Va por vosotros

Hoy es la primera vez que decido escribir aquí en el blog, y básicamente es porque tengo que dedicárselo a todos mis compañeros, y en especial a una persona.

Somos dos másters en la EOI, con finalidades totalmente diferentes, pero que han hecho que hayamos formado una pequeña gran familia de 22 miembros.

22 miembros que nos conocimos un 23 de octubre, 9 íbamos para GMAE (Gestión del Medio Ambiente en la Empresa) y 13 para MBA.

Todos llegamos con miedo por quién nos encontraríamos a nuestro lado, y a dónde vamos a llegar.

A pesar de no tener nada en común, y que de primeras pareciésemos que no teníamos nada que ver los unos con los otros, 2 días después ya estábamos compartiendo buenos ratos fuera de la Escuela…y así ha sido y seguirá siendo (espero) por mucho tiempo.

Como ya he dicho, somos una pequeña gran familia, de lunes a viernes estamos siempre juntos, a pesar de ya no tener apenas clases comunes coincidimos antes de entrar, en los descansos y al salir, y si eso no fuera poco, muchos fines de semanas los disfrutamos juntos.

Este post va dedicado a todos ellos, y en especial hoy domingo 19 de enero, porque hoy ha acabado la peor semana que podíamos imaginar.

Hace justo una semana, nos dieron la mala noticia de que un compañero nuestro nos dejó para siempre. Fue un duro golpe, y lo sigue siendo hoy en día.

Hemos estado toda la semana en estado de shock, y yo personalmente sigo sin creérmelo.

Pero a la vez le recordamos con felicidad. Alejandro era alguien que siempre estaba con una sonrisa, se ilusionaba con un simple sándwich que le hacía su “mujer”, que según él, era el mejor del mundo, o las lentejas. Consiguió sacarnos una carcajada colectiva con la foto del “toing!!!” (todos sabemos cuál es), o simplemente enseñando a los del norte cómo llevar el ritmo de un paso de Semana Santa. Y así podría pasarme no uno, sino 70 post recordándole.

Quería decir que admiro al resto de mis compañeros, 20 personas que me han maravillado esta dura semana dándonos apoyo unos a otros, llorando, abrazando, o simplemente con gestos, o forzándonos risas haciendo tonterías para impedir que estemos mal. Sois todos impresionantes.

Todo esto va dedicado a vosotros y en especial a Alejandro; jamás pensé que sacaría una familia de esta experiencia. Puede que estemos 21, pero siempre seguiremos siendo 22.

Y como muchos ya hemos dicho, “brother…todo esto va por ti!!” Vamos a seguir luchando por conseguir nuestros sueños, pero ahora con mucha más fuerza que nunca.


¡Hola mundo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies