Impactos ambientales potenciales de infraestructuras en Ecoinnovación en procesos industriales

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Ecoinnovación en procesos industriales > Capítulo 7: Evaluación Ambiental

Sección 8

Impactos ambientales potenciales de infraestructuras
Los potenciales impactos ambientales de intervenciones humanas varían mucho, en función del tipo y característica de la intervención. Existe una relación entre el impacto (I) y la población (P), el nivel de renta o ingresos (R) y la tecnología (T) de forma que los impactos son más severos cuanta más población, más renta y más desarrollo tecnológico haya.

I=P•R•T

A continuación se describen y analizan brevemente algunas intervenciones en diversos sectores a partir de sus impactos ambientales potenciales:

Caminos rurales

Los impactos ambientales en caminos rurales deben incluir los efectos directos que ocurren en el área de la construcción y sus alrededores, y los indirectos en el área adyacente. El área de influencia mayor para el desarrollo de un proyecto de camino rural son sus efectos económicos, sociales y ambientales inducidos, tanto si han sido planificados o ocurren de forma espontánea, y son el resultado del mayor acceso físico y la reducción de los costos de transporte.

Caminos, carreteras y vías férreas

El impacto ambiental del desarrollo de proyectos para la construcción de vías terrestres, que abarca desde autopistas, hasta caminos principales, desvíos, y vías férreas, puede ser directo o indirecto, así como positivo o negativo. Las vías no pavimentadas pueden ocasionar impactos considerables, de mayor envergadura que los pavimentados y la modificación u optimización de los ya existentes.

Desarrollo de áreas urbanas

Las ciudades desempeñan una función fundamental en el proceso de desarrollo. Son zonas productivas cuyo aporte al crecimiento económico es muy importante. A pesar de ello, es necesario evaluar y analizar en detalle y de forma muy cuidadosa el proceso de crecimiento urbano, ya que ocasiona un deterioro de las condiciones ambientales anexas.

Al ser las ciudades un lugar donde se produce un crecimiento demográfico, y en dónde hay un desarrollo de la actividad comercial e industrial, es en ellas en dónde se concentra la mayor utilización de energía y de recursos, así como la generación de residuos. Los sistemas naturales y artificiales existentes no son suficientes para absorber tal acumulación y se sobrecargan, dejando de ser manejables. Con el rápido crecimiento demográfico que hay hoy en día en las ciudades, la situación es cada vez más crítica.

Desarrollo de petróleo y gas

En la producción de petróleo y gas es necesario tener en cuenta y evaluar los desechos sanitarios y desechos domésticos tratados que se producen, así como los lodos de perforación y las aguas tratadas. Este tipo de procesos pueden tener lugar en el mar con las plataformas que existen para explotar los pozos del fondo detectados, o bien en instalaciones industriales situadas en tierra. Según sea el proceso analizado y evaluado, las emisiones que se emiten a la atmósfera pueden deberse a diversas causas. En el caso de plataformas en el mar, las emisiones atmosféricas que se producen son debidas a la utilización de los generadores y las bombas diesel, a las deyecciones con fuego y liberación de gas sulfuroso (sulfuro de hidrógeno) producidas, y a las emisiones que se producen durante las etapas de transporte y transferencia de ambos productos. En las instalaciones industriales en tierra, las emisiones atmosféricas son producidas por los procesos operativos de las refinerías de petróleo o de las plantas de procesamiento de gas, así como durante la fase de descarga de los buques que los transportan.

Estos procesos requieren numerosas y diversas actividades industriales como la construcción de las plataformas, la preparación de los caminos de acceso, la preparación de las zonas para los aviones, los oleoductos de recolección y transporte, las instalaciones auxiliares de apoyo necesarias para el buen funcionamiento de las instalaciones, etc. Dichas actividades son las responsables de la aparición de impactos que causan fundamentalmente alteraciones de la superficie, una gran cantidad de emisiones de ruido, emisiones atmosféricas ya comentadas, aumento del tráfico y posibles accidentes, derrames de petróleo, descarga de aguas producidas con tratamiento, aparición de contaminación atmosférica a causa de la quema de los gases indeseables producidos o extraídos y de los pozos de desechos de petróleo, descargas del gas sulfuroso, y una afluencia continua de trabajadores de construcción. Estos impactos hay que evaluarlos, analizarlos, y reducirlos o eliminarlos en la medida que sea posible durante la realización del proyecto. Los principales aspectos de riesgo de tales instalaciones que se pueden producir de forma no rutinaria y prevista sueles ser los reventones con fuego o liberación de gas sulfuroso (sulfuro de hidrógeno), el colapso de la plataforma, la rotura del oleoducto, la muerte de animales marinos, la limitación del uso del suelo en esa área, y el choque del tanquero.

Líneas de transmisión

Las líneas de transmisión consisten principalmente en sistemas terrestres de transmisión que se construyen sobre humedales, arroyos, ríos, bahías, montes, y cerca de las orillas de los lagos, etc. Pueden tener desde pocos kilómetros a cientos de ellos de longitud, siendo el derecho de vía en dónde se construyen estas líneas de transmisión función del tamaño de la línea y del número de líneas de transmisión a instalar (normalmente suelen variar de 20 a 500 metros de ancho.

Los impactos ambientales negativos que pueden ocasionarse con los proyectos de instalación de las líneas de transmisión son provocados por la construcción, la operación y mantenimiento de las mismas. En el lado positivo, los derechos de vía de las líneas de transmisión pueden ser beneficiosos para la fauna si se manejan adecuadamente. Así, las áreas desbrozadas para el desarrollo del proyecto pueden proporcionar sitios de reproducción y alimentación para las aves y los mamíferos, además de poder aumentar la diversidad del área como consecuencia del contacto entre el derecho de vía y la vegetación existente.

Navegación

El medio ambiente puede verse muy dañado por la liberación de contaminantes tanto de origen natural como derivados de la actividad del hombre a consecuencia del desarrollo de la navegación, los cuales pueden tener efectos sinérgicos entre sí combinándose los efectos físicos, químicos y biológicos. El agua, la tierra y el aire pueden contaminarse a partir del desarrollo de actividades propias del sector como son las operaciones de dragado, la eliminación de materiales, las actividades de construcción, y un mayor tránsito marítimo.

Los impactos potenciales en este sector incluyen los derrames, las descargas de petróleo, la liberación de contaminantes, la pérdida de hábitats, eliminación de materiales, erosión y sedimentación por posibles cambios hidrológicos ocasionados, y pueden provocar alteraciones de la circulación y seguridad en el transporte,. Estos impactos deben ser objeto de evaluación para paliar lo máximo posible sus efectos con el desarrollo del proyecto

Oleoductos y gasoductos

La instalación de oleoductos tanto en tierra como en el mar se realiza mediante una serie de operaciones que pueden causar serios daños al medio ambiente. Sin ánimo de revisar de forma exhaustiva cuales son, las más comunes y que pueden tener un impacto medioambiental de mayor envergadura son el desbroce del derecho de vía; la excavación de zanjas; el levantamiento topográfico; su colocación, el doblado, su soldadura, el revestimiento de la tubería; la instalación de la protección catódica para controlar la corrosión, su colocación en la zanja cuando se trata de los oleoductos enterrados; el relleno y la limpieza de la zanja, y el dragado y la eliminación del lodo producido cuando se trata de terrenos húmedos.

En los casos en que las tierras están completamente saturadas, o se proyecta su ejecución en el mar o en las lagunas, se emplean barcazas para dragar el suelo, fabricar la tubería y colocarla finalmente. Normalmente, se suele anclar la tubería con bloques de cemento o mediante la preparación de un entubado de hormigón. En este caso es necesario tener muy en cuenta la acción de las olas y las corrientes que alteran de forma constante el desarrollo de las operaciones a realizar.

Presas hidráulicas

El desarrollo de este tipo de proyectos provoca cambios medioambientales irreversibles en el área geográfica destinada, que suele ser muy extensa y, por lo tanto, puede originar impactos potenciales muy importantes.

Últimamente este tipo de proyectos goza de mala prensa, y son muy criticados ya que los beneficios que se logran alcanzar con su desarrollo son menores a los costos sociales, ambientales y económicos que hay que asumir. No obstante, si se proyecta una infraestructura de este tipo es imprescindible tratar de eliminar o reducir estos costos ambientales y socio-económicos a niveles aceptables, debiendo analizar, evaluar y proponer medidas correctoras (y de prevención si es posible) para lograr ese objetivo de controlar adecuadamente los problemas potenciales.

Protección contra inundaciones

Existen unas zonas en las cuales son habituales las inundaciones, y por ello, sus tanto sus ecosistemas como sus poblaciones están habituadas y adaptadas a esta situación. A excepción de que se dé una catástrofe como consecuencia de una inundación muy severa, estas zonas dependen de esa inundación periódica. Tratar de eliminar ese proceso de inundación natural y los beneficios que ésta trae es el origen de los potenciales impactos ambientales más importantes basados en las medidas estructurales de protección desarrolladas por el hombre para controlarlas.

Estas zonas naturales son productivas gracias a que la inundación las hace así mediante una renovación de la humedad del suelo, y la deposición de limo que hace estas zonas más fértiles. Se puede afirmar a decir que algunas zonas áridas sólo reciban esta fuente de riego natural en forma de inundación. Por lo tanto, toda actividad de desarrollo que trate de reducir o eliminar estas inundaciones naturales puede provocar una recesión potencial de la agricultura de estas tierras empobreciéndolas, modificar y eliminar su vegetación natural, sus poblaciones de flora y fauna (ganado, pesca,…).

Proyectos de vivienda a gran escala

Los proyectos de macro-urbanización tan habituales con el desarrollo provocan la pérdida de tierra; a menudo fértil y útil para su uso agrícola como consecuencia más importante de esa urbanización. Las tierras fértiles y húmedas, los bosques, el hábitat que puede incluir especies raras y/o en peligro de extinción, la contaminación del aire consecuencia del uso de combustibles de calefacción y cocina, los residuos de todo tipo (sólidos y líquidos fundamentalmente) generados que se deben eliminar de forma adecuada, la alteración de los sistemas naturales de la zona (mayor erosión y sedimentación), la calidad del agua tanto superficial como subterránea, etc., se encuentran en clara amenaza con estos proyectos. Para combatir esta amenaza se deben implementar políticas específicas de planificación y control apropiadas por todas las partes implicadas, tanto los responsables de los proyectos como las autoridades competentes.

Es necesario asegurar el valor de todos estos recursos a largo plazo, debiendo establecer un equilibrio entre tales recursos perdidos o alterados y la necesidad de vivienda.

Proyectos hidroeléctricos

Dentro de tales proyectos se incluyen las represas, los reservorios, los canales, los conductos, las centrales eléctricas, y las playas de distribución que se emplean para generar electricidad. Cuando las características de lluvia de la cuenca hidrográfica y el caudal del río son adecuados y suficientes, es posible que se puedan proporcionar uno o más de los siguientes servicios: riego, control de inundación, fuente de agua, actividades recreativas, pesca, navegación, control de sedimento, control de los atascamientos de hielo, y control de las roturas de los lagos glaciales. Cada uno de estos componentes por sí mismos tiene unos impactos ambientales potenciales positivos y negativos, los cuales se deben analizar y evaluar en el desarrollo de estos proyectos, proponiendo medidas preventivas y correctivas.

Puertos y bahías

El desarrollo marítimo genera problemas medioambientales potenciales que difieren según su ubicación y las variaciones en su geografía, hidrología, geología, ecología, industrialización, urbanización y tipos de embarque. Una modificación proyectada para la construcción de estructuras artificiales que provocan la alteración de las aguas naturales resulta en impactos potenciales directos e indirectos sobre los ecosistemas, la población de la zona, y la masa de agua. Actividades del proyecto tales como las operaciones de dragado, la eliminación de materiales, el desarrollo de la zona de playa, el mayor tránsito marítimo, y el aumento de vehículos en el puerto; pueden provocar la aparición de contaminantes naturales y derivados de la actividad del hombre en el medio ambiente de la zona.

Los impactos potenciales en el medio acuático más destacados son los derrames y descargas de petróleo; la liberación de contaminantes, la alteración del sedimento, el flujo superficial, la destrucción del hábitat; los cambios en la composición química, las modificaciones en la circulación del agua; las preocupaciones ocupacionales y de salud pública; y la seguridad en el transporte.

Los impactos potenciales en el medio terrestre a destacar son la contaminación por la eliminación de materiales dragados, la erosión y la sedimentación (como consecuencia de los cambios hidrológicos ocasionados por el desarrollo del canal), y el desarrollo de la zona de playa (construcción de rompeolas, etc.), la pérdida de hábitats (debido al desarrollo de la playa), y la pérdida de usos actuales y futuros del suelo.

Los impactos potenciales que se pueden originar en el medio aéreo son fundamentalmente la degradación, el tránsito de vehículos, y la generación de polvo fugitivo contaminante.

Recolección y eliminación de basura

Los residuos sólidos que se abandonan constituyen una molestia pública de primera magnitud. Su presencia puede originar la obstrucción de los desagües y drenajes abiertos, pueden invadir los caminos, deterioran y reducen la estética del panorama, emiten olores desagradables, y producen emisiones de polvos con características irritantes.

El desarrollo de un proyecto de esta naturaleza se debe diseñar de forma apropiada para que se adecue a las necesidades y los patrones de comportamiento de la población de la zona afectada, ya que puede provocar unos impactos potenciales mayores relacionados con los residuos abandonados. Por lo tanto, este tipo de proyectos relacionados con los residuos sólidos debe incluir el análisis y evaluación de la posible mejora y optimización de su recolección, siendo el objetivo principal la reducción de los desechos abandonados.

Además, si los residuos sólidos no son confinados y retirados de forma apropiada se puede crear un impacto potencial sobre la salud pública. Si estos residuos no está protegidos, puede existir un contacto directo con ellos por parte de la población, y sobre todo por parte de los trabajadores que se encargan de su recogida y eliminación, que provoca efectos nocivos. Es imprescindible que en el desarrollo de este tipo de proyectos se tenga en cuenta la protección de la población y los trabajadores en primera instancia, proponiendo y suministrando elementos de protección como guantes, botas, o uniformes, y la adecuación de instalaciones de limpieza. Por lo tanto, debe contemplarse la consideración de los costos económicos necesarios para la contención de los residuos generados y la protección de los trabajadores, que eviten el impacto potencial sobre la salud.

Riego y drenaje

El principal beneficio del desarrollo de proyectos de riego en la mayor producción de alimentos. Si además se concentra e intensifica la producción en un área localizada pequeña se puede lograr la protección de los bosques y de las tierras silvestres, evitando que se conviertan en terreno agrícola. La cobertura vegetal y la preparación de la tierra permiten reducir la erosión del suelo. El desarrollo de estos proyectos tiene también un beneficio positivo en la salud al mejorar la higiene y al reducir la incidencia de algunas enfermedades, así como en la moderación de las inundaciones.

Por el contrario, los impactos potenciales negativos directos como consecuencia de la utilización del agua freática para el riego se basan en el consumo superior al grado de recuperación, lo que origina una reducción del nivel del agua freática, que a su vez provoca el hundimiento de la tierra, la disminución de la calidad del agua, y permite la entrada de agua salada en áreas próximas a la costa.

Dentro de los factores ambientales externos que afectan al desarrollo de este tipo de proyectos está el uso de la tierra, que va a afectar a la calidad del agua del área de riego sobre todo respecto a su contenido en sedimento por la erosión provocada por la agricultura que puede elevar el nivel de la tierra a tal punto que puede incluso impedir el riego, y la composición química del agua con respecto a la presencia de contaminantes de origen agrícolas y/o industriales.

Sistema de agua potable

Los proyectos de desarrollo de agua potable tienen unos indudables impactos positivos para la salud, no pudiendo vivir en ciudades y pueblos sin este recurso básico.

Dentro de esos proyectos, y a modo de ejemplo, se pueden englobar la construcción, la expansión o rehabilitación de represas y reservorios, los pozos y estructuras receptoras, las tuberías principales de transmisión, las instalaciones de bombeo, las obras de tratamiento, los sistemas de distribución, etc.

Tratamiento y eliminación de aguas

Los contaminantes que suelen estar contenidos en la aguas de abastecimiento suelen ser los sólidos en suspensión y disueltos. Fundamentalmente consisten ambos en materias orgánicas e inorgánicas, nutrientes, aceites, grasas, sustancias tóxicas, y micro organismos patógenos.

Cuando el proyecto no incluye un tratamiento de estas aguas antes de su utilización, existen los mismos peligros para la salud pública en el punto de descarga. Estos peligros pueden presentar efectos sinérgicos como la acumulación de sólidos que afecta al hábitat acuático y marino; la reducción de la presencia de oxígeno como consecuencia de la descomposición de la materia orgánica que provoca la desaparición de los organismos acuáticos y marinos e incluso a otros organismos superiores a través de la bioacumulación en las cadenas alimenticias, y la eutrofización por alto contenido de nutrientes que crea una gran cantidad de vegetación que puede afectar a la pesca y a las áreas recreativas.

Es necesario tener en cuenta para el desarrollo correcto de este tipo de proyectos se deben manejo adecuadamente los residuos sólidos que provienen del tratamiento de las aguas (grava, cerniduras, lodo primario, y lodo secundario) para evitar que contaminen el suelo y el agua. Asimismo, planificar, analizar y evaluar el tratamiento para los residuos humanos que deben eliminarse en su origen para evitar que sean un peligro de infección parasitaria (por contacto directo con la materia fecal), hepatitis, cólera, tifus u otras enfermedades gastrointestinales que tienen su origen en la contaminación de la fuente de agua y de comida.

Contenido

< Sección anterior
Variables ambientales

Sección siguiente >
Impactos ambientales potenciales de actividades agrícolas y forestales

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Imprimir/exportar