Análisis de punto de equilibrio en Finanzas

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Finanzas > Capítulo 2: Contabilidad de Gestión

Sección 2

Análisis de punto de equilibrio
Los análisis de punto de equilibrio, también conocidos como análisis de punto muerto o por análisis breakeven point, analizan el comportamiento de los ingresos y de los costes de la empresa en relación al volumen de actividad.

Estos análisis son de gran utilidad ya que permiten anticipar cómo se comportará financieramente la empresa ante distintos posibles escenarios de nivel de actividad.

Los análisis de punto de equilibrio son especialmente interesantes en el lanzamiento de nuevos proyectos y en empresas de nueva creación, ya que nos permiten identificar cuál es el nivel de actividad comercial requerido para llevar el proyecto o la nueva empresa a un equilibrio financiero entre ingresos y gastos.

Este tipo de análisis de punto de punto de equilibrio se representan también habitualmente en gráficos que relacionan el nivel de volumen de ventas con el comportamiento de costes e ingresos, y con el nivel de rentabilidad económica.

Contenido

Comportamiento de los ingresos

Los ingresos totales en este tipo de análisis de contabilidad de gestión se suelen comportar como proporcionales al nivel de actividad. Habitualmente los ingresos suelen ser una función directa del precio de venta y de la cantidad de unidades vendidas.

Ingresos totales = Precio (P) x Cantidad (Q)


Los ingresos totales suelen ser entonces una línea recta de pendiente positiva que pasa por el eje (0,0), y cuya pendiente es el precio de venta o ingreso unitario.

Es fácil ver impacto de los cambios de las políticas de precios en este tipo de representaciones de los ingresos totales como función directa de los precios y las unidades, ya que un incremento o reducción de los precios de ventas se traduce en un aumento o disminución de la pendiente de esta recta de ingresos totales.

En ocasiones no todas las unidades vendidas se venden al mismo precio. En este tipo de situaciones se puede utilizar el concepto de precio medio de cara a simplificar y poder modelizar el negocio. También puede ocurrir que por ejemplo las primeras unidades vendidas se vendan a precios más elevados que las unidades vendidas a segmentos de mercado más sensibles al precio. En este caso la recta de ingresos totales se comportaría como una curva de pendiente decreciente al nivel de actividad.

Otro concepto relativo a los ingresos que cada vez está cobrando más uso, sobre todo en empresas de servicios, es el average revenue per unit (ARPU). En la medida que los clientes demandan distintos tipos de servicios a una empresa y consumen éstos a distintos niveles de consumo, las empresas de servicios emplean cada vez más esta medición promedio que es una especie de facturación media por cliente. De nuevo el empleo de este tipo de métricas permite hacer un mejor seguimiento del comportamiento de los ingresos y simplifica la modelización financiera del negocio.

Imágenes y recursos

Imágenes

Comportamiento de los ingresos

Comportamiento de los ingresos


Comportamiento de los costes

Como se ha visto ya, en los costes totales de la empresa hay costes tanto fijos como variables, y éstos pueden ser agregados y presentados en gráficas que reflejan el comportamiento de los costes en relación al nivel de actividad.

Los costes fijos serían independientes del nivel de actividad, mientras que los costes variables crecerían de manera directa al volumen de unidades, siendo la pendiente de la curva de costes totales el coste variable unitario.

Por lo que un aumento o disminución de los costes variables se traduce en un aumento o disminución de la pendiente de la curva de costes totales.

Por el contrario, un incremento o reducción de los costes fijos se traducía en un desplazamiento en sentido vertical de la curva de costes totales.

Imágenes y recursos

Imágenes

Comportamiento de los costes

Comportamiento de los costes

Comportamiento de los costes ante cambios en los costes variables

Comportamiento de los costes ante cambios en los costes variables

Comportamiento de los costes ante cambios en los costes fijos

Comportamiento de los costes ante cambios en los costes fijos


Punto muerto

Como ya se ha anticipado los análisis de punto de equilibrio relacionan los ingresos y los costes de la empresa para distintos niveles de actividad. El punto de equilibrio o punto muerto en estos análisis se identifica con el nivel de actividad que iguala los ingresos totales a los costes totales de la empresa.

Para niveles de actividad inferiores a ese punto muerto la empresa está en pérdidas, ya que los costes totales superan a los ingresos totales. Por su parte, para niveles de actividad superiores a ese punto la empresa genera beneficios, ya que los ingresos totales de la empresa son superiores a los costes totales.

Imágenes y recursos

Imágenes

Punto muerto o punto de equilibrio

Punto muerto o punto de equilibrio


Márgenes

El concepto de margen en un sentido amplio sería la diferencia entre los ingresos y los costes de la empresa. Al cambiar el nivel de actividad de una empresa se puede analizar el comportamiento de los ingresos y costes, pero también se puede estudiar la evolución de los márgenes generados por la empresa.

En este sentido se entiende por margen unitario a la diferencia entre el precio de venta (ingreso unitario) y el coste unitario total (resultado de dividir los costes totales de la empresa entre el número de unidades).

Margen unitario = Precio – Costes unitarios totales


El margen unitario suele ser negativo para niveles de actividad bajos, ya que los costes fijos se deben diluir entre pocas unidades vendidas. Por el contrario, para elevados niveles de actividad, lo normal es que la empresa maneje márgenes positivos, ya que cada unidad vendida debe absorber muy poco de los costes fijos de la empresa.

Este impacto de los costes fijos en la rentabilidad de la empresa se analiza mejor mediante el concepto de margen de contribución unitario. Se entiende por margen de contribución unitario a la diferencia entre el precio de venta y los costes unitarios variables. Es decir, el margen de contribución unitario es la parte del precio de venta que, una vez deducidos los costes variables, puede ser utilizada para cubrir los costes fijos.

Margen de contribución unitario = Precio – Costes unitarios variables


El margen de contribución unitario es, por tanto, la parte del precio de venta que permite ayudar a cubrir los costes fijos. Una vez cubiertos los costes fijos para un cierto nivel de actividad, el margen de contribución unitario se convierte en el beneficio, ya que los costes fijos de la empresa estarían ya completamente cubiertos por las anteriores unidades.

El margen de contribución unitario nos permite por lo tanto calcular el punto muerto o punto de equilibrio de un negocio. Dividiendo el total de los costes fijos entre el margen de contribución unitario obtenemos el número de unidades que la empresa tiene que vender para cubrir sus costes fijos, obtenemos el punto muerto a partir del cual la empresa empieza a generar beneficios.

Punto muerto = Costes fijos / Margen de contribución unitario


Apalancamiento operativo

El concepto de apalancamiento operativo se identifica con un cambio en la estructura de costes de la empresa que implica la sustitución de costes variables por costes fijos.

Por ejemplo, un posible apalancamiento operativo se produciría cuando una empresa compra una nueva maquinaria que tiene unos mayores costes fijos asociados por su depreciación contable, pero que a su vez implica reducir el número de horas extras pagadas o que implica un menor consumo energético.

El apalancamiento operativo se identifica gráficamente con un desplazamiento hacia arriba de la curva de costes totales (por los mayores costes fijos) y con una reducción de su pendiente (por los menores costes variables).

El apalancamiento operativo normalmente implica que:

1. El punto muerto de la empresa se vaya más lejos y que sea necesario producir y vender más unidades para que la empresa llegue al punto muerto, para que empiece a obtener beneficios.
2. Una vez alcanzado el punto de equilibrio es común que la distancia entre la curva de ingresos totales y de costes totales ahora sea mayor, por lo que la empresa apalancada operativamente gana más dinero, para esos niveles de actividad mayores al punto de equilibrio la empresa sería más rentable.
3. Pero si los niveles de actividad son inferiores a los esperados la empresa apalancada entrará antes en pérdidas, y además éstas será más cuantiosas que la empresa sin apalancar.


Además del apalancamiento operativo, las empresas pueden también gestionar su apalancamiento financiero. El apalancamiento financiero se identifica con el nivel de deuda que una empresa tiene en su estructura de financiación. Se dice que una empresa está muy apalancada cuando el peso de la deuda de la empresa sobre los fondos propios es elevado. Mientras que se dice que una empresa no tienen apalancamiento cuando no tienen nada de deuda en su balance ya que se está financiando sólo por medio de fondos propios.

Cuando una empresa se apalanca financieramente, es decir, se endeuda y aumenta el peso del endeudamiento con terceros en su estructura de financiación, se produce un efecto en su estructura de costes de financiación similar al que se produce en su estructura de costes de explotación cuando la empresa se apalanca operativamente. La nueva deuda implica que la empresa debe asumir un nuevo coste fijo que son los intereses de la nueva deuda (“coste fijo”), pero la remuneración esperada por los accionistas disminuye (“coste variable”) por el menor peso de los fondos propios en la estructura de financiación.

El análisis del apalancamiento financiero de la empresa y sus implicaciones es un tema complejo. El apalancamiento financiero implica sustituir remuneración variable a los accionistas por los costes fijos de remuneración de la deuda, lo que a su vez puede traer ventajas fiscales a la empresa apalancada financieramente. Aunque el mayor uso de deuda incrementa la rentabilidad “esperada” de sus accionistas, a su vez la nueva deuda aumenta el riesgo de insolvencia financiera (aumenta el riesgo de una posible quiebra empresarial), ya que implica sustituir remuneración a los accionistas por los costes fijos de atender los intereses de la deuda. Las empresas deben buscar su óptimo de endeudamiento, que se determinaría mediante el balance entre las ventajas de pedir dinero prestado y los costes asociados a la posible insolvencia financiera cuando la empresa ha pedido prestado demasiado.

Imágenes y recursos

Imágenes

Apalancamiento operativo

Apalancamiento operativo


Umbral de rentabilidad y umbral de cash-flow

Los análisis anteriores son conocidos como análisis de umbral de rentabilidad ya que estudian el comportamiento esperado de la rentabilidad empresarial o del beneficio ante diversos nivel de actividad. Miden por tanto la variabilidad esperada del beneficio contable.

Pero cuando se está lanzando un nuevo proyecto o un nuevo negocio tan importante es conocer la rentabilidad esperada como poder determinar los flujos de caja esperados, por lo que estos análisis de umbral de rentabilidad pueden plantearse en términos de flujos caja en lugar de en términos de beneficio. En ese caso se habla de análisis de umbral de cash-flow. Los análisis de umbral de cash-flow determinarían el nivel de actividad que haría que la empresa generase flujos de caja operativos positivos.

Los análisis de umbral de cash-flow pueden realizarse por el método directo, comparando cobros y pagos operativos, o por el método indirecto, determinando el cash-flow por medio del beneficio ajustado por aquellas partidas de gasto e ingreso sin flujo de caja asociado.

< Sección anterior
Definiciones de costes

Sección siguiente >
Costes directos e indirectos

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Imprimir/exportar