El astronauta y la empresa.

La frase del astronauta del Apolo XIII Jack Swigert “Ok, Houston we’ve had a problem here” llevada al cine años más tarde por Tom Hanks en aquel célebre “Houston, tenemos un problema” creo que sirve de introducción para el tema que voy a tratar en este blog, y es del trabajo en equipo y liderazgo dentro de las misiones espaciales.

Sabemos que la historia de la carrera espacial está llena de éxitos y fracasos, misiones como el Apolo XI, poniendo al primer hombre en la luna, Apolo XIII consiguiendo devolver sanos y salvos a su tripulación tras la explosión de un tanque de oxigeno cuando se disponían a alunizar, la desgracia del Challenger en 1986,.., son algunos ejemplos. Sin embargo, este tipo de misiones, siempre de alto riesgo, en las que se pone en juego además de vidas humanas una gran cantidad de millones de dólares, no serían posibles sin equipos de alto rendimiento bien coordinados y dirigidos por unos líderes preparados y concienciados a cumplir su misión.

Pero ¿cómo es un equipo de alto rendimiento de la NASA, que se espera de ellos, que preparación tienen? Bien según la entrevista realizada en EOI al astronauta nacido en España Miguel López-Alegría,(http://www.eoi.es/savia/video/349/entrevista-miguel-lopez-alegria) este nos cuenta que aunque el papel del astronauta es el que más se ve de cara al público hay mucha gente detrás, sala de control, entrenamientos, simulación, etc. Por lo que es importantísimo tener espíritu de equipo y saber trabajar en equipo. Rodearse de los más competentes, gente con calidad que esté dispuesta a esforzarse y conseguir el objetivo común. Realizar este tipo de misiones conlleva esforzarse al máximo tanto a nivel personal, para su misión entre otras cosas tuvo que aprender ruso, como dentro del equipo, olvidarse de las distracciones dejando los problemas fuera y centrándose en la meta del proyecto. Nos habla de la importancia de los equipos multiculturales, de la necesidad relacionarse con otros para conseguir que todo salga a la perfección. Por último nos describe las cualidades que tiene que tener un buen astronauta, que son la competencia, saber lo que se hace y humildad.

En esta misma entrevista el astronauta da en la clave al comentar que todos estos puntos pueden ser aplicados en cualquier tipo de empresa.

Como bien dice, los buenos líderes han de ser competentes, han de conocer a lo que se dedican y han de ser humildes. Además que mejor para un líder que contar en su equipo de trabajo con los mejores, que mejor para una empresa, que sus empleados compartan el mismo objetivo que tiene la empresa y que estén motivados para conseguirlo. Viendo los éxitos de la carrera espacial ¿por qué no actuamos igual en nuestras empresas? Esa ha de ser nuestra finalidad, crear equipos de alto rendimiento buscando con ellos una meta común si lo conseguimos nuestras empresas llegaran hasta cotas espaciales.

Saludos

Gonzalo Gutiérrez López

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies