vizzuality

 

Nuestra siguiente visita del trabajo de campo, tuvo lugar en Vizzuality. Esta empresa de 10 trabajadores, trabaja desde el 2007 en la visualización y análisis de datos.

Ellos definen el valor de su trabajo en que comparten el significado de sus proyectos con sus clientes: comparten con quien les pide el trabajo la idea de lo que es relevante: «Para mí es igual de importante el contenido que para mi cliente, es imposible ver si no compartes la visión»

Para esto, se percibe en el equipo una serie de saberes que no pasan exclusivamente por lo verbal, la posibilidad de ver, es casi un saber sensorial que se conjuga con el conocimiento de la tecnología para el desarrollo de su producto. Éste conocimiento de la tecnología y de la programación les exige dedicar casi el 40% de su tiempo a su propia formación, lo que convierte su trabajo en tareas casi de tiempos artesanales.

Mantienen dos líneas de negocio, visualizar los datos para que la gente pueda entenderlos, o bien conseguir más datos para mejorar los que ya hay mediante el empleo de herramientas digitales.  La clave de su modelo de negocio se centra en la combinación de una implicación ética compartida y un conocimiento técnico aplicado, es decir, en su particular combinación de conocimientos, que les permite compartir el significado de los proyectos. “Creemos que lo que ha hecho que Vizzuality tenga clientes es que entendemos las necesidades de la gente que se preocupa de la biodiversidad (..) el valor de Vizzuality está en el conocimiento que tenemos cada uno, no en lo que vamos generando (..) por como llegamos a la necesidad que tenga cada uno”. El entrecruzamiento de fines y saberes entre clientes, usuarios y desarrolladores les permite compartir la visión de la relevancia en los fines con sus clientes y sus usuarios potenciales para concretar una realización adecuada a estos, que seleccione los aspectos que han de primar sobre aquellos secundarios. Esto es la clave de un buen diseño.

Las dos líneas de negocio comparten también dos temáticas: o bien se va hacia el medio ambiente o se va hacia la ciencia ciudadana. Dentro de esta última y como software que recopila datos se incluye por ejemplo “Planet Hunters”, un proyecto para que la gente contribuya a descubrir planetas del sistema solar, ofreciendo datos de un satélite de la NASA. La gente que quiera colaborar puede sumarse y hacerlo reconociendo patrones que detectan la existencia de planetas, en función de los cambios de intensidad lúminica en la emisión de las estrellas registrados por este satélite. Distintas personas analizan la misma gráfica, si las interpretaciones coinciden se da por bueno el análisis. Estas personas, los usuarios, en este caso son personas que pertenecen a una comunidad de gente muy interesada en astronomía, entre ellos uno de los programadores que ha desarrollado el programa en la empresa.

Esta implicación entre el usuario y el diseñador que los funde en una misma persona se produce también entre el trabajo y la devoción, lo que conlleva un manejo diferente de los tiempos que no permite una diferenciación clara entre el tiempo de trabajo y el tiempo personal. Como uno de ellos dice, “yo si estoy en mi casa es probable que esté haciendo lo mismo que estoy haciendo aquí, porque es mi  hobby, lo primero que hago cuando llego a casa es encender el ordenador (..) a mí, mi trabajo me encanta, yo estoy donde quiero estar

Cuando tu trabajo es un reto personal, cuando disfrutas de la curiosidad de probar y ensayar soluciones, cuando tienes algo nuevo que descifrar, algo que es un juego a resolver ¿quién quiere dejar de jugar? Verles trabajar y hablar con ellos sobre sus rutinas evoca la imagen de un niño absorto en su tarea. Esa curiosidad y atención centrada que te abstraía del tiempo cuando eras niño, y al que muchos hemos tenido que renunciar para sujetarnos a los tiempos marcados del rendimiento laboral actual, parece ser el factor que imbrica la vida personal con la profesional de este grupo de personas, que han conseguido ganarse la vida de una manera que les absorbe de una manera en la que quieren ser absorbidos. Uno de ellos me cuenta que si llegado un plazo la solución que has implementado no está bien del todo, en otras empresas el jefe te pide que te quedes, “aquí eres tú el que se quiere quedar hasta que esté perfecto y el jefe te dice que no”.

Si tuviéramos que presentar las cuestiones humanas, las definiríamos como: una gran empatía con los trabajos a los que se enfrentan y a la vez una ambigüedad presente en los mismos, ya que sus trabajos no tienen una única solución, pero deben saber cuál es la solución más representativa.

Sus herramientas de trabajo son de código abierto, están en la línea de compartir conocimiento. En cuanto sacan algo al mercado, en un tiempo breve mejoran su producto partiendo de su código y de sus herramientas, pero no les importa.

En estos cuatro años han desarrollado un gran know how, son rápidos en el desarrollo de sus proyectos, pero aún así poseen tiempos de entrega flexibles, manejan el tiempo de una forma diferente, una tensión temporal entre esos espacios artesanales y la ubicuidad constante en los tiempos de internet.

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies