Negociación de tierras comunales para la industria extractiva y reasentamiento involuntario

NEGOCIACION TIERRAS IIM PAV    La presentación trata de los elementos a tomar en cuenta en un proceso de negociación de tierras con comunidades campesinas y en un proceso de reasentamiento involuntario


Enfoques sobre desarrollo e inclusion

Sesion I


CONCEPTOS Y HERRAMIENTAS PARA LA GESTION ESTRATEGICA DE RELACIONES COMUNITARIAS EN LAS INDUSTRIAS EXTRACTIVAS.

Es un texto con reflexiones conceptuales y herramientas para gestionar estratégicamente las relaciones comunitarias en actividades extractivas.Herramientas para la gestión estratégica de relaciones comunitarias


RELACIONES COMUNITARIAS: LA MOCHILA DEL NEGOCIADOR.

RELACIONES COMUNITARIAS: LA MOCHILA DEL NEGOCIADOR

Contenido

Presentación. 3

I.       METODOLOGIA DE NEGOCIACION DE DIVERSAS SERVIDUMBRES PARA MINERIA.. 4

LA RUTA CRÍTICA A SEGUIR. 4

1.1.   Preparación del escenario antes de la negociación. 4

1.2.   Preparación del equipo negociador. 7

1.3.   Proceso de negociación. 9

1.4.   Seguimiento de acuerdos. 11

II.     METODOLOGIA DE NEGOCIACION DE CONFLICTOS ACTIVOS. 12

2.1.   Análisis del conflicto. 12

2.2.   Preparación del escenario antes de la negociación. 14

2.3.   Preparación del equipo negociador. 15

2.4.   Proceso de negociación. 16

2.5.   Seguimiento de acuerdos. 17

III.    ELEMENTOS A TOMAR EN CUENTA EN NEGOCIACIONES DIFICILES. 19

IV.    LA MOCHILA DE INSTRUMENTOS DEL NEGOCIADOR. 21

4.1.   Si la negociación es para exploración en una zona nueva: 21

4.2.   Si la negociación es para continuar exploraciones. 21

4.3.   Si la negociación es para servidumbre a largo plazo (exploración y
explotación). 22

4.4.   Si la negociación es para comprar las tierras para actividades mineras. 23

4.5.   Si la negociación es por canteras. 24

4.6.   Si la negociación es por servidumbre de paso o electroducto. 24

4.7.   Si la negociación es por conflictos activos con medidas de presión. 25

Índice de tablas

Tabla 1: Variables para analizar el contexto. 4

Tabla 2: Mapeo de Actores. 5

Tabla 3: Matriz
de situación óptima para iniciar la negociación. 7

Tabla 4: Resumen del análisis del conflicto. 13

Presentación
Las negociaciones son procesos de comunicación complejos en sí, mucho más cuando existen variables culturales que incrementan la asimetría entre las partes involucradas por acceso a información u otros factores, que muchas veces están teñidos por dogmas ideológicos.

La empresa tiene años de experiencia negociando con las comunidades vecinas, y entiende que la negociación ya forma parte de sus procesos cotidianos, habiendo logrado una apreciable estabilidad pese a un contexto en el que se incrementa la conflictividad. Cada conflicto debería ser
visto como oportunidades para descubrir nuevos mundos en la relación con nuestros vecinos.

Una negociación exitosa con la comunidad no solo se mide por cuanto al final hemos satisfecho nuestros intereses, sino, fundamentalmente si el acuerdo garantiza estabilidad en la relación con las comunidades, y ello tiene que ver con la capitalización de una relación basada en la confianza mutua y en ganancias permanentes para ambas partes.

Esta guía, recoge los conocimientos surgidos desde la práctica y sintetiza todo aquello que se puede generalizar entre las experiencias vividas. Está orientado al relacionista comunitario, para que le sirva como base para mejorar su desempeño  


POLITICAS PUBLICAS PARA LA PROMOCION ECONOMICA TERRITORIAL

Aproximacion conceptual y descripción de experiencias prácticas a nivel de América Latina.Politicas publicas en desarrollo economico territorial


Modelo de aprovechamiento forestal sostenible y las empresas concesionarias

El modelo de aprovechamiento forestal sostenible se empezó aplicar en el Perú en el año 2002. Hubo fuertes resistencias al principio, pero luego, se vive un avance lento. En la provincia del Tahuamanu, algunas empresas han logrado avances significativosmodelo de aprovechamiento forestal sostenible y empresas concesionarias


Municipio emprendedor, territorio emprendedor. Diez lecciones en desarrollo económico territorial

El Perú está transitando de ser un país altamente centralizado, a otro descentralizado. Al mismo tiempo, se viene atravesando otro proceso complejo de apertura hacia el mundo, con una presión cada vez mayor sobre los municipios y regiones para que desarrollen competitividades que les permita insertarse en el mercado global, Ambos procesos traen enormes oportunidades para los diversos territorios del país y también serios riesgos. Diversas experiencias indican que existe una relación directa entre el grado de preparación de los factores de competitividad de un territorio, con el nivel de aprovechamiento de las oportunidades que la globalización trae. Pero habrá cada vez más regiones y localidades que no se desarrollen si es que no existe una movilización consciente de instituciones, actores sociales, económicos y académicos, capaces de poner en valor los recursos endógenos como factores claves para el progreso social y material. El desarrollo territorial ya no será más sólo el fruto de buenas políticas macroeconómicas o de programas sectoriales nacionales. Si bien esos factores configuran el contexto favorable o desfavorable para la aplicación de políticas y programas, son las capacidades que desarrollan los actores en un territorio, para concebir y gestionar estrategias, proyectos y acciones de manera concertada.

Tomando en cuenta este escenario, hacer una evaluación de lo que ha sucedido en los últimos 25 años en los diversos municipios en términos económicos, es una tarea fundamental para comprender los cambios que se están dando. Entender por qué algunos de ellos están saliendo de la pobreza y otros se están quedando congelados en el tiempo, debería impulsarnos a realizar investigaciones investigaciones que alimenten la reflexión y el diseño de políticas y contribuyan en la toma de decisiones de los actores políticos, sociales y económicos.

El presente trabajo es una aproximación analítica preliminar al desarrollo económico territorial desde un ángulo limitado, con énfasis en los últimos cinco años. Ha tenido como hipótesis principal la afirmación de que si existen municipios que se han desarrollado más que otros (con similares condiciones de partida), se debe a que en los primeros se ha dado un conjunto de condiciones endógenas, tales como:

– Trabajar de manera conjunta entre actores públicos y privados para innovar los sistemas productivos e institucionales;
– Saber aprovechar las oportunidades del entorno;
– Tener la capacidad de movilizar los recursos del territorio;
– Mantener y fortalecer el coeficiente intelectual de la zona
– Recrear y afirmar la identidad;
– Articularse a mercados más dinámicos sin descuidar el crecimiento del mercado interno;
– Desarrollar inversiones en el acondicionamiento del territorio, para mejorar ciertas condiciones objetivas para la competitividad y para el uso adecuado de los recursos del territorio.

La metodología seguida consistió en identificar y analizar cuatro experiencias de municipios con desarrollo económico territorial con avances importantes. Luego se seleccionó otros dieciséis adicionales, a quienes se aplicó una ficha técnica que permitiera entender y explicar los procesos que están en marcha. Adicionalmente se hizo entrevistas a profesionales involucrados en el desarrollo económico territorial y se revisaron sistematizaciones realizadas por otras instituciones. Se revisaron 71 páginas web de igual número de gobiernos locales y de algunos actores económicos. Todo esto se complementó con estadísticas recientes referentes a población, pobreza y evolución de la economía en las regiones, dado que mucha de esta información no se encuentra a nivel de municipio.

El objetivo no fue tener una muestra de municipios para determinar cuántos están en este proceso, sino determinar algunos elementos comunes de los que caracterizamos como innovadores en desarrollo económico territorial, que configuran a estos municipios como municipios emprendedores. El texto es una reflexión desde la práctica de los diversos actores que convergen en los municipios y regiones del país. Pretende contribuir al debate y brindar elementos a quienes diseñan políticas, promueven experiencias o hacen gerencia de los procesos de desarrollo económico territorial. Estas lecciones tienen un sesgo influenciado por experiencias de ciudades intermedias con influencia rural o municipios rurales.

Para procesar las lecciones se ha partido de las cuestiones generales que tienen que ver con los fundamentos y principios identificados en las experiencias de desarrollo económico territorial (lección uno al tres). Luego, están las relacionadas con el tipo de esfuerzo, decisiones y políticas implementadas, que tejen la trama por donde discurren los procesos del desarrollo (lecciones del cuatro al siete). Finalmente, están las relacionadas a cómo tanto los emprendimientos locales, como los territorios emprendedores, con su entorno, cómo evoluciona y se adecua al entorno.

El texto está organizado en once capítulos, los diez primeros son lecciones aprendidas y el último, una agenda pendiente. La primera lección afirma que existen elementos comunes entre varios municipios que han avanzado, que están configurando un tipo de territorio emprendedor, por la capacidad que han desarrollado sus actores institucionales y económicos para aprovechar oportunidades del entorno, movilizando sus recursos endógenos. La segunda lección, sostiene que las experiencias tienen como elemento clave el impulso de innovaciones productivas, aunque éstas son iniciales. La tercera lección, establece que las experiencias descansan en el desarrollo de una compleja institucionalidad que se va creando y recreando en los territorios, formando vínculos internos y externos. La cuarta lección da cuenta de la importancia del marketing territorial y de las formas cómo se comercializan los productos locales. En la quinta lección se afirma que desde el Estado, es fundamental impulsar proyectos de promoción económica, es decir, aquellos orientados a apoyar el surgimiento y desarrollo de emprendimientos privados, en concertación con ellos; se afirma también que estos son diferentes de los proyectos de apoyo a la producción, que tienen como propósito mejorar las condiciones de servicios generales para todos pero que no son suficientes para desatar procesos de desarrollo económico. La sexta lección establece que cualquier estrategia de desarrollo económico, debe tomar en cuenta el tipo de territorio, pues los territorios no son iguales y por consiguiente los instrumentos deben ser diferentes. La sétima lección tiene que ver con un actor central que es el gobierno local y se establece un conjunto de instrumentos de política que se pueden ejecutar desde ese nivel de gobierno, para tal efecto se requiere un gobierno inteligente. La octava lección, sostiene, que hasta ahora, el enfoque territorial está asentado en los municipios, que recién se están abriendo posibilidades a otra escala, como las mancomunidades o regiones. La novena lección, establece que el “chorreo” macroeconómico no llegará de manera automática, ni la redistribución desde el gobierno nacional resolverá el problema; los territorios tienen que trabajar para aprovechar ese contexto. Por último, la décima lección, plantea que existe una mayoría de municipios, en donde los gobiernos locales están intentando promover el desarrollo económico territorial con ideas que no facilitan ese tránsito.

Municipio emprendedor, Territorio emprendedor. Diez lecciones para avanzar


POLITICAS DE PROMOCION ECONOMICA EN MUNICIPIOS RURALES

Introducción

EL proceso de descentralización iniciado en el país el año 2002, es la reforma más importante de los últimos diez años, impulsada desde el Estado. Tenía como objetivos profundizar la democracia, prestar servicios públicos de calidad, fomentar la equidad territorial, y mantener la estabilidad macroeconómica. Debería permitir construir poder territorial y una descentralización de las oportunidades. La presencia del Estado en los lugares más alejados debería ser una realidad. El entusiasmo de muchos hizo pensar que esto iba a ser fácil y una especie de vacuna contra los males endémicos de un Estado empírico que hemos tenido a lo largo de nuestra historia. Ahora, con alrededor de nueve años del proceso, la sensación que tenemos es que la descentralización será lo que los peruanos seamos capaces de hacer de él, principalmente las elites políticas locales, regionales y nacional, con el apoyo de la academia y de la sociedad civil. Un rápido balance nos lleva a afirmar que se ha avanzado en el proceso de democratización, con el presupuesto participativo, espacios de concertación, rendición de cuentas, etc. Pero, en la prestación de servicios públicos de calidad, equidad territorial, redistribución de oportunidades en los territorios, las tareas están por hacerse.
Por otro lado, en este mismo periodo, del 2002 al 2010, la economía ha crecido por encima de todos los países de América Latina, haciendo un acumulado de 73%, cifra nunca antes registrada, con crecimiento sostenido en un periodo tan largo. La pobreza si bien no ha disminuido al mismo ritmo, ha sufrido una importante reducción, pasando del 49.8% en el 2001 al 30% en el año 2010. Sin embargo, algo que preocupa es que gran parte del sector rural, principalmente de la sierra, ha mantenido una gran brecha de inequidad. La pobreza rural bordea el 50% y la pobreza extrema al 20%
En los últimos diez años, no hubo propuestas nacionales agresivas, como se requiere de desarrollo de las regiones más pobres. Tampoco políticas innovadoras y de alto impacto de los gobiernos regionales involucrados. En estos espacios, el Estado sí está presente, a través de las municipalidades rurales (aunque a veces las autoridades de los gobiernos locales rurales, no se sienten parte del Estado). Cualquier política sostenible en el largo plazo que quiera fortalecer la presencia del Estado en estos lugares y cualquier política que se quiera implementar, en un proceso de descentralización para la inclusión social, pasa por fortalecer a esta instancia de gobierno, dotándole de mayores recursos financieros, garantizando un mínimo de personal profesional bien pagado por que es allí donde se libra la batalla cotidiana para superar la pobreza, modernizando su gestión, diseñando instrumentos apropiados para su gerenciamiento, fomentando mancomunidades para ciertas competencias clave, etc.
Este trabajo, es un intento por recuperar los aprendizajes de cinco municipalidades rurales, que han iniciado hace 0cho años atrás, experiencias de gestión innovadoras y que muestran impactos importantes en la reducción de la pobreza, privilegiando el trabajo en promoción económica local, sin dejar de lado, el desarrollo social, y la inclusión política. El trabajo está enfocado en las políticas que desarrollaron los gobiernos locales para impulsar el desarrollo de la economía de sus zonas. Los hallazgos iniciales muestran que estamos recuperando el eslabón perdido en la estrategia de superación de la pobreza y la inclusión social. Este eslabón son las municipalidades rurales y su capacidad para movilizar los capitales del territorio. El crecimiento económico del país genera el entorno favorable para estas experiencias, pero son los acuerdos entre actores en un territorio, los que desatan las energías de los emprendedores. Ante la falta de chorreo desde arriba, los actores locales, con su gobierno local a la cabeza, aprovechan las oportunidades que se presentan.
La metodología para desarrollar este trabajo, consistió en aplicar herramientas de investigación cualitativa: Grupos focales, entrevistas a profundidad, reuniones de trabajo con los protagonistas de las experiencias. También se revisaron instrumentos de gestión como planes de desarrollo, planes de desarrollo económico locales, planes de acción, planes operativos de las oficinas de desarrollo económico local (ODEL). Otras fuentes de información fueron los informes de gestión, informes del programa APODER, y de otras instituciones relacionadas con la experiencia.
El texto comienza con un capítulo en donde se presenta una breve síntesis de las aproximaciones teóricas sobre el desarrollo económico territorial (DET). Luego, se presenta un inventario de las políticas y proyectos nacionales de apoyo al desarrollo económico territorial. Los siguientes cinco capítulos son las experiencia de las municipalidades distritales rurales de Condebamba, Matara (Cajamarca), San Salvador, Pomacanchi (Cusco), Santa Maria de Chicmo (Apurimac). Todos ellos, estaban en el último nivel del índice de Desarrollo Humano (IDH). Para el 2007, todos ya habían escalado a niveles superiores y han crecido en dicho índice, en mayor proporción que la media de sus respectivas regiones. Finalmente existe un capítulo de análisis de las lecciones aprendidas.
Agradecemos a los ex alcaldes, funcionarios, promotores, representantes de los productores y pequeños empresarios, de los distritos mencionados, por el apoyo que brindaron durante el proceso de investigación.

1_libro_POLITICAS DE PROMOCION ECONOMICA EN MUNICIPIOS RURALES


CAMBIOS EN LA GESTION ESTRATEGICA DE RELACIONES COMUNITARIAS

En los últimos quince años en el Perú, con el boom de las actividades extractivas, principalmente de la minería, se ha creado una nueva área de trabajo especializado y con ello un nuevo perfil profesional. Esa área se conoce como Relaciones Comunitarias y con ello se fue configurando el perfil del relacionista comunitario.
En algunas empresas extractivas aún existe una confusión entre los conceptos de responsabilidad social y de relaciones comunitarias, que conlleva a estrategias poco potentes en ambos campos. Se suele usarla como sinónimo. Para efectos de este análisis diremos que las Relaciones Comunitarias, es una dimensión de la responsabilidad corporativa. Mientras que la responsabilidad corporativa tiene que ver con el compromiso ético de incluir en la lógica del negocio la sostenibilidad social, ambiental y económica, por consiguiente con su responsabilidad en el largo plazo con la sociedad, yendo de manera voluntaria más allá de las obligaciones que las leyes plantean, buscando beneficiar al medio ambiente, a la sociedad y los grupos de interés. Las Relaciones Comunitarias se encargan fundamentalmente de lograr calidad en los vínculos entre la empresa y las comunidades locales. Analizar la responsabilidad corporativa implica revisar el ADN de la empresa, es decir, sus aspectos estructurales, de gobierno (Misión, visión, valores, código de ética, políticas, comité de responsabilidad social en el más alto nivel). Los otros aspectos son: ambiental (huella de carbono, estándares en emisiones, mitigaciones, compensaciones, nuevos activos ambientales, reciclaje, etc), económico (financieros, empleo, innovación, etc), interno(trabajadores, accionistas, etc) y externo (Relaciones con comunidades, autoridades, proveedores, clientes). En resumen, la responsabilidad social implica que las empresas se hagan cargo de las consecuencias sociales, ambientales y económicas que generan en su entorno, buscando beneficiar y tener tratos justos con todos sus grupos de interés, gestionando sus expectativas.
Las Relaciones Comunitarias, como uno de los aspectos de la responsabilidad social, es el proceso mediante el cual las empresas establecen, mantienen y fortalecen los vínculos con las poblaciones del entorno y sus autoridades. Esta relación está basada en el respeto de las costumbres, creencias, reglas de convivencia, que expresan la cultura local. El respeto a sus tierras, fuentes de agua y demás recursos es un tema central en esta relación. Es parte de esta vinculación, que debería ser bajo la fórmula “ganar – ganar”, el aporte que hace la empresa, a los procesos de desarrollo local, expresada en proyectos gestionados de manera participativa, que promueven el mejoramiento de los activos tangibles e intangibles de las familias, de las comunidades y del territorio.
Como toda área nueva de gestión, las Relaciones Comunitarias empezó con un enfoque empírico, a veces como una extensión de recursos humanos, con cuadros profesionales provenientes de esa área. Este enfoque veía al relacionista comunitario como una especie de “bombero”, para desactivar los problemas sociales, muchas veces ocasionadas por malas prácticas de los trabajadadores o de la propia empresa. Las acciones eran reactivas a losproblemas que se presentaban. Los permisos sociales sobre terrenos superficiales en su mayoría no fueron tratados para perdurar en el largo plazo. Algunas empresas, con un enfoque legalista, aplicaron convenios o contratos de “adhesión” de las comunidades (como hacen los bancos). Los apoyos para proyectos de desarrollo tenían un enfoque filantrópico, sin estructura ni sistema de monitoreo. La apertura de opciones laborales en las minas para los comuneros eran vistos como un favor a los comuneros y era muy restringido. Muchos conflictos fueron resueltos en una combinación entre un diálogo duro y el uso del poder Estatal. Los cuadros dirigenciales de las comunidades muchas veces no contaban con la información y formación adecuada para negociar.
Luego, conforme el contexto legal, político y social fue cambiando y las actividades extractivas fueron tomando mayor importancia, las empresas tuvieron que impulsar una gerencia especializada en el tema, con grupos de profesionales con un perfil, cuya base está sustentada en las ciencias sociales. El enfoque predominante fue la proactividad con estrategias mas claras en relación a permisos sociales previos, para el uso de terrenos superficiales y otros recursos comunales, empezando a aplicarse la filosofía de ganar – ganar. El diálogo con los grupos de interés y la participación ciudadana se empieza a implementar básicamente por que la normas normas lo exigen. Las oportunidades laborales para comuneros avanza en algo, pero no como una política abierta de las empresas, sino como parte de convenios, acuerdos, en muchos casos, luego de medidas de presión. Una de las razones que se esgrime para la baja incorporación de fuerza laboral local, es la ausencia de competencias para estas labores. Se estructuran proyectos de desarrollo de mediano plazo para las áreas de influencia de las unidades mineras y se aplica el marketing con causa, es decir, se busca posicionar a la empresa como un inversionista del desarrollo local(distorsionando su rol). El diálogo y la entrega de información a los grupos de interés se realiza de manera selectiva y el centro de atención para el diálogo, es el proyecto minero.
La prolongada bonanza del sector minero ha actuado como un disparador de expectativas en las comunidades del entorno. Su fuerza ha cambiado parte de la historia de la modernización del país, pasando de ser un proceso exclusivamente urbano, a procesos también rurales alrededor de las minas. Por otro lado, una tercera generación de líderes locales se ha ido formando, con preocupaciones sobre el medio ambiente, sobre la escasez del agua, sobre las oportunidades laborales directas e indirectas para la población local y, sobre la revalorización de sus tierras. También por cierto, existen grupos politizados antimineros, algunos dirigentes principalmente de retornantes que tras discursos radicales, buscan chantajear a las empresas. Este contexto, junto a una corriente interna fuerte en muchas empresas, de adhesión a las políticas de responsabilidad corporativa, está conduciendo a nuevos cambios en el enfoque de Relaciones Comunitarias. Ya no es suficiente la proactividad, se está transitando a un modelo predictivo, basado en la prospectiva, que tiene que ver con la capacidad de descubrir los fragmentos de futuro en los procesos y tendencias actuales, en función a los cuales se construyen los escenarios en donde decidimos actuar en los próximo años. Esto implica estar consciente que las decisiones de hoy, deben resolver o mitigar los problemas sociales probables de los próximos cinco o diez años. Por ejemplo, actualmente sabemos que los problemas sociales en el futuro próximo son: La percepción de una disputa de la minería por el recurso agua, el bajo involucramiento de la fuerza laboral local en el circuito del negocio, prácticas ambientales inadecuadas, revalorización de los terrenos superficiales y, el rol de la empresa en el desarrollo local.
Este enfoque basado en la prospectiva, exige combinar de mejor manera lo estratégico con lo operativo, la gestión de procesos clave debidamente planificados, con procesos emergentes, contingenciales que demandan respuestas rápidas sin perder de vista lo estratégico. Implica capacidad de manejo de crisis con el menor impacto posible en el mediano y largo plazo. No es suficiente tener equipos profesionales especializados, sino también el desarrollo de instrumentos de gestión estandarizados para los procesos gerenciales clave.
Las empresas de vanguardia están transitando hacia este enfoque. Algunos procesos clave a tomar en cuenta para profundizar su implementación son los siguientes:
1. Prospectiva de riesgos de conflictos sociales a largo plazo: Su misión es alertar a la empresa sobre el contexto futuro para el diseño de políticas que permita eliminar o mitigar problemas previsibles en el mediando y largo plazo. Una herramienta para este análisis, es el mapa estratégico de riesgos de conflictos, que detecte las tendencias de largo plazo, que van configurando los escenarios sociales en los cuales se va a desenvolver el negocio. El producto, es información para la toma de decisiones de mediano y largo plazo.
2. Prevención y gestión de conflictos: La misión es detectar a tiempo, gestionar y transformar los conflictos que se presenten, de manera oportuna, evitando llegar a crisis. Dos herramientas importantes: El mapa de riesgos de conflictos sociales a nivel operativo(corto plazo) y el plan de gestión. El producto es conflictos gestionados.
3. Alineamiento organizacional: La misión es mantener en el ADN de la organización los estándares sociales y ambientales que el entorno demanda. Las herramientas son el código de ética, las políticas, el código de conducta de los trabajadores en relación al entorno.
4. Negociación de permisos sociales: Las misión de este proceso es llegar a acuerdos para el uso de terrenos superficiales, que sean favorables para ambas partes, y que gocen de legitimidad social. Los terrenos superficiales deben valorizarse no solo en términos comerciales, sino también en su valor simbólico y de uso. Tres herramientas importantes para este proceso: La mochila del negociador, el mapa de negociaciones y, metodología de tasación de tierras.
5. Participación ciudadana: La misión es mantener informado a los grupos de interés, sobre el desarrollo del proyecto. Las herramientas son los diversos mecanismos tanto establecidos por ley, como las que las partes acuerden. El producto final es tener buena imagen y reputación.
6. Proyectos de promoción del desarrollo: La misión es ser percibido como un aliado estratégico del desarrollo, contribuyendo con los proyectos del territorio, promoviendo una gestión participativa de los proyectos y de la gestión local, fortaleciendo la gobernabilidad territorial. Los productos son los proyectos implementados.
7. Gestión de acceso a empleo por la población local: La misión es garantizar acceso preferente de la población local en las oportunidades de empleo que genera la actividad minera. Las herramientas son los comités de empleo con participación de las comunidades, política empresarial sobre oportunidad de empleo local.
8. Mejoramiento de la capacidad de empleabilidad local: La misión es fortalecer las capacidades técnicas, calificando a las personas de las comunidades del entorno en actividades mineras y no mineras, que facilite el proceso de inclusión laboral de las familias desfavorecidas. Algunas herramientas son, la oferta de empleo futuro de la empresa, el plan formativo.
9. Diálogo para la gestión de expectativas y del contexto: La misión es mantener una comunicación fluida con los grupos de interés, para atender sus inquietudes de manera oportuna, informar adecuadamente y gestionar las expectativas. Algunas herramientas son: El mapeo de actores, red de contactos clave, formación de voceros, mensajes clave para cada coyuntura.
10. Seguimiento de compromisos asumidos: La misión de este proceso es mantener el estado de situación de cumplimiento de los convenios, acuerdos y compromisos, tomando en cuenta la conformidad de las partes. Algunas herramientas de este proceso son la matriz de seguimiento, las actas de conformidad de cumplimiento, los comités participativo de verificación de avances.
11. Atención de pedidos, quejas y reclamos: La misión es garantizar una respuesta oportuna y eficaz de los pedidos, quejas y reclamos de los grupos de interés. Algunas herramientas son el buzón de quejas, el registro de quejas orales, la guia de procedimientos de pedidos, quejas y reclamos.
Algunos de los desafíos importantes en esta etapa de transición de la gerencia de Relaciones Comunitarias estarán centrados en:
a).- El estableciendo acuerdos de mediano y largo plazo con los principales grupos de interés, profundizando la filosofía de ganar- ganar, que maximice los beneficios de las partes, en donde la legitimidad sea más importante que el enfoque legalista. El consenso que sea expresado en lenguaje simple.
b) Se requiere manejar la metodología de gestión de riesgos(mapas) de conflictos en el corto y largo plazo, como parte del ejercicio prospectivo, tomando en cuenta las posiciones e intereses dinámicos de los actores sociales, con el propósito de anticiparse con el diseño de políticas empresariales(no bastará acciones puntuales). La opinión de Relaciones Comunitarias será un elemento central en proyectos de ampliación o de diseño de los nuevos proyectos mineros.
c) Pasar de centrar el diálogo en función al proyecto minero, a otro, en donde se centra en el desarrollo territorial y el proyecto sea un actor más de ese proceso. Cambiar la percepción actual de ser un “inversionista” a ser un aliado estratégico en el desarrollo local. Transitar del marketing con causa, a una apuesta por participar como un actor en la transformación socio cultural del entorno.
d). Cambiar el enfoque de obtener licencias y permisos para uso de agua como hechos importantes, a programas de crecimiento de los activos hídricos para las comunidades antes de iniciar las operaciones(eliminar las percepciones de disputa por este escaso recurso, será el tema más importante en el futuro).
e). Desarrollar programas agresivos de mejoramiento de la capacidad de empleabilidad local, antes del inicio de las operaciones mineras. No habrá viabilidad social de la minería en el futuro, si primero no se garantiza empleo calificado y no calificado para la población local.
f). Política de compensaciones por uso de terrenos superficiales, que combinen pagos por el precio comercial de la tierra, con el reconocimiento al valor simbólico y de uso de esos bienes, que la cultura local aprecia.
g). Manejo ambiental con múltiples poros para la participación comunitaria, con mecanismos de diálogo y comunicación permanente.
Finalmente, el perfil del relacionista comunitario tiene que cambiar. Efectivamente necesitamos gente que tenga como base formación en ciencias sociales, pero esta nueva especialización es sincrética, demandando competencias en sociología, antropología, psicología, economía, comunicación, conflictología, prospectiva. Pero sobre todo es el arte de combinar razón con corazón, firmeza con empatía, valores universales, con cultura local, lealtad con la empresa y compromiso con la comunidad.


Crecimiento económico y resultados electorales en el Peru: ¿Como entenderla?

El Perú, es un país que ha crecido a un promedio de 6% en los últimos 10 años. El ingreso per cápita ha pasado de aproximadamente dos mil dólares a cerca de cinco mil dólares. El presupuesto público pasó de aproximadamente diez mil millones de dólares a mas de treinta mil millones de dólares. La pobreza se redujo del 54% al 31%. Muchos países del mundo han estado analizando las razones de “éxito” de este modelo. Somos un refugio de la inversión internacional, tenemos una cartera de inversión importante, sólo en el sector minero, se tiene comprometido inversiones por cuarentaiunmil millones de dólares para los próximos cinco años. Todo indicaba que íbamos por el camino correcto, hasta que empezó la campaña presidencial, que terminó hoy, eligiendo a Ollanta Humala como presidente de la república, quien desde una posición de izquierda, encabezó una propuesta de reformas profundas al modelo económico, inclusive en algun momento hablaba de cambio de modelo. Esto es la expresión de un basto sector de la población que no está de acuerdo con el modelo, pese a las cifras presentadas. Estamos entonces, en la paradoja del crecimiento infeliz.
Realmente el resultado electoral expresa a cabalidad lo que es el país, una sociedad fragmentada, con amplias regiones con poblaciones históricamente excluidas de los beneficios del crecimiento. No hubieron las reformas en el Estado para que los beneficios del crecimiento se expresen en mejora de la Educación para los pobres, que el sistema de salud pública sea de calidad, que la justicia y la seguridad sean iguales para todos, que la calidad del empleo toque los hogares de los menos favorecidos. También la sensación de la continuidad de prácticas de corrupción en el sector público que minan la legimitidad de las instituciones, fue otra causa por los cuales la población pidió el cambio.
Es importante también tomar en cuenta que la otra candidata en segunda vuelta, era una persona cuyo padre, ex presidente del Perú, está en la cárcel por corrupción y violación de derechos humanos. Muchos de sus colaboradores de la señora Fujimori, representaban a esos años de corrupción muy cuestionada por la sociedad peruana.
Existen muchas dudas en los inversionistas y empresarios sobre la política económica y la seguridad jurídica necesaria para continuar con las inversiones. Sin embargo, creo que mas allá de una campaña terrorífica en este sentido por parte del sector conservador del país, el nuevo gobierno continuará con el actual modelo económico, haciendo los ajustes necesarios que el desarrollo del país necesita. Existe un equipo ecoónómico reforzado con personas de muy buena trayectoria académica y de gestión pública, principalmente proveniente del grupo del ex presidente Toledo. Creo por ello, que ya no se debe seguir usando los argumentos de campaña electoral. Debemos voltear la página y contribuir para que este nuevo quinquenio siga el crecimiento, pero con inclusión social.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies