¿Por qué el Concurso de Acreedores suele acabar en liquidación de la empresa?

Respecto a la pregunta que se plantea en esta actividad relativa al motivo por el que el concurso de acreedores se viene utilizando más para liquidar que para llegar a un convenio con los acreedores, inicialmente creo que el problema de la falta de capacidad crediticia de los bancos hacia las empresas hace que estas no tengan una situación coyuntural de escasez de liquidez que pueda resolverse reordenando pasivo sino que el problema se convierte en estructural ya que es difícil continuar la actividad económica sin poder asumir recursos adicionales que permitan una expansión económica o un replanteamiento de dicha actividad para lograr salir de la situación a la que se ha llegado al no poder atender a las obligaciones de la empresa.

Evidentemente con el convenio se pueden liberar ciertos recursos y ponerlos a disposición de las empresas pero posiblemente no sean suficientes en la mayoría de los casos para dar el golpe de timón necesario para reflotar la compañía.

También hay un motivo normativo, no sólo económico, que hace que se tienda más a la liquidación que al convenio dedicando la ley más artículos a la primera que a la solución negociada con los acreedores. Con instrumentos normativos que permitan liquidar la empresa pero tratando de mantener la actividad o parte de ella, y con ello mantener proveedores y clientes se solventaría buena parte de los problemas de nuestra industria. He estado revisando casos de empresa que conociendo debidamente el marco normativo de la ley concursal han conseguido evitar la liquidación: procedimiento de preconcurso, concurso de acreedores “abreviado”, etc.

Para evitar que las empresas no acaben en liquidación tras el concurso de acreedores veo necesario:

– que las empresas están correctamente asesoradas , no sólo en el marco normativo de la ley concursal, sino tambien en la mejorar manera de reordenar el pasivo acudiendo por ejemplo a fuentes de refinanciación alternativas a los bancos. También que estén asesoradas en cuanto al momento de acudir al concurso de acreedores, ya que normalmente se presentan muy tarde. Para ello las empresas tienen que ser realistas y ser conscientes del problema antes de que acabe la liquidez y la credibilidad de la empresa.

– que las empresas tengan acceso a créditos blandos y del ICO que les permitan superar una situación coyuntural de falta de liquidez. Conseguir que el dinero “barato” que está fluyendo desde los bancos centrales llegue a la economía real y no sirva sólo para sanear los balances de los bancos es una necesidad para relanzar nuestra economía.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies