El método contable en Finanzas

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Finanzas > Capítulo 1: Contabilidad Financiera

Sección 7

El método contable
El método contable consiste en la aplicación sistemática y regular de los principios, criterios y normas contables, con idea de reflejar una imagen fiel de la realidad patrimonial y financiera.

Al comenzar cada ejercicio económico se toma la información de cierre del ejercicio anterior para a continuación recoger todas las variaciones que se vayan produciendo en su situación económica: compras, ventas, pagos, cobros, formación de costes, etc.

Al finalizar el periodo, la información se ordenará y ajustará para calcular la rentabilidad (beneficio o pérdida) conseguida en el ejercicio y conocer por tanto si el patrimonio neto ha aumentado o disminuido su valor.

Contenido

La Cuenta

Con el fin de conocer las variaciones producidas (incrementos y disminuciones) en los distintos grupos patrimoniales y en los ingresos y gastos de gestión de la empresa, la contabilidad utiliza como elemento de representación contable la “cuenta”.

La “cuenta” es el centro de todo el proceso contable. Alrededor del que gira la teoría del registro de los hechos y su representación contable. La cuenta proporciona una visión de la situación del grupo patrimonial o de gestión de que se trate, así como la información acerca de los movimientos operativos del mismo. El conjunto de todas cuentas de la empresa ofrece la situación patrimonial (balance) y de la situación económica (cuenta de pérdidas y ganancias) en un momento concreto.

De todo lo anterior se desprende que la cuenta es el instrumento material que recoge los movimientos operativos del grupo patrimonial o de gestión a que se refiere la cuenta.

Esquemáticamente, una cuenta se representa en forma de T como se puede ver en el gráfico de la derecha.

La parte de la izquierda de la T se conoce como el Debe (D), y recoge el movimiento del grupo patrimonial o de gestión a que dicha cuenta se refiere, cuando este grupo actúa como aplicación de fondos.

Cuando anotamos un apunte en el Debe de una cuenta, también se suele decir que estamos adeudando, cargando o debitando la cuenta.

La parte derecha de la T se conocer como el Haber (H), y recoge el movimiento del grupo patrimonial o de gestión cuando el mismo constituye la fuente de financiación de un hecho económico.

Cuando anotamos un apunte en el Haber de una cuenta, también se suele decir que estamos abonando, descargando o acreditando la cuenta.

El Saldo de una cuenta es la diferencia entre la suma de las cantidades anotadas en el Debe y en el Haber. Se dice que el saldo de una cuenta es deudor, cuando es mayor la suma del Debe que la del Haber, y que el saldo es acreedor, cuando es menor la suma del Debe que la del Haber.

Imágenes y recursos

Imágenes

Cf71 cuenta T.jpg


Cuentas de Situación (Cuentas Patrimoniales)

Al tratar el balance de situación se ha visto el activo y el pasivo de la empresa. La empresa necesita una financiación (que se refleja a la derecha del balance) para poder acometer las inversiones necesarias para realizar su proceso productivo (que aparecen en la izquierda del balance). Tanto la financiación propia y ajena como las inversiones se muestran contablemente mediante las llamadas cuentas de situación o cuentas patrimoniales.

Las cuentas de situación según el tipo de bienes, derechos, obligaciones y deudas que muestren se agrupan por parte del PGC en cinco tipos:

  • Grupo 1: Financiación básica.
  • Grupo 2: Inmovilizado.
  • Grupo 3: Existencias.
  • Grupo 4: Acreedores y deudores por operaciones de tráfico.
  • Grupo 5: Cuentas financieras.

En este cuadro se resumen conjuntamente las estructuras básicas de los recursos y los empleos de recursos (pasivo y activo de la empresa):

Cf72 cuentas situación.jpg


Cuentas de Gestión

Las cuentas de situación o de balance muestran la situación patrimonial y financiera de la empresa. Por su parte, las cuentas de gestión muestran la situación económica de la empresa, son las cuentas que establecen las pérdidas y ganancias de la empresa. Es decir, las cuentas de gestión son aquellas cuentas que determinan el resultado de la empresa y que ponen de manifiesto el resultado de la gestión realizada en la compañía en el periodo analizado.

Las cuentas de gestión se componen a su vez de las cuentas de gastos y de las cuentas de ingresos (grupos 6 y 7 respectivamente).


Los Libros de Contabilidad: el Diario y el Mayor

Las anotaciones en las cuentas se llevan a cabo mediante los asientos contables, que se efectúan en los libros de contabilidad.

Toda transacción contable lleva asociada uno o varios asientos. A su vez, todo asiento, debido al principio contable de partida doble, tiene una anotación en el Debe y otra en el Haber, y además el importe de ambas tiene que coincidir. Este tipo de asiento se conoce como asiento simple, sólo interviene una cuenta de cargo (un Debe) y una cuenta de abono (un Haber).

También es posible la utilización de asientos múltiples, aquellos en los que hay más de una cuenta de cargo (más de un Debe) y/o más de una cuenta de abono (más de un Haber). En este caso también tiene que coincidir el importe total de los cargos con el importe total de los abonos.

La contabilización de los hechos se realiza, de una parte, en forma cronológica; es decir, uno a continuación de otro y en el orden en que éstos se suceden. Dichas anotaciones cronológicas se efectúan en el libro Diario. El libro diario de la empresa tiene, por tanto, el objetivo de recoger, para cada operación que realice la empresa, los grupos patrimoniales deudores y acreedores que en la misma han intervenido. Este libro recoge por orden cronológico todas las operaciones que se van produciendo en una empresa. Los asientos contables dentro del diario tienen un número de orden y una fecha.

A partir de las anotaciones efectuadas en el libro Diario, se abre el libro Mayor para cada una de las cuentas implicadas en los asientos o movimientos del periodo. El libro Mayor es el conjunto de cuentas (o fichas) utilizadas por la contabilidad, es decir, todas las “T” con sus anotaciones en el Debe y en el Haber correspondientes. En la ficha de Mayor de cada cuenta se anotan cada uno de los cargos y abonos que ha tenido cada cuenta en el libro Diario. Se trata pues de un resumen de movimientos por cada cuenta. En realidad es la misma información que tiene el libro Diario pero ordenada de distinta manera.

El libro Mayor y el libro Diario son por lo tanto los documentos que nos permitirán tener toda la información contable ordenada y disponible para posteriormente elaborar los estados financieros.


Proceso Contable

Normalmente el proceso contable de un ejercicio social de una empresa cuenta con una serie de pasos que son los que se describen a continuación:

1. Apertura del Libro Mayor con los datos del balance inicial. Consiste en ir abriendo una a una todas las cuentas poniendo como saldo inicial de las mismas el saldo final que tenían al concluir el anterior ejercicio contable. En cada ejercicio el primer asiento es el conocido como asiento de apertura. Mediante este asiento se dan de alta los saldos finales del ejercicio anterior como los saldos iniciales del actual ejercicio contable.

2. Confección del Libro Diario. Como se ha explicado anteriormente, consiste en realizar uno a uno los de asientos derivados de las operaciones realizadas por la empresa en el periodo

3. Confección del Libro Mayor. Se realiza pasando todos los cargos y abonos del libro Diario al Libro Mayor. Puede interesar hacerlo de forma simultánea a la confección del Libro Diario, de esta manera podremos conocer el saldo de alguna cuenta en un momento intermedio del ejercicio.

Cualquier software de gestión contable al realizar los asientos en el Libro Diario automáticamente realiza los correspondientes apuntes en el Libro Mayor.

Es muy corriente además la existencia de los llamados libro mayores auxiliares. Debido al elevado número de operaciones que realizan gran parte de las empresas, se suelen crear unos libros de registros auxiliares de ventas e ingresos, de compras y gastos, de bienes de inversión, de movimientos de tesorería (cobros y pagos), etc.

4. Obtención de saldos en el Libro Mayor. Una vez se han anotado todos los cargos y abonos del libro Diario al Libro Mayor, se procede a saldar o liquidar las cuentas del libro Mayor obteniendo los correspondientes saldos o balances finales deudores o acreedores.

5. Balance de sumas y saldos. El conocido como balance de comprobación o de sumas y saldos permite ver la consistencia de todos los asientos realizados en el ejercicio comprobando que la suma de todas las cuentas con saldo deudor es igual a la suma de los saldos de todas las cuentas con saldo acreedor.

6. Asientos de regularización. Mediante los denominados asientos de regularización:

  • Se saldan todas las cuentas de gestión con cargo o abono a la cuenta de Pérdidas y Ganancias.
  • Se calcula la variación de existencias eliminando las existencias iniciales (con cargo a Pérdidas y Ganancias) y aflorar las existencias finales (con abono a Pérdidas y Ganancias).
  • Se calcula el impuesto sobre el beneficio.

Después de efectuados los asientos de regularización, el saldo de la cuenta de Pérdidas y Ganancias, que aparece en el balance de situación, nos debe indicar el resultado neto de la empresa en el periodo, ya sea pérdida (saldo deudor) o beneficios (saldo acreedor).

7. Cierre del Libro Mayor. Consiste en ir anotando uno a uno todos los saldos finales calculados en todas las cuentas. Estos saldos finales configurarán el balance final del ejercicio de la empresa. La obtención de los saldos en el Libro Mayor se realiza siempre al finalizar los ejercicios contables, pero se puede realizar también en cualquier momento intermedio del ejercicio si se necesita.

8. Asiento de cierre. Una vez finalizado el proceso de regularización contable, determinado el resultado del ejercicio y calculados los saldos finales de las cuentas de balance, procede la formulación del asiento de cierre de la contabilidad. En este asiento sólo figurarán cuentas de situación o balance y una sola cuenta de resultados, Pérdidas y Ganancias (esta cuenta expresa el resultado global generado por la empresa en el ejercicio correspondiente).

9. Presentación de los Estados Financieros. Finalmente sólo queda proceder a la obtención, cuadre y presentación de los estados financieros del ejercicio.

< Sección anterior
Los principios contables

Sección siguiente >
Regularización y aplicación del resultado

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Imprimir/exportar