Viejas y nuevas leyes del management (1/11). Introducción

Como todo cambia, o mejor dicho, todo ha cambiado y seguirá cambiando, también las leyes esenciales que gobernaban el management han cambiado. En los últimos 20 años parecían bastante estables dentro de una evolución o una transformación lógica impuesta por la innovación, la tecnología y la consabida globalización.

Lo ocurrido en los dos últimos años ha mandado a la basura casi todos los criterios y principios que parecían de obligado cumplimiento. Se han quedado viejas las modernas leyes del management y sobre todo han quedado superados sus conceptos y sus ideales. Hoy, y quizá mañana ya no sea así, han aparecido elementos desconocidos que regulan las formas de hacer, las estrategias y los futuros poniendo, sin duda, estos tres conceptos en tela de juicio. Y además sabemos que en un periodo de tiempo muy breve (aunque indeterminado) todo volverá a cambiar.

Management

Albert Einstein. Foto: Oren Jack Turner – The Library of Congress (Wikimedia Commons)

 

En realidad, la gestión de las empresas es un reflejo más de lo que ocurre a un nivel de escenarios superiores. Si fuéramos capaces de sintetizar diríamos que somos “privilegiados” porque estamos en un momento “privilegiado” en el que se está construyendo un mundo nuevo. No ha sido así en generaciones anteriores, ni en los años inmediatamente anteriores al momento actual. Es así ahora y debemos ser conscientes de ello porque no sabemos a dónde nos va a llevar ese nuevo mundo y totalmente diferente.

En los próximos post vamos a analizar las seis viejas leyes del management que tan buen resultado dieron a las empresas en los últimos 20 años y las cuatro nuevas leyes que, supuestamente, regirán los destinos organizacionales al menos en el futuro inmediato. Será curioso comprobar las diferencias y recordar algunas frases que por sabidas no dejan de ser absolutamente sabias.

Einstein decía:

“Si quieres solucionar un problema, debes pensar de forma diferente a como pensabas al generar el problema”.

Y el conocido profesor Holland, al querer transmitir a sus alumnos la confianza en el futuro, comentaba:

“Si conoces la partitura no necesitas tenerla delante para tocar con alma”.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies