se puede producir lo mismo que a partir del petróleo y que en España tenemos una cantidad ingente de recursos forestales homogéneamente distribuidos por nuestra geografía y disponemos de la tecnología necesaria para sacar el máximo provecho ellos, por lo que para que esa bioeconomía forestal ocupe el puesto que se merece, tan sólo le falta el impulso político y el desarrollo normativo estable que permita ponerla en funcionamiento.

 

Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedInShare on Facebook


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies