La sostenibilidad puede tener forma de cerveza o mermelada

por Gonzalo Barroso on 29 noviembre, 2012

La segunda sesión del día, en formato de aula, ha presentado casos de éxito de productos sostenibles en el sector de la alimentación. El primero en tomar la palabra ha sido Sergio Flores, jefe de producto de la cerveza Ámbar. Ha presentado el caso de ‘Ámbar Green 0,0’, su cerveza sin alcohol, involucrada en diversas campañas desde los años 90, que buscaban favorecer el respeto al Medio Ambiente y las especies amenazadas por la extinción.

Un esfuerzo, desarrollado en colaboración con asociaciones medioambientales que ha sido reconocido con diversos premios y en el que, ha dicho Flores, siempre se busca sorprender y llegar al ciudadano como elemento activo, que ayude a mejorar la vida de las especies protegidas. Un fin que, si bien muchas veces consiguieron, no siempre ha sido posible. Y aquí puso como ejemplo el caso del bucardo, una especie de cabra que finalmente se extinguió. A lo largo de su intervención también repasó algunas campañas pasadas, como las dedicadas al quebrantahuesos, oso, bucardo o la nutria. En ellas repartieron camisetas, concursos de fotografía, etc.

Después hemos conocido, con Ana Más, la labor de la asociación de agricultura y alimentación ecológica con discapacitados intelectuales Afrodisca. En su intervención ha contado los éxitos logrados y cómo han superado algunas dificultades que se encontraron en el camino. Así, por ejemplo, ha asegurado que, en su caso, ante la amenaza que suponía la globalización, optaron por la localización y una distribución directa… aunque al final también se han adentrado en la exportación a Europa. En cualquier caso, ha asegurado que la clave del éxito es que los poyectos los hacen las personas, por lo que sólo debemos involucrarnos en proyectos que de verdad nos gusten.

Los comentarios en esta entrada están cerrados.

Post anterior:

Post siguiente: