Diferencia entre revisiones de «El emprendedor. Capacidad de gestión y funciones en Proyectos de negocio»

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 84: Línea 84:
  
 
'''La idea de negocio es importante, pero la persona que aplica e implementa esa idea de negocio lo es más.'''
 
'''La idea de negocio es importante, pero la persona que aplica e implementa esa idea de negocio lo es más.'''
 
 
 
|Archivo=
 
|Archivo=
 
|Ancho archivo=
 
|Ancho archivo=
Línea 142: Línea 140:
  
 
[[Archivo:7_IniciaEmprende.jpg]]
 
[[Archivo:7_IniciaEmprende.jpg]]
 
 
|Archivo=
 
|Archivo=
 
|Ancho archivo=
 
|Ancho archivo=
Línea 171: Línea 168:
 
|Pie vídeo 4=
 
|Pie vídeo 4=
 
}}
 
}}
|Estado=esbozo
+
|Estado=completo
 
}}
 
}}
 
{{Prueba
 
{{Prueba
 
|Prueba=No
 
|Prueba=No
 
}}
 
}}

Revisión actual del 17:20 25 mar 2013


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Proyectos de negocio > Capítulo 1: Iniciativa emprendedora

Sección 3

El emprendedor. Capacidad de gestión y funciones
En las pymes, el papel de emprendedor, socio capitalista y trabajador puede solaparse hasta fusionarse en una sola persona. Hay pequeñas empresas que a veces sólo tienen un trabajador, el propio emprendedor, que probablemente ha puesto todos los recursos propios de la empresa.

Antes se pensaba que el hecho de poseer recursos naturales, financieros, humanos, permitía el desarrollo de empresas y de naciones. Hoy hacemos mucho énfasis en que una correcta gestión es tan importante o más que poseer recursos.

La capacidad de dirigir, de gestionar, es el motor impulsor para el desarrollo de un país, de una empresa o de una economía familiar.

La empresa, a través de su gestor o gestores, realiza la gestión de los recursos (que por definición son limitados) en todos sus aspectos (comercial, personal, producción, finanzas, administración, desarrollo de productos, etc.), en un entorno en permanente proceso de cambio.

Este escenario dinámico, a veces turbulento, de difícil previsión, obliga a adoptar nuevas decisiones, a adaptar el sistema empresa a las modificaciones que surgen en clientes, competencia, sociedad, etc. El emprendedor deberá actuar como un empresario-gestor y tendrá que adaptar su empresa a los cambios de entorno en el ámbito en que actúa, sea local, nacional o internacional. Es decir, tiene que se un gestor del cambio.

El emprendedor como gestor de un sistema de equilibrio

El emprendedor es la persona que realiza la gestión directiva de los diferentes recursos que se ponen en juego para crear la empresa, es el protagonista en el proceso de creación de empresas.

Su iniciativa, su creatividad, su eficacia y su esfuerzo hacen posible la empresa, que ofrece productos y servicios, trabajo, retribución al capital, etc. Crea valor para todos los interesados en ella.

La capacidad directiva o de gestión en una gran empresa es una profesión independiente de la propiedad, directivo profesional. En la pyme la figura del gestor, del propietario y del trabajador, tienden a unirse en una sola persona, que representa, total o parcialmente, los tres papeles.

La gestión supone:

  • Conocimiento (aptitud) que puede adquirirse y desarrollarse,
  • Voluntad (actitud) para crear la empresa, y
  • Disponer de recursos necesarios (poder).

Este es el triángulo del éxito del emprendedor: saber, querer y poder.

Y este triángulo se traducirá en decisiones (planes) y en conductas (realización)

4 IniciaEmprende.jpg


El emprendedor es el punto de partida básico de la nueva empresa. Es condición necesaria de la empresa, aunque puede no ser suficiente si no posee los conocimientos, la voluntad o los recursos necesarios.

El emprendedor tiene que equilibrar un sistema complejo, donde confluyen diferentes intereses, a veces contrapuestos.

Como gestor debe captar los recursos necesarios, transformarlos en productos y servicios - respetuosos con el medio ambiente - que ofrece a los clientes dando respuesta a sus expectativas y demandas, generar satisfacción entre los empleados, conseguir una contrapartida económica que consiga cubrir todos los costes directos y gastos generales de la empresa, que le permita obtener un margen de beneficio suficiente para poderlo reinvertir y desarrollar el negocio y así contribuir al crecimiento económico y bienestar social.

El perfil del emprendedor incluye:

  • Creatividad y capacidad innovadora
  • Capacidad de comunicación y negociación
  • Capacidad para asumir riesgos y gestionar los cambios
  • Facilidad para tomar decisiones
  • Tolerancia al fracaso, energía y orientación al mercado
  • Capacidad de sacrificio y entrega
  • Gran estímulo y motivación. Confianza en sí mismo.
  • Capacidad de reunir recursos
  • Visión de futuro

Además, deberá tener conocimientos de dos tipos:

Formación profesional:

Su formación como gestor estará dirigida a la empresa en su conjunto. Es un “hombre orquesta”, capaz de elaborar un proyecto de empresa y ponerlo en marcha. No es necesario que sea un gran experto en todas las áreas de la empresa, pero si con criterios para tomar decisiones de marketing, legales, recursos humanos, tecnología, finanzas, etc. Esta formación conviene que la adquiera antes de iniciar la actividad y después se preocupe de estar actualizado.

Oficio del sector:

El conocimiento del sector o del “oficio” es necesario para entrar en un sector específico. Lo ideal es que tenga experiencia profesional en él, pero si no es así deberá aprenderlo o conseguir la colaboración de un especialista, como socio o profesional.

Este conocimiento del sector supondrá múltiples contactos con: organizaciones empresariales, clientes potenciales, entidades financieras, asesores y consultores, administradores públicos, cámaras de comercio, etc. El objetivo es conocer los clientes, los competidores, las reglas de juego en el sector, las posibles estrategias de diferenciación, de posicionamiento inicial y las ventajas sostenibles de la empresa frente a su competencia.

5 IniciaEmprende.jpg

El éxito profesional del emprendedor requiere:

  • Una idea innovadora.
  • Voluntad, equipo y capacidad para llevarla a la práctica, transformando la idea en una empresa.

Requiere un equipo humano idónea, la tecnología adecuada, capacidad financiera propia y ajena.

  • Análisis del entorno económico general y en particular del sector, para conseguir una ventaja diferencial competitiva.
  • Analizar las propias capacidades en relación con la oportunidad del mercado.
  • Elaborar un Proyecto empresarial consistente y realista.
  • Aplicar de forma diligente y eficiente el Plan de desarrollo del Proyecto.
  • Adaptación a los cambios futuros del Mercado.
  • Ser el motor del Proyecto – Liderarlo.


La idea de negocio es importante, pero la persona que aplica e implementa esa idea de negocio lo es más.


De emprendedor a empresario. Sus funciones como directivo o gestor

Un emprendedor es capaz de identificar una necesidad, materializarla en idea, reunir los recursos necesarios y llevarla a la práctica, transformando esa idea en productos y/o servicios que comercializará a través de una empresa. Pero, ¿cuando dicho emprendedor se convierte en empresario?.

En el momento en que dicha empresa comienza a desarrollar su actividad y aborda el camino de la consolidación, alcanzando los objetivos inicialmente establecidos, el emprendedor comienza la senda de la “profesionalización”, transformándose en empresario. Es la etapa en que el emprendedor comienza a ejercer con eficacia las funciones de directivo o gestor.


6 IniciaEmprende.jpg


Y, ¿cuáles son esas funciones que ejerce como directivo o gestor?:

Aunque las funciones que se relacionan a continuación están enfocadas a las que ejerce el emprendedor como empresario, pueden aplicarse al responsable de cualquier grupo humano, teniendo en cuenta que en cada caso habría que adaptar su aplicación al grupo concreto. La gestión directiva es una combinación de ciencia y arte.

Las principales funciones del gestor son:

  • Analizar la situación, conocer los hechos dentro y fuera de la empresa, y evaluar los cambios futuros que puedan afectar a la actividad.
  • Decidir la orientación de estrategia y fijar los objetivos de acuerdo con las conclusiones obtenidas del análisis de la realidad circundante y las expectativas de sucesos futuros, con objeto de anticiparse a los cambios.
  • Planificar y concretar las metas y objetivos perseguidos por el emprendedor o el equipo y, a partir de éstos, asignar las tareas a realizar para conseguirlos.
  • Organizar y coordinar el equipo humano y los medios.
  • Poner en práctica los planes y conseguir resultados de acuerdo con los objetivos establecidos.
  • Realizar el seguimiento, controlando que los planes y procedimientos se aplican conforme a lo previsto y que se alcanzan los objetivos.

Debe desarrollar todas estas tareas con eficiencia, es decir, con la mejor combinación de factores, la más barata, la que mayor valor añadido aporte a la sociedad en su conjunto y a la empresa.


7 IniciaEmprende.jpg

< Sección anterior
Qué es la empresa. Qué significa ser emprendedor y ser empresario

Sección siguiente >
La idea de negocio