La necesidad de gestionar proyectos en la empresa

Durante una conferencia de Gestión de Operaciones dedicada a la mejora de los procesos operativos, hubo varios asistentes que intervinieron haciendo alusión a cómo aplicar los conceptos tratados a aquellas empresas de servicio que no producen un producto o no realizan servicio estándar. Efectivamente, estas empresas no siguen unos procesos idénticos con unas operaciones repetitivas, realizadas por unos recursos estables asignados a la realización de dichas operaciones, que aplican unos métodos y emplean unos tiempos bastante fijos. Tampoco se le generaban en su actividad los típicos stocks de materiales o de clientes (colas) que esperan en muchos momentos del proceso a ser transformados o atendidos.
Lo que preocupa en estas empresas es producir servicios de acuerdo con las características pactadas con el cliente, entregarlos en la fecha comprometida, y mantener los costes dentro del presupuesto previsto para ganar dinero en el contrato.
Lo cierto es que en la actualidad hay muchos negocios, y cada vez son más numerosos, cuyos productos son únicos y singulares, con unas especificaciones particulares de calidad y funcionalidad, con un plazo y un precio diferente para cada pedido o encargo de los clientes, ya que éstos son cada vez más individualizados en sus necesidades y expectativas. Es el caso de las empresas constructoras, instaladoras, ingenierías, consultoras, industrias navales y aeronáuticas, productoras de cine y televisión, etc.
Para producir productos o servicios singulares, no valen los procesos estandarizados con operaciones repetitivas, con tiempos y métodos de trabajo definidos a priori, y con recursos fijos asignados para realizarlas. En cada caso se necesita estudiar un proceso particular, definiendo las actividades, su secuencia de realización, los recursos necesarios, los tiempos y plazos requeridos, y los costes totales del proceso. Este tipo de proceso son los proyectos que tienen características propias y parámetros de gestión específicos.
Como consultor de empresas en el área de Mejora de Productividad y con la certificación PMP, pienso que la metodología del Project Management basada en el PMBoK del PMI, que se imparte en la Escuela como un curso superior, es una metodología de planificación, organización y gestión de recursos que busca cumplir con éxito con las metas de un proyecto, entendiendo como proyecto un esfuerzo coordinado que se extiende por un período limitado de tiempo para lograr un cierto objetivo bajo ciertas especificaciones y recursos. El Project Management permite conseguir un objetivo (en general, de alta complejidad) a través del cumplimiento de una serie de metas; así permite completar el proyecto dentro de los límites preestablecidos de tiempo y dinero, con un uso más eficiente de los recursos.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies