Los diez mandamientos para ser sostenible en la oficina

por canarias4life on 28/09/2016

La sostenibilidad es un concepto que puede estar presente en casi cualquier ámbito de nuestra vida, desde la forma que tenemos de viajar (ver No olvides meter la sostenibilidad en tu maleta para las vacaciones) hasta cómo gestionamos la energía, el agua y los desechos en nuestro propio hogar (ver Regletas y bolsas de reciclaje gratuitas para un hogar más sostenible). Así que el entorno laboral no iba a quedarse fuera del abanico de escenarios donde aplicar cambios que potencien sus tres ramas: medioambiental, social y económica.

photo-1424298397478-4bd87a6a0f0c Foto: La oficina puede ser un gran foco de sostenibilidad si nos lo proponemos. Crédito: Bethany Legg.

 

Dentro de todo el ecosistema laboral nos queremos centrar en la gente que trabaja en oficinas. Estos espacios poseen multitud de puntos de contacto con la energía, los residuos y el agua sobre los que cada trabajador puede actuar para reducir el impacto que tienen en el entorno. Entre todos los gestos que se pueden realizar, desde Canarias4Life nos gustaría destacar el siguiente decálogo:

  1. Apagar el ordenador durante la comida reduce considerablemente el gasto energético. Si por algún motivo debes mantenerlo encendido o el parón es breve, siempre puedes desconectar el monitor. Las pantallas son lo que más gasta en los aparatos informáticos.
  1. La próxima vez que trabajes con tu equipo informático ajusta el brillo del monitor al nivel medio, configura el modo ahorro y apaga la pantalla en paradas de unos 10 minutos, y el ordenador cuando sean de más de una hora.
  1. Evita dejar la luz encendida en espacios que no se estén usando como salas de reuniones y cocinas. Además, descubre quién es la última persona en marcharse la oficina para recordarle que compruebe que todas las luces se quedan apagadas.
  1. Aprovecha al máximo la luz natural. Las luces solo deben estar encendidas cuando alguien esté trabajando. Instala tubos fluorescentes en los espacios en donde requieras de más luz y tengan que permanecer más horas encendidos. Este tipo de iluminación dura más y además consume mucha menos energía (ver Descubre el sistema de iluminación de bajo consumo que más se ajusta a ti)
  1. Pon el aire acondicionado en verano a una temperatura que no baje de los 24 °C y en invierno no supere los 20 °C. Estos niveles ya son aptos para el confort del personal de oficina y poder trabajar tranquilamente. Asimismo, asegúrate de cerrar las ventanas cuando los sistemas de climatización estén activados.
  1. Fotocopia los documentos por las dos caras, siempre que sea posible. También puedes usar las funciones de ahorro de tinta, en blanco y negro, y la función de borrador.
  1. Prioriza el uso de las escaleras frente al ascensor. Con este gesto no solo ahorrarás energía sino que ganarás en salud.
  1. El ‘consumo fantasma’ quizás sea el mayor enemigo de la eficiencia energética. No dejes los aparatos electrónicos en stand-by al final de la jornada, los fines de semana ni en vacaciones.
  1. En el baño puedes poner toallas de tela en vez de papel para secar las manos y grifos que se accionen automáticamente.
  1. En la cocina, exige que haya diferentes contenedores para cada tipo de residuo: orgánico, papel, envases, vidrio e incluso tapones de plástico.

Además de estos consejos, hay varias iniciativas destinadas a promover la sostenibilidad en el trabajo, como Officinas Eficientes, de WWF España. Este proyecto pretende concienciar a empresas y organizaciones para que realicen gestos que ayuden a reducir el consumo energético y las emisiones de CO2 en sus centros de trabajo. Bajo el lema “En la oficina, trabaja sin perder energía”, Officinas Eficientes ha creado un test para medir el gasto de los equipos y consumibles de cada empresa.

Todas estas herramientas pueden convertir los entornos de trabajo en sitios más sostenibles. Y como la sostenibilidad es un concepto global, además de cambiar los hábitos in situ, también es posible tener más conciencia en los desplazamientos de casa al trabajo y del trabajo a casa. Si vives cerca de tu centro de trabajo, desplázate andando o en bici. Si vives más alejado, valora la opción de compartir el trayecto en coche con otros compañeros que se encuentren en la misma situación que tú y usar el transporte público (ver Ya no hay excusas para no usar el coche de forma sostenible)

Esta noticia procede de Acciona. Si quieres leer el contenido completo pincha este enlace.

Los comentarios en esta entrada están cerrados.

Post anterior:

Post siguiente: