Milhulloa

Nuestro tercer acercamiento al trabajo de campo tuvo lugar en Palas de Rey, en la comarca de Ulloa. Paso obligado para los peregrinos que van a Santiago por el camino del Norte.

Visitamos Milhulloa, una sociedad cooperativa creada hace once años, de la que forman parte actualmente tres mujeres: Carmela, Chusa y Anxos. Se trata de la única empresas de Galicia que se dedica al cultivo ecológico de plantas medicinales y hortalizas controlando todo el proceso, desde la producción de semillas hasta la distribución final.

El nombre de la cooperativa lo eligieron uniendo el comienzo de muchas plantas aromáticas y «Ulloa» como referencia a la comarca. Si bien, el proyecto en su inicio pensó llamarse «malas hierbas» en respuesta a las reacciones de la gente de su entorno cuando se enteraron del proyecto que tenían entre manos.

Las malas hierbas estuvieron a punto de echar abajo el proyecto, pues convertían la recolección de las plantas aromáticas y medicinales en un trabajo demasiado laborioso para poder ser rentable económicamente, pero el tesón, la innovación y algún premio contribuyeron a la continuidad. Actualmente el trabajo comienza a despegar gracias a algunas innovaciones como el grelo deshidratado y la espinaca, así como también las algas y las setas.

A pesar del momento un tanto inoportuno de nuestra visita tuvimos una cálida acogida y acompañamos a Chusa en una de sus visitas de formación que realizan.

El factor humano de su trabajo se percibe en el control del proceso de sus productos de modo artesanal a través de un cuidado de la tierra tal y como tradicionalmente se ha hecho en la finca que poseen.
Además se encuentran insertas en una red de productores de la zona de distintos ámbitos con los cuales mantienen fuertes vínculos de reciprocidad y de colaboración mutua que permite superar momentos de dificultad. Han convertido, como ellas dicen, su trabajo en una forma de vida y una forma de pensar.

También han llevado a cabo un contacto directo con los vecinos de los cuales han obtenido información sobre algunos cultivos ya extinguidos, así como también han investigado sobre antiguos remedios usados en el camino de Santiago en hospitales de de peregrinos. El inicio de la cooperación se encuentra muy vinculado con el camino de Santiago que tansita al lado de la misma finca de Milhulloa.

A pesar de todo lo conseguido mantienen la ilusión por los nuevos proyectos como la deshidratación de algas, de setas y de un buen número de frutas y algunos otros productos que mantienen en secreto.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies