¿Hay qué ocuparse o preocuparse?

Hay elementos en la vida diaria de nuestra empresa que están fuera de nuestro control, y que por mucho que nos preocupemos no podemos hacer nada, en mi opinión es mucho mejor, en estos casos, ocuparse que preocuparse. 7565235504_759bbf1d3f_m (1)

Por ejemplo en 2008 se descubre, por casualidad, que Barclays ha manipulado el LIBOR  “London Interbank Offered Rate”, que es el interés en que se prestan los bancos en el mercado de Londres y que regula los tipos de interes de diferentes productos financieros. La manipulación de este índice, hizo que los reguladores Americanos y Europeos tomasen cartas en el asunto y sancionasen con fuertes multas a la mencionada entidad y a otras entidades

que forman parte en la elaboración del LIBOR, después de muchas “negociaciones”, como se puede negociar con los delincuentes, hoy aparece  en las televisiones y en los periódicos,  la noticia que la entidad bancaria UBS pagará un total de 545 millones de dólares (486 millones de euros) a EEUU para resolver su investigación sobre la presunta manipulación de divisas. Además de la mencionada entidad, otras como Barclays, JP Morgan Chase, Citigroup o RBS, y después de haber pagado importantes sumas a los reguladores británicos y suizos el pasado mes de Noviembre, están en negociación con el regulador americano para hacer frente a diferentes sanciones.

Aparentemente aparte de tomar medidas contra los empleados díscolos, ¿los responsables del fraude?, y de dimisiones al más alto nivel (qué menos) el sistema permanece prácticamente igual. Bien,    si esta vez los cogieron por dejar  constancia escrita (e-mails), la próxima vez no las dejaran y será más  difícil descubrirlos. Estas acciones deberían preocupar a sus responsables y además deberían ocuparse en tomar medidas más profundas que evitasen estas acciones en el futuro. Por cierto, se me olvidaba que los pagos a los que tienen que hacer estas entidades, están provisionadas y no tendrán efecto en la cuenta de resultados, a buen entendedor…

Como podéis ver poco podemos hacer para evitar que esto vuelva a ocurrir. Sin embargo, este índice puede afectarnos  si al comerciar con el exterior,  tenemos que hacer seguros de cambio. Como sabéis el seguro de cambio es un instrumento utilizado en el comercio exterior,  que nos ayuda a fijar la cantidad de divisas que tenemos que pagar o recibir en un momento determinado, y de está forma evitar las fluctuaciones de los diferentes tipos de cambio de las divisas, y

 

que tampoco podemos controlar. Por lo dicho, debemos ocuparnos de lo que está en nuestras manos y asegurarnos de vender y cobrar en las mejores condiciones posibles. Esto no quiere decir, que si hemos sido perjudicados por este tipo de acciones las dejemos correr sin hacer nada. Lo que deberemos hacer es ocuparnos, valorando el coste, las posibilidades de éxito etc., y tomar una decisión al respecto, no sea que cueste más el collar que el perro.

Por otro lado, lo que no tenemos que hacer, es que la preocupación por acciones externas a nosotros y  que están fuera de nuestro control, nos impida tener el suficiente pragmatismo, para poder tomar las decisiones adecuadas a nuestro negocio.

Ser felices y la semana que viene hablaremos de herramientas financieras.

¡HASTA LA SEMANA QUE VIENE!


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies