Sobre el famoso canvas de Osterwalder

Ayer adelantamos la clase que deberíamos haber realizado el miércoles de esta semana. La convocatoria de huelga para ese día nos hizo pensar que mejor si la movíamos de fecha. Juan Sobejano se acercó desde el calorcito del levante para tener la oportunidad de conocer el bochorno que estos días nos acompaña aquí en esta parte del sur de Islandia. Su ponencia giraba en torno al, a estas alturas, archiconocido canvas de Osterwalder.

Pocas herramientas de gestión han alcanzado, creo, la popularidad del famoso lienzo. En varias ocasiones he hablado del tema con Alberto Etxeandia, con quien aprenderemos de estrategia el próximo miércoles. Él es muy crítico con lo que parece una moda: usar el canvas sí o sí para analizar cuál es el modelo de negocio detrás de un proyecto. Yo también creo que conviene tener a mano otras herramientas. Pero tras el ejercicio de ayer sobre tres de los proyectos que tenemos en el curso, me ha quedado más claro aún que la herramienta sirve para desmenuzarlos. Y a partir de ahí se puede aprender mucho.

Andoni Lastra, uno de los alumnos, compartía esta mañana a través de nuestro foro en Moodle una herramienta para diseñar ese lienzo a través de una web: Canvanizer. En su página de entrada un primer mensaje llama la atención: Every good idea starts with an empty sheet. Buen reclamo porque todos necesitamos un esquema que nos ayude a estructurar lo que tenemos entre manos. Y si ese esquema nos ayuda a visualizar y comprenderlo mejor, estupendo. Y creo que el lienzo de Osterwalder cumple esta función.

También me pareció que, además del lienzo inicial, conviene usar alguna otra herramienta donde reflejar otros elementos importantes de un proyecto empresarial. El canvas sirve para analizar el modelo de negocio pero cuando otros rasgos son definitorios de lo que se está ofreciendo y el lienzo no es capaz de recogerlos, conviene echar mano de otros soportes. A fin de cuentas lo que estamos tratando de conseguir es una toma de conciencia plena sobre nuestro proyecto.

La clase de ayer fue, como no podía ser de otra forma, participativa. Tras una primera parte en la que Juan nos aclaró los conceptos principales y en la que nos puso varios ejemplos, entramos en harina tras el descanso. Repartidos en tres equipos estuvimos trabajando los respectivos lienzos de tres proyectos a los que sometimos a un primer análisis. Quienes los compartieron ya comenzaron a recibir sugerencias… y ya tienen un primer trabajo realizado. Eso que se llevaron 😉

Compartimos por aquí el material que Juan nos preparó y que ha subido a su repositorio en slideshare:

Empresa abierta. clase from Juan Sobejano


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies