E-fulfillment y Dropshipping

El e-fulfillment es el proceso que gestiona la venta de un artículo desde el momento en el que el cliente ha seleccionado su producto y ha realizado la compra online. Por lo tanto el e-fulfillment se encarga de realizar las tareas de procesamiento de órdenes y del inicio del envío de los productos adquiridos por el cliente. En estas tareas se incluyen el inventariado de productos, todas las labores de etiquetado, packaging, etc, y la atención cliente en todo el proceso de venta y devolución, así como las funciones contables, soporte web, promociones o publicidad.

Un ejemplo de e-fulfillment podría ser Amazon, nos ofrece como servicio su logística, pudiendo enviar nuestros productos a sus almacenes y ocupándose ellos de todo el proceso de venta.

En el dropshipping hay un minorista que actúa como intermediario, vende tu producto a través de su web y lo cobra, pero no tiene ningún producto en stock. Ese pedido se traspasa al mayorista que se encarga del almacenamiento y procesamiento de pedido con su envío y servio de postventa. De esta manera se subcontrata el servicio de venta propiamente dicho, pudiendo dedicarse el artesano en este caso a la producción, almacenamiento, envío y servicio postventa. El minorista centrará todos sus esfuerzos en publicitar el producto a través de acciones de marketing.

Un ejemplo de dropshipping puede ser la plataforma de Artesanum.com, actúa como un catálogo online de productos artesanos donde se realiza la venta. El pedido lo gestiona el propio artesano.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies