La rehabilitación de espacios urbanos en Construcción sostenible 2

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar

{{Sección |Título=La rehabilitación de espacios urbanos |Libro=Construcción sostenible |Capítulo=Rehabilitación |Número sección=2 |Introducción=La ciudad existente es un sistema complejo donde interaccionan factores de distinta índole, como son los factores climáticos, sociales, económicos, normativos, urbanísticos, etc. Son grandes sumideros de energía y una de las causas más importantes de la contaminación atmosférica y de los impactos ambientales y consumo de recursos que se generan a escala planetaria. Muchas de las decisiones que se tomen para la mejora ambiental de nuestras ciudades pueden ayudar a paliar los efectos negativos antes mencionados e influir de manera determinante en la calidad de vida de sus habitantes. Uno de los primeros pasos para realizar una rehabilitación en un núcleo urbano consolidado es el análisis de las condiciones específicas del clima y la elaboración del diagrama de Olgyay, para poder establecer las estrategias de diseño que se utilizarán en la intervención del espacio público de la ciudad (y en el edificio). Otro factor muy importante a considerar es el estudio de la trama urbana existente y de su inserción en el territorio, que condicionará de manera determinante las variables climáticas de la escala regional.


|Apartados={{Apartado |Tipo bloque contenido=Encabezado + bloque de texto y columna lateral |Título apartado=Las condiciones climáticas |Número apartado=1 |Contenido=A la hora de intervenir en cualquier espacio urbano o edificación existente es preciso conocer las condiciones del entorno en el que está ubicado, para definir si es posible aplicar estrategias de acondicionamiento pasivo antes de proponer otro tipo de soluciones. Como se ha mencionado anteriormente es necesario conocer las condiciones del clima de la localidad en que se encuentra. Hay numerosas bases de datos en la red en las que están disponibles estos valores (véase punto siguiente) En cualquier caso conviene recordar dos cuestiones. En primer lugar, cuanto más próxima esté la estación meteorológica de nuestro lugar de actuación más precisos serán los datos para el análisis. En caso de que no sea posible obtener este listado de una estación cercana, habrá que interpretar los datos obtenidos teniendo en cuenta las características que modifican las variables de la escala regional, como son las topográficas, la presencia de agua, de vegetación, etc. En segundo lugar, cuanto mayor sea el rango de datos obtenidos, tanto en el periodo caracterizado como por los parámetros obtenidos, dispondremos de mayor información para conocer el comportamiento de nuestra ciudad o edificio. Las condiciones climáticas nos permitirán definir las estrategias pasivas posibles en la edificación y en el espacio urbano para alcanzar el confort mediante medios pasivos, aprovechando los aspectos positivos o evitando los efectos negativos. Algunas de estas estrategias son la captación solar pasiva y activa, la compacidad, la inercia térmica, la protección solar, la ventilación, etc. Sin embargo, al ser una trama urbana consolidada o un edificio ya construido la aplicación de algunas de estas estrategias será posible si las condiciones existentes y la configuración urbana lo permiten. En caso de que no sea posible, habrá que buscar soluciones alternativas o sistemas que corrijan las situaciones desfavorables. Las soluciones que se plantean desde un enfoque bioclimático son específicas de cada lugar, de cada situación y de cada edificio, por ello no es posible ofrecer soluciones generales, ya que en cada caso es necesario un análisis de todas las cuestiones que influyen en el comportamiento energético del edificio o espacio urbano.

Recogida e interpretación de datos climáticos Existen multitud de fuentes de información para la toma de datos climáticos, pero la decisión en la selección de cuál es la más apropiada debería estar fundamentada, principalmente, sobre la base de la fiabilidad y amplitud de datos ofrecidos por dichas fuentes. En este punto se indica algunas páginas de consulta en internet, que han sido seleccionadas por su fiabilidad e interés de los datos ofrecidos.

Datos climáticos Para España la más interesante es la Agencia Estatal de Meteorología, en la que se pueden encontrar los datos climáticos de la mayor parte de las capitales de provincia del país. También existen otras páginas de consulta como el Atlas Climático Digital de la Península Ibérica, desarrollado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en el que se pueden obtener "un conjunto de mapas climáticos digitales de temperatura media del aire (mínimas, medias y máximas), precipitación y radiación solar". Con estos mapas podemos saber, para cada 200 m sobre todo el territorio de la Península Ibérica, cual es la temperatura media de las máximas, la precipitación o cualquiera de las variables antes mencionadas desde una óptica climática, es decir, el valor basado en la media de todos los años de los cuales se tienen datos. A más, estos valores se pueden consultar para el total del año (media en el caso de las temperaturas y radiación solar o acumulada en el caso de la precipitación) o bien para cualquier mes en concreto.

Otra base de datos interesante, y con un carácter más internacional, pues tiene datos de muchas ciudades en el mundo, es Weatherbase, en la que además se pueden encontrar datos que en otras fuentes de información es difícil conseguir, como son las humedades relativas medias máximas y mínimas mensuales. Datos de radiación solar Para determinar las ventajas y desventajas relativas al soleamiento en la ciudad existente es necesario previamente conocer el recorrido del sol a lo largo del año. Cada mañana el sol aparece por un punto del horizonte llamado orto, se eleva hasta el momento de la culminación (12 del mediodía) y desaparece por un punto, simétrico respecto al eje norte-sur, llamado ocaso. Los parámetros que nos permiten conocer la posición del sol a lo largo del año son las coordenadas solares (Fariña Tojo, 2008), que dependen del día del año (declinación), de la hora del día (ángulo horario) y de las coordenadas geográficas (latitud y longitud):

  • Acimut (A): ángulo horizontal medido desde el sur. Hacia el Oeste positivo de 0º a 180º y hacia el Este negativo de 0º a –180º
  • Altura solar (h): ángulo vertical medido en sentido positivo de 0º a 90º por encima del horizonte y de 0º a -90º por debajo.
Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Imprimir/exportar