Papel de la Asesoría Legal en Colaboraciones Publico Privadas bajo Project Finance.

En los últimos años en  el contexto internacional el aumento de grandes inversiones en infraestructuras y la tendencia de los gobiernos a reducir sus niveles de déficit presupuestario, ha creado el ambiente propicio para el desarrollo de las colaboraciones público privadas y el Project Finance. Esta figura permite tanto a la administración pública como a la empresa privada emprender proyectos de inversión elevada.

El Project Finance es una herramienta de financiación basada exclusivamente en los recursos generados por el propio proyecto, de modo que los flujos de caja y el valor de sus activos puedan responder por sí solos como garantía de reembolso de la financiación recibida, aun en los peores casos predecibles técnica o económicamente que pudieran ocurrir durante la vida del proyecto. El proyecto es, por lo tanto una entidad independiente que se materializa por la creación de una sociedad vehículo cuyo objeto es únicamente la realización y explotación del proyecto. Los socios de la sociedad vehículo ponen en riesgo únicamente el capital social aportado. Las entidades de crédito, financian la sociedad, esperando que el proyecto sea capaz de devolver la deuda y los intereses correspondientes.

El montaje de una operación de este tipo es largo y complejo ya que son muchos los agentes que participan, muy diferentes los intereses y objetivos que cada uno de ellos persigue y muy elevados los riesgos en que se incurre a lo largo de la vida del proyecto.

Todos los proyectos parten del interés inicial de un promotor que tiene la idea. Este promotor puede ser público o privado (iniciativa privada). Este ha de convencer al resto de actores de la bondad del proyecto en cuanto a su beneficio como servicio público, estableciendo un negocio capaz de generar recursos para su propio mantenimiento, la cobertura de la deuda y el reparto de beneficio entre los accionistas.

Por lo tanto podemos ver que en el proceso de constitución de un Project Finance hay una serie de participantes internos al proyecto, como son:

Además de estos participantes directamente implicados en el proyecto, intervienen otros agentes externos que tienen diversas funciones:

Por todo estos la estructuración de un proyecto bajo la técnica del Project Finance es un proceso complejo que requiere tiempo y dedicación de todas las partes interesadas el proyecto tiene que estar perfectamente definido tanto legal como técnicamente.

La sociedad vehículo formada expresamente para el proyecto tendrá relaciones contractuales con el resto de agentes que intervienen en el proyecto, administración, constructores, financiadores. La redacción de estos contratos a su vez necesita un profundo conocimiento y análisis tanto del proyecto como del contexto legal en el que se desarrolla. La definición legal implica la realización de contratos entre los participantes, en los que la labor de los asesores especialistas técnicos, legales o financieros se puede llegar a considerar como imprescindible debido a la complejidad que tiene tanto el Project Finance como el propio proyecto.

El rol de las asesorías jurídico-legales en esta estructura, seria asesorar a cada participante sobre el marco legislativo que afecte al proyecto, la definición de las relaciones contractuales y los riesgos que se corren en cada tipo de relación contractual y además de las implicaciones fiscales.

Como resumen podemos decir que esta pueden ser algunas de las funciones de los asesores jurídico-legales en este tipo de proyectos:

Varios organismos internacionales y multilaterales tienen guías para la preparación de estos proyectos. En concreto en los link a continuación, encuentran ejemplos para términos de referencia para asesores jurídico-legales en diferentes fases del proyecto, elaborados por el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Mundial.

http://ppp.worldbank.org/public-private-partnership/overview/practical-tools/terms-of-reference-ppp-advisors

http://www.eib.org/epec/g2g/ii-detailed-preparation/21/212/index.htm


Gestión de riesgos en proyectos de agua con participación privada en América Latina

La incertidumbre en un proyecto de construcción de infraestructuras viene de muchas fuentes e implica a menudo a muchos participantes. Puesto que cada participante intenta reducir al mínimo su propio riesgo, los conflictos entre ellos pueden llegar a ser perjudiciales para el proyecto. La administración dueña del proyecto debe tener esto en consideración al la hora de diseñar un proyecto que asigne los riesgos a la parte más adecuada (la que sea más capaz de gestionarlo) mediante las correctas relaciones contractuales con todos los participantes, administración, promotor y/o constructor. El no reconocimiento de esta responsabilidad puede conducir a resultados indeseables.

Estos últimos años, en los contratos de infraestructuras bajo concesión u otro tipo de colaboración público privada se ha desarrollado mucho el concepto de “gestión de riesgos”. Mediante las técnicas de gestión de riesgos se reconocen las responsabilidades de las diferentes partes, incluida la administración y se puede llegar a un reparto razonable de los mismos, esperándose que los precios del contrato sean más bajos que los proyectos en los cuales todos los riesgos se asignen al socio privado.

La buena voluntad del socio privado de aceptar riesgos refleja a menudo la capacidad profesional, así como su propensión al riesgo. Sin embargo, la opinión de la sociedad sobre sus responsabilidades puede afectar la actitud de tomar riesgos. A veces cuando se produce una demanda contra uno de los participantes, es difícil que el público sepa si se ha cometido un fraude, o simplemente que ha ocurrido un accidente.

Centrándome ahora en los riesgos de la fase de operación, sin olvidar que la fase de construcción tiene sus propios riesgos cuya gestión correcta o incorrecta también tendrá mucha influencia en el éxito de los proyectos. Entre las muchas condiciones que afectan la voluntad de los inversionistas y su capacidad de participar en proyectos de infraestructura, existen tres factores que generalmente han tenido un impacto significativo en el éxito del proyecto: la presencia o ausencia de condiciones locales favorables para la inversión, el tipo de modalidad utilizada y la aplicación de instrumentos de mitigación de riesgos. Centrándonos aun más en una región geográfica América Latina y en el sector de las infraestructuras de abastecimiento de agua y saneamiento, se pueden observar las consecuencias de escoger una modalidad inadecuada, y por consecuente una estructura de proyecto inconveniente, reflejada en las altas tasas de renegociación de los contratos de infraestructura durante los años noventa (el 40% de las concesiones de infraestructura de una muestra de 796 fue renegociado en la región, el tiempo promedio de renegociación fue de aproximadamente 2,2 años).

En principio parece indicar que la selección y el diseño del tipo de contrato, en muchos casos, no fue el adecuado para la mejor gestión de los riesgos. Para una buena selección de la modalidad de contrato entre las partes es necesaria una buena evaluación de las condiciones locales. Tanto de las condiciones que pueden conducir a la ocurrencia del riesgo, como de las herramientas de mitigación de los mismos. Entre las primeras podemos destacar: el marco legal del país, el espacio fiscal, el riesgo político, las condiciones macroeconómicas, la capacidad institucional, la voluntad de pago de los usuarios, la sostenibilidad de las tarifas, y el tamaño y localización de las instalaciones.

Para mitigar los riesgos con garantías existen varias herramientas posibles, se debe evaluar a nivel local la posibilidad de su utilizacion, incluyendo: seguro de riesgo político, garantías parciales de crédito, garantías parciales de riesgo, subsidios, mejoras del crédito, financiación en moneda local, reglas de arbitraje, contratos de suministro. No todas estas herramientas e instrumentos estarán disponibles o se podrán aplicar de igual manera. Su disponibilidad y uso pueden marcar una diferencia significativa en el perfil de riesgo final de un proyecto.

Un operador inversionista internacional de suministro de agua y saneamiento puede optar por un contrato de gestión en un país y por uno de concesión en otro, debido a la existencia de condiciones de inversión diferentes en cada uno. Aunque en general los inversores pueden preferir las estructuras de concesión, no arriesgarán el capital accionario cuando las condiciones no se consideran apropiadas para esa forma de participación privada.

Como muestra de esto les presento un caso concreto con resultado desagradable para todos en Cochabamba, Bolivia.

El gobierno boliviano había privatizado en 1999, el servicio de agua de Cochabamba, el ambiente político durante esa época estaba bajo presión considerable como consecuencia de varias dificultades económicas locales y regionales. Esto ocasionó un riesgo político.

El 40% de la población de Cochabamba carecía de agua corriente. El gobierno considero varias opciones para mejorar el suministro y los servicios de agua, incluyendo el transporte de agua hacia Cochabamba desde la reserva de Corani y el desarrollo del proyecto Misicuni (construcción de una represa, un túnel y un acueducto). Estas opciones requerirían recursos financieros de los que carecían los gobiernos locales y que el gobierno nacional no estaba dispuesto a proporcionar.

Los líderes locales que abogaban por los derechos del agua se oponían a la privatización de los servicios y a las nuevas leyes que apoyaban la privatización y la transferencia de los derechos de propiedad de aguas subterráneas al gobierno, lo cual creó en última instancia un ambiente de voluntad de pago débil.

Debido a la falta de fondos locales y a un acuerdo entre el gobierno nacional y la municipalidad local, la gestión privada mejoraría el sistema de agua y se eligió la concesión del servicio como solucion. El diseño del proyecto hizo que solo hubiera un oferente, Aguas del Tunari. Esta propuso aplazar proyecto Misicuni, para concentrarse en su lugar en reparar la red existente, que en esa época tenia un índice de fugas del 60%.

Durante las negociaciones finales en torno a la concesión, el gobierno y la compañía acordaron incluir dentro de sus costos las deudas en que incurriría esta última al ser privatizada. Este acuerdo sólo se podía cumplir si se aumentaban las tarifas. Las tarifas cobradas por Aguas del Tunari debían asegurarar la recuperación total del costo, lo cual nunca se había incluido anteriormente en la tarifa. En este momento en algunos casos los consumidores tenían que destinar hasta la mitad de sus ingresos mensuales a pagar por el servicio de agua.

Fueron varios los factores que hicieron que la concesión fracasara. En un área donde dos tercios de la población viven por debajo de la línea de pobreza, los aumentos tarifarios hicieron que los precios del agua fueran demasiado altos e inasequibles, lo cual condujo a enfrentamientos con la comunidad y protestas en las calles. Finalmente el contrato fue rescindido y la responsabilidad de los servicios de agua se entregó a una coalición de los grupos que protestaban, que también asumió la deuda de SEMAPA. La meta de la coalición ha sido evitar la influencia del gobierno y de las empresas transnacionales en el suministro de agua. Aguas del Tunari presentó una solicitud de arbitraje para que se determinara si el gobierno boliviano debía pagar los costos de expropiación.

Este es un caso paradigmático en América Latina sobre el que se ha escrito mucho y en el que se evidencia claramente la importancia del análisis del contexto y la gestión de riesgos a la hora del diseño del contrato de colaboración publico privada.

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_agua_(Bolivia)

Fuente: IADB, ONU Habitat


Gestión de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa en Empresas Globales.

La sostenibilidad es un concepto que está ganando relevancia global en los negocios, como también lo son las prácticas de responsabilidad corporativa. Estas últimas entendidas, como la respuesta de la compañía ante el efecto que su actividad tiene sobre las personas, de forma individual y colectiva. Incluyendo los propios empleados y las comunidades en las áreas donde se desarrolla el negocio y yendo un poco más lejos, el planeta y la humanidad al completo.

El mundo es cada vez más pequeño, gracias a los grandes avances en la tecnología de comunicación. Muchas compañías se expanden hacia otros países, buscando nuevos mercados, expandir el negocio, diversificar para disminuir riesgos, etc.. Estas empresa gestionan un recurso humano que comienza también a globalizarse, si la empresa logra transmitir su cultura empresarial más allá de las fronteras, comenzara a tener un recurso humano que vive en diferentes culturas con diferentes idiomas, pero con algo en común que los une, la cultura de la empresa y las reglas comunes que esta define, en definitiva una visión común. Con esta expansión nace el concepto de la responsabilidad de la empresa ante este fenómeno que aun tiene que aprender a manejar.

Cuando una empresa se hace global, un reto importante es garantizar el respeto a las diferentes culturas, ambientes de trabajo y desarrollo tecnológico. Reconocer estas diferencias y afrontarlas desde un programa adecuado de responsabilidad social corporativa puede suponer un salto importante en el valor de la empresa, a través del compromiso de sus empleados.

El departamento de recursos humanos puede jugar un papel muy importante, asegurando que la compañía adopta adecuados programas de responsabilidad social corporativa, de acuerdo a las necesidades propias de los empleados. También puede apoyar en el monitoreo de la adopción de estas prácticas, al mismo tiempo que documenta y comunica proactivamente el éxito de implementación de las mismas.

Los criterios usados para medir el éxito de estas prácticas están muy ligados al desarrollo del propio trabajo del departamento de RH. Estos criterios pueden incluir (sin ser exhaustivo): compromiso del empleado; salarios y beneficios justos y razonables; compromiso con la diversidad y balance vida personal versus trabajo; métodos de medida de evaluación de desempeño y sistemas de evaluación y entrenamiento adecuados.

Estos criterios (y otros) indicarían que una compañía es socialmente responsable  y con una cultura abierta creando una atmosfera que refleja atractivo para los trabajadores actuales y potenciales, es decir atrae talento y por lo tanto crea valor para la empresa.

Ahora bien una estrategia de negocio que integra sostenibilidad tiene dos objetivos principales. El primero, en el que se enmarca lo ya comentado, es asegurar la sostenibilidad del negocio a largo plazo. El segundo, seria asegurar que el negocio contribuye a la sostenibilidad del planeta y es responsable en el corto y largo plazo con sus impactos en las comunidades la sociedad y el medioambiente.

Un empresa que consigue operar de esta forma estará consiguiendo dos cosas, por una parte mejorara su gestión interna al tener empleados más felices y motivados en sus puestos de trabajo y por lo tanto más comprometidos con los objetivos y cultura de la empresa y por otra parte estará creando valor para la compañía, al mejorar la percepción de la sociedad sobre su forma de actuar y finalmente sus productos o servicios.

Las sociedades, los clientes y los empleados actuales están demandando que se reinventen las compañías y asuman como objetivo, no solo generar ganancias sino la generación de un valor compartido con las comunidades. De la misma forma que las empresas más avanzadas reconocen que las necesidades de estas comunidades definen los mercados y las deficiencias de las sociedades provocan ineficiencias en el funcionamiento de los negocios. De esta forma, por ejemplo, un programa de apoyo a la mejora de formación profesional en jóvenes, puede estar proporcionando a medio o largo plazo, la mano de obra cualificada, necesaria para el propio desarrollo del negocio. De esta forma se está creando de un valor compartido entre la empresa y la comunidad.

Esta forma de actuar de la empresa, se convierte además en una potente herramienta de gestión de recursos humanos que el propio departamento de RH puede gestionar, fomentando que los empleados participen de la misma política a través de: voluntariados en programas financiados por el área de RSC, donaciones particulares sumadas a la de la empresa para proyectos concretos.etc. O apoyando al departamento de RSC a definir aspectos de los programas de acuerdo con las preferencias de los empleados.

Para ello es necesario que exista una relación estrecha de colaboración entre los departamentos de RSC y RH, con definición conjunta de objetivos y herramientas de seguimiento que incluyan indicadores de desempeño a usar por el departamento de RH.


Adaptación al Cambio Climático en materia de Agua y Políticas Públicas en Tuxtla Gutiérrez, Estado de Chiapas, México por ONU-Habitat

En este pequeño espacio quería presentarles una iniciativa que en ONU-Habitat hemos estado llevado a cabo estos dos últimos años y que a contado con una muy buena acogida por las autoridades municipales en México y con un gran potencial de impacto futuro.

En el contexto de un proyecto apoyado por el Fondo Español para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, titulado: “Programa Conjunto de México y el Sistema de las Naciones Unidas para Fortalecer la Gobernabilidad Democrática y Eficaz del Agua”, la iniciativa de adaptación al cambio climático en el sector del agua se implemento en asociación con el gobierno del estado de Chiapas, las autoridades locales de Tuxtla Gutiérrez y con la participación de las organizaciones comunitarias y otros  interesados. Bajo esta iniciativa, ONU-Habitat ha diseñado y apoyado un proceso que trató de mejorar la gestión del agua urbana bajo condiciones de cambio climático. La metodología del proyecto involucró:

(1) una evaluación de las condiciones y las vulnerabilidades de los servicios locales de agua y saneamiento,

(2) la producción de escenarios climáticos a escala reducida por las localidades para determinar los patrones climáticos en el futuro y modelar los eventos extremos, para evaluar posteriormente los impactos potenciales en el sector hídrico,

(3) un mapeo de alrededor de 40 partes interesadas para determinar sus roles, responsabilidades y capacidades,

(4) el desarrollo preliminar de las principales recomendaciones de políticas públicas basadas en un diagnóstico,

(5) la realización de un proceso multi-actores de participación para concientizar, compartir y validar los resultados, enmarcar los acuerdos multisectoriales y así aprovechar el apoyo para la acción, y por último

(6) el apoyo a la integración o internalización de las recomendaciones de política en los documentos clave de planificación, tanto a nivel municipal como estatal.

Los resultados obtenidos de la experiencia de ONU-Habitat brindan las bases para sistematizar conocimiento orientado a decisiones, apoyar procesos para la participación de actores sociales en el tema de riesgos y adaptación al cambio climático, y para la construcción de acuerdos enfocados a una política hídrica responsable frente al cambio climático. La metodología planteada permite su replicabilidad en otras ciudades de países en desarrollo.

Con base en estas experiencias, el equipo formuló un conjunto de “Directrices para la Gestión de los Servicios de Agua y Saneamiento en Zonas Peri-urbanas de las Ciudades bajo condiciones de Cambio Climático”

Estas directrices tratan cuatro tópicos y arrojaron las siguientes recomendaciones generales:

• Es necesario mantener un diálogo multisectorial constante entre las instituciones pertinentes y las partes interesadas a nivel estatal y local.

• Un efectivo ordenamiento territorial y su aplicación es fundamental para evitar riesgos y reducir la vulnerabilidad.

• Aunque es difícil y costoso de realizar, la reubicación de las comunidades en zonas de riesgo y vulnerabilidad de la ciudad debe ser perseguido.

• Es necesario internalizar una perspectiva de género en las políticas de cambio climático.

• Las campañas de sensibilización y de educación son fundamentales para aumentar la capacidad de adaptación.

• Es muy importante mantener las bases de datos y series de tiempo con respecto a los fenómenos meteorológicos.

• Es importante apoyar y empoderar a las organizaciones comunitarias.

• Los esfuerzos de reforestación y conservación de ecosistemas deben llevarse a cabo como parte integral de las políticas de adaptación.

• Es importante promover esquemas de monitoreo de ecosistemas para evaluar los cambios y la resiliencia de los ecosistemas.

• Las fuentes de agua deben ser monitoreadas y protegidas en todo momento.

• La gestión de los recursos hídricos debe llevarse a cabo a nivel de la cuenca y las estrategias de uso en conjunto deben ser seguidas.

• La gestión de inundaciones urbanas debe considerar el reciclaje del agua.

• La vulnerabilidad puede reducirse en gran medida si las consideraciones de protección del medio ambiente se internalizan como una parte integral de la política urbana, tomando en cuenta la protección del ciclo integral del agua.

Pueden encontrar una explicacion mas detallada de esta experiencia en:

Bases para la Gobernanza Hidrica en Condiciones de Cambio Climatico Mexico

A partir de esta experiencia, algunos de los retos que quedan de manifiesto, son la adecuada implementación y el seguimiento de las orientaciones de política pública; el monitoreo a mediano y largo plazo de su impacto sobre la disminución de la vulnerabilidad urbana ante la variabilidad climática actual; y la valoración de su influencia en la construcción de capacidades para la adaptación de sistemas urbanos al cambio climático.


The Water for Cities Program in Latin America and the Caribbean (WatSan-LAC)

In recent years a big effort has been made in the Latin America and Caribbean Region to achieve the MDG Target 7C: “To halve the population without access to water and basic sanitation”. This has led to important advances in water and sanitation service  provision.

The region has a population of approximately 593 million and is one of the most urbanized areas in the world. Urban dwellers surmounted 471 millions in 2010. Urban population increased from 71% in 1990 to 79.4% in 2010. Currently, megacities are home to most of the population, but the megacities’ rate of growth is now decreasing while small cities (ranging from 100,000 to 500,000 inhabitants) are expanding rapidly. In the developing world, urban expansion is often characterized by informality, illegality and unplanned settlements. Urban growth has been strongly associated with poverty and slum growth.

In the Latin America and the Caribbean region, the proportion of urban population lIving in slums has been reduced from 33.7% in 1990 to 23.5% in 2010. Proportions are declining, but numbers are growing: from 105 million slum dwellers in 1990, the region counts now with 110 million people leaving in slums. (Source: State of the World’s Cities 2010/2011, UNHABITAT) According to data from 2008, 93% of the population in the region had access to water service while 79% had access to basic sanitation services (JMP Monitoring Report 2010). Targets for the region in 2015 are 92% for water service provision and 84% for sanitation.

One can therefore conclude that the water target has been achieved, while sanitation is lagging behind. But there are many differences in services coverage between countries and regions, between urban and rural areas, and most importantly of all, between income groups.

Urban coverage for water and sanitation is very high in percentages (97% and 86% respectively for water and sanitation, 2008, JMP Report) compared to coverage in rural areas, these high percentages bring forward still 13 million urban dwellers do not have access to an improved water source while 62 million lack access to some kind of improved sanitation facility; compared to the 24 million and 55 million rural population without water and sanitation access respectively in the region.

Most countries have achieved target for water service in urban areas, except Haiti, Nicaragua, Peru and Republica Dominicana. Still, headline statistics do not reflect the quality of the provided services. Many problems in the region are related to water quality and the continuity of service, as well as water losses in an environment where there is increasing competition for water and the resource is not being managed in a sustainable manner. The sanitation access is extremely low in Bolivia, Nicaragua and Haiti. But wastewater treatment is nearly invisible in the whole region, causing contamination of water bodies. Climate change is imposing new challenges and demanding new solutions for increasing service coverage.

Thus, the Latin American and the Caribbean Region urban scenario faces a set of complex problems that need complex solutions. The population urban growth in an unplanned manner increases the need for water and sanitation service provision in areas of difficult access, increasing at the same time problems caused by over-exploitation of resources and its contamination due in part to the lack of wastewater systems.

The Water for Cities Program in Latin America and the Caribbean (WatSan-LAC) is a regional operative initiative of WSTF created in response to the regional consultations undertaken during the Americas´ regional Preparatory Process and during the working sessions at the 4th World Water Forum, held in Mexico City, in March 2006.

The Program supports the following areas:

• Support central and local authorities in the pursuit of the water related MDGs;
• Support institutional development;
• Strengthening of water education and water culture, with special emphasis on themes related to public health, hygiene and water resources conservation;
• Support the institutionalization of a more participatory, transparent, and accountable water governance;
• Support the mainstreaming of water adaptation to climate change; and,
• Strengthening of water and sanitation operators

Fuente: ONU HABITAT

http://www.onuhabitat.org/index.php?option=com_docman&task=doc_details&gid=340&Itemid=68

 


Sostenibilidad financiera de empresas publicas de agua en Latinoamérica

Situación del Acceso a agua y saneamiento en Latinoamérica

La brecha existente en cobertura de agua y saneamiento en Latinoamérica, está relacionada con altos índices de urbanización rápida, la situación socioeconómica de la población, la falta de oferta de vivienda formal para familias pobres y políticas adecuadas para lograr el financiamiento urbano. Paradójicamente, en una región con países considerados como de ingreso medio, la capacidad económica resulta el factor más determinante para el acceso efectivo a estos servicios.

Pese los avances en los últimos años, aproximadamente 13 millones de habitantes urbanos de América Latina y el Caribe (3%) todavía están privados de acceso a servicio adecuado de agua y 62 millones (14%) no contaban con un saneamiento adecuado (en las áreas rurales, las cifras eran del 20% y 45% respectivamente) (JMP 2008)

Una de las causas que ha impedido la universalización del servicio de agua y saneamiento, es el alto costo de las inversiones necesarias, la ausencia de dedicación de recursos suficientes por parte de los gobiernos centrales y locales, la falta de transparencia y eficiencia en su ejecución y la existencia de prácticas corruptas.  A esto se suma la existencia de tarifas desactualizadas que no toman en cuenta los costos reales de provisión del servicio, favoreciendo injustamente a aquellos con ingresos mayores y medios. En la región convive un alto porcentaje de población con altos niveles de pobreza y baja capacidad de pago, normalmente en sentamientos informales en los alrededores de las ciudades.

En general la información reportada por las empresas indica que la eficiencia es en general baja, en promedio más del 40% del agua tratada se pierde en fugas por rotura de tuberías, mal funcionamiento de los equipos y desperdicio en los domicilios debido a la combinación de falta de medición, servicio defectuoso y bajas tarifas que no incentivan un consumo eficiente, combinado con una elevada incidencia de errores de medición y mala gestión comercial. Muchas de estas
empresas enfrentan serios problemas de atraso y morosidad. Otro problema no menos grave es la escasez de saneamiento y tratamiento de aguas vertidas.

Equidad y Sostenibilidad

Muchos hogares urbanos de la región, aun en ciudades con oferta suficiente de agua y condiciones técnicas para prestar el servicio, carecen de este o tienen un acceso deficiente.  Las tarifas y los costos de conexión constituyen en muchos casos barreras al acceso. En una región con altos índices de desigualdad, la asequibilidad o capacidad del hogar de pagar por el servicio sin que comprometa otras necesidades básicas de la familia es, frecuentemente, el talón de Aquiles del servicio de agua.

En muchas ciudades coexisten áreas que concentran, inversiones públicas, capacidad económica y población de alta renta, privilegiadas en provisión y continuidad del servicio, y áreas pobres, alejadas y precarias, objeto de mala calidad del agua, y mal  servicio con cortes e interrupciones. Esta brecha es facilitada, en buena parte, por la segregación de los pobres en el espacio y la discriminación en la inversión para la extensión y manutención de redes.

Esta situación agrava la situación de las empresas de agua y pone en peligro la sostenibilidad de las mismas, varios estudios han demostrado la voluntad de pago de estas poblaciones asentadas en barrios informales y que a menudo pagan por un servicio alternativo, privado (servicio con camiones cisternas, pozos privados, garrafas de agua, etc..) un precio mucho mayor que el precio pagado por las poblaciones con más medios de las zonas de más alto valor económico de las ciudades.

En el caso de Bolivia, por ejemplo, el usuario de Cochabamba que recibe agua por la red paga 3,72 bolivianos por cada metro cúbico, mientras que quien compra al carro cisterna abona 25 bolivianos por la misma cantidad.

El sector de agua y saneamiento en Latinoamérica se financia principalmente con recursos directos asignados por el Gobierno nacional a los municipios o canalizados a través de los Ministerios o Secretarías, la asistencia y la cooperación internacional y, en alguna medida, el recaudo por el sistema de tarifas. En muchos casos, la sostenibilidad financiera de las empresas está seriamente comprometida por el desajuste entre el cobro del servicio y el coste real. Con frecuencia, los precios fijados responden a motivaciones políticas y no siempre  aplican precios realistas, diferenciados, asequibles y justos que incentiven el consumo consciente. Muchos sistemas de subsidios mal diseñados benefician a familias pudientes en detrimento de hogares con bajos ingresos.

Segun la OCDE, la cobertura de costes de explotación es muy variada y puede llegar a ser muy baja, como en Oaxaca, México (inferior al 15%), o superarlo ampliamente, como en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia (142%)201. También se dan grandes oscilaciones en la tasa de cobro de las facturas de agua, que pueden ir del 50% de la ciudad colombiana de Los Patios y el 57% en Catamarca (Argentina), al 99% de Monterrey (México) o Cartagena (Colombia)

Aparte de la recomposición necesaria las tarifas, de difícil implementación cuando no se acompañan de mejoras en calidad y extensión de los servicios, la  búsqueda de márgenes financieros debe orientarse a: (1) recuperar eficiencias de gestión básicas; (2) revisar la política de subsidios; y (3) corregir distorsiones
tarifarias.

Tarifas y subsidios

Establecer la tarifa adecuada en los servicios de agua y saneamiento es una de las asignaturas pendientes del sector, aun siendo generalmente aceptado que el cobro por el servicio debe estar asociado a los costos del proceso de suministro. Actualmente los precios que las familias pagan por el mismo son muy variados según el país y ciudad de residencia. El consumo típico de 20 metros cúbicos de agua en Latinoamérica cuesta en promedio US$11, pero el precio puede variar entre US$5 y US$15.

No debemos olvidar el especial estatus de las empresas de agua que funcionan como monopolios naturales y en los cuales la competencia debe ser sustituida por la regulación económica desde el estado. Este debe ser el responsable de fijar las tarifas y las calidades del servicio que las empresas (públicas o privadas) deben suministrar a cambio del cobro de las mismas. De acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para garantizar el derecho al agua, especialmente, en su componente de asequibilidad, el coste del agua, no debe sobrepasar el 3% de los ingresos del hogar.

Aunque recientemente ha habido una tendencia a incrementar las tarifas para reducir la brecha con  los costes. El reto es ajustar las tarifas a la realidad social con claros criterios de equidad social y asequibilidad para los pobres.

Los mecanismos de fijación de tarifas responden, por un lado, a modelos de regulación económica (Chile, Colombia, Perú), a procedimientos administrativos de recuperación de costos (Uruguay), a la continuidad de viejos sistemas basados también en costos, actualizados por inflación (Brasil), o a sistemas  que combinan componentes de estos. En el caso de México, las tarifas deben ser aprobadas año a año por los órganos deliberantes de cada estado.

El establecimiento de subsidios adecuados aun siendo una herramienta generalmente aceptada, su implementación sigue siendo imperfecta, debido  principalmente a la dificultad de discriminar positivamente a la población que debe ser objeto de los mismos  La aplicación eficaz de políticas tarifarias y
de subsidios requiere de un fortalecimiento del marco institucional y regulador, mayores controles de los sistemas de suministro y de financiamiento,
y una mayor transparencia en la gestión. En materia de subsidios a la demanda además de los modelos  referenciales  (Chile y Colombia) que funcionan  hace más de una década, existen en la región modelos de subsidios cruzados de la más variada especie en todos los servicios.

La dispersión es la nota dominante, especialmente en la identificación de los beneficiarios, donde a pesar de que se reconoce la necesidad de focalización, se exhiben casos de generalizaciones indiscriminadas (Argentina, Bolivia), y otros alejados de las necesidades que deben atenderse, constituyendo situaciones no exentas de clientelismo y  de fraude. Suponiendo esto una seria amenaza a la sostenibilidad de los servicios.

Regulación.

Uno de los pilares de la regulación económica es ser capaz de producir los incentivos necesarios para que la empresa fije una tarifa adecuada que cubra costos (operativos y de capital) de forma eficiente y por lo tanto asegure la sostenibilidad financiera. A su vez la regulación de los servicios constituye una de las necesidades para alcanzar los objetivos de equidad e inclusión social y cerrar las brechas existentes. Forma parte de la necesaria modernización y reforma del sector.

La existencia de marcos regulatorios en la región es casi generalizada y sus  contenidos técnicos resultan, en líneas generales,  aceptables. Esto refleja la importancia que se asigna a los estamentos reguladores. Estas entidades han progresado especialmente en la formación de profesionales, técnicos y especialistas en la materia, y en muchos casos la capacidad de estos es comparable internacionalmente.

Lo más destacable, es que se ha ido gestando la convicción acerca de la necesidad  regulatoria. Salvo situaciones ocasionales que exhiben alguna involución atributiva  (Argentina, Bolivia) o superposición  de funciones (Venezuela),  la acción regulatoria va en progreso, no sin tropezar con conflictos frente algunas empresas prestadoras, habituados a acumular  competencias sectoriales.

Las agencias que llevan acumulada más experiencia constituyen una referencia para el avance de la regulación en la región. Entidades como las de de Chile (SSS), Colombia (CRA)  y Perú (SUNASS),  han logrado:

Una adecuada regulación exige independencia decisoria; autonomía administrativa, presupuestaria y financiera; especialización técnica; transparencia y rendición de cuentas. Cuando alguna de las competencias no puede ser cumplida la función reguladora no se desarrollara de manera eficiente.

Fuente: (CAF, CEPAL, ONU HABITAT, JMP)


Negociación en conflictos sobre agua.

El agua es un recurso tan necesario para la vida como para el propio desarrollo humano de las comunidades y países. Como insumo es necesario para la actividad económica en cualquiera de sus manifestaciones, desarrollo turístico, agrícola o industrial. Dada esta importancia del recurso para todas las comunidades humanas, y dada la diversidad de necesidades e intereses en relación con el agua, es normal que surjan disputas y conflictos respecto al acceso, la distribución, el desarrollo y la gestión del recurso.

Actualmente existen en el mundo un número elevado de ejemplos que manifiestan falta de buenos elementos que garanticen la gobernabilidad en la gestión del agua, a nivel internacional, con normas que aclaren y faciliten la gestión de aguas transfronterizas como a nivel nacional con leyes que dejen claros los niveles de responsabilidad en la gestión y faciliten la participación de todos los actores involucrados.

La gobernabilidad es tanto un resultado como un proceso de negociación, e implica una gran variedad de actores. Como resultado, refleja las relaciones sociales establecidas entre las partes. Si el acuerdo es alcanzado y es positivo, sugiere un alto desarrollo de los mecanismos de participación y la aprobación será generalizada (si no universal). La gobernabilidad nunca llegara a un punto final; como proceso, depende de la repetición y de actividades que propician la confianza y el mantenimiento de esos procesos de participación y negociación que facilitaron el acuerdo .

Existen varios estilos para resolver conflictos en el agua. Algunos de los más comunes son la negociación, la mediación, el arbitraje, la conciliación y la adjudicación. Hay una gran parte de literatura existente sobre resolución de conflictos en la gestión de agua que se enfoca en elaborar guías para la negociación.

Mediante la negociación como forma de resolver un conflicto, las partes intentan llegar a una decisión conjunta en asuntos de interés mutuo y en situaciones conflictivas donde tienen desacuerdos sobre la gestión del agua. Esta no implica la participación de terceros, sólo participan las partes y sus representantes.

Se encuentra numerosos casos en la literatura sobre uso de los estilos competitivo, cooperativo, e integrantes en la resolución de conflictos.

En todo proceso de negociación sobre un conflicto, ya se ha llegado a un acuerdo preliminar de las partes para someterse a este tipo de mecanismos de solución. Una vez que se ha llegado a este acuerdo inicial las partes buscan una arena de confrontación, definen una agenda y los temas de la disputa, exploran las diferencias que los llevaron al conflicto y los límites de la disputa, van reduciendo las diferencias y los temas que realmente les interesan, empiezan a debatir. Como resultado de este proceso, las posiciones iniciales de las partes se modifican, así como también las características de su relación

Las partes tratan de buscar un acuerdo y presentan propuestas para ello mediante un proceso privado, de forma que el acuerdo alcanzado no tendrá carácter de cosa juzgada, las decisiones serán tomadas por las partes y no son de obligado cumplimiento sino son refrendadas por un acuerdo de mayor orden en sentido legislativo o acuerdo internacional vinculante.

Las lecciones para el uso eficaz de las técnicas de negociación en el sector, incluyen varios conceptos comunes:

1- Distribuir a un gran número de partes interesadas en diferentes grupos de trabajo pequeños.
2- Enfocar las diferencias en pequeños pasos.
3- Cautela en la emisión de juicios ante un público muy atento y muy polarizado.
4- Establezca las discusiones y por tanto futuras decisiones en el nivel local.
5- Entienda los intereses del opositor.

La sostenibilidad de la gestión del agua se basa en los buenos acuerdos logrados entre todos los actores involucrados. Como antes mencione, la importancia del recurso para la vida y la actividad económica y bienestar de las comunidades, confiere al agua un carácter especial que requiere una planificación adecuada y meticulosa sobre el proceso de negociación para la obtención de unos acuerdos sólidamente basados en consensos y buenas prácticas de gestión. Las soluciones impuestas o mal diseñadas llevara a un proceso de desentendimiento de las partes con las consecuencias de mala gestión del recurso conduciendo a sobre explotación, contaminación o desigualdad en la distribución de los derechos de uso. Contrariamente un proceso negociado con participación adecuada de las partes conducirá a acuerdos equitativos y a con alta posibilidad de ser respetados.

 

A continuación pueden encontrar algunos recursos en la web sobre negociación y gestión del agua:

Conflict Resolution CAP-Net

http://www.cap-net.org/node/1300

Integrative negotiation for sustainable water management

http://aerapa.conference.ubbcluj.ro/2011/PDF/CrinaPetrescu.pdf
Nepal-India Water Negotiations (Power Asymmetry)

http://www.negotiations.com/case/negotiation-power-asymmetry/

Power, Inequality, and Water Governance

http://www.ifpri.org/sites/default/files/publications/capriwp101.pdf

EOI Wiki: Negociación: Concepto y consideraciones generales

http://www.eoi.es/wiki/index.php/Concepto_y_consideraciones_generales_en_Direcci%C3%B3n_de_personas_y_habilidades_3

UNEP: Water, Conflict, and Cooperation

http://www.unep.org/dnc/Portals/155/dnc/docs/ecp/ecspr10_unf-caribelko.pdf

 


El agua en la economía verde: hacia Rio+20

A- Conferencia internacional de ONU-Agua. El agua en la economía verde en la práctica: hacia Río+20

Esta conferencia se celebro en Zaragoza, España, del 3 al 5 de octubre de 2011, la sesión regional de America Latina reunió a expertos de Barbados, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, y Guatemala, México, Nicaragua y Perú, entre otros.

Un resumen de esta sesión regional lo pueden encontrar en el link:

http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/green_economy_2011/lac.shtml

La conferencia tuvo como objetivo situar la agenda del agua como elemento clave para conseguir avanzar hacia una economía verde. Su formato se centró en la presentación de experiencias prácticas de implementación y propuestas concretas tanto en la región como en el resto del mundo.

Los casos expuestos mostraron de qué manera las inversiones y modelos de financiación apropiados para los servicios de abastecimiento de agua potable y saneamiento y para la gestión de los recursos hídricos, pueden contribuir a la reducción de la pobreza y fomentar el desarrollo. De igual forma se resaltó la importancia del fortalecimiento institucional, el compromiso político, el desarrollo de capacidades técnicas y la visión a largo plazo para atender los retos del sector.

Algunas recomendaciones que derivaron de los debates que se llevaron a cabo en el evento fueron:

• El agua es el motor de la economía verde; se debe asegurar que ambas permanezcan conectadas.
• La tecnología y la innovación en materia de los recursos hídricos deben ser centrales para el desarrollo.
• Los instrumentos económicos son un elemento clave de la plataforma para la economía verde.
• Una eficiencia cada vez mayor debe convertirse en una premisa fundamental que acompañe a la economía verde.
• El compromiso político y las políticas que permitan gestionar e implementar cambios son primordiales.

Los resultados del evento se recopilan en una guía de herramientas y mejores prácticas que contribuyen al proceso de preparación para la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible que se llevará a cabo en el Brasil en junio de 2012 (Rio +20).

http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/green_economy_2011/index.shtml

El Informe se divide en tres secciones:

1- Focos de cambio

La Conferencia identifico cuatro prioridades donde debe tener lugar el cambio hacia una economía verde: agricultura, industria, ciudades y cuencas hidrográficas. Se prepararon resúmenes de información para cada una de estas cuestiones que fueron revisados por el organismo de las Naciones Unidas concerniente en cada caso. El informe muestra los puntos importantes para cada una de estas prioridades.

2- Las Herramientas

Las herramientas que se presentan en el informe se clasifican en seis apartados:

1. Instrumentos económicos para la gestión del agua en la economía verde.
2. Financiación del desarrollo en materia de agua en la economía verde.
3. Inversiones en capital natural: Pago por servicios ambientales.
4. Tecnología para facilitar la transición a la economía verde.
5. Empleos verdes.
6. Planificación hidrológica.

3- Los mensajes clave

Los mensajes clave de la conferencia de ONU-Agua sobre el agua y la economía verde son:

1. Lograr una economía verde no es posible si no se garantiza el acceso de todos a servicios básicos de agua y saneamiento.
2. La transición hacia la economía verde en el agua requiere un cambio de las prácticas actuales.
3. Promover incentivos para mejorar la eficiencia es apropiado allí donde ya se suministran servicios de agua y saneamiento.
4. El diálogo social y las comunidades juegan un papel importante en el abastecimiento de servicios de agua.
5. La transición hacia una economía verde requiere una mayor movilización de fondos, pero también requiere una mejora de la eficiencia para un mejor uso de los limitados recursos financieros disponibles.
6. Invertir en la mejora de la biodiversidad es fundamental para garantizar la sostenibilidad o el mantenimiento de los servicios acuáticos proporcionados por los ecosistemas.
7. Los gobiernos necesitan facilitar la innovación y la adopción de tecnologías de abastecimiento y utilización del agua más verdes.
8. La planificación hidrológica constituye una poderosa herramienta social a la hora de identificar la mejor manera de usar los recursos hídricos y cubrir las necesidades de los diferentes usuarios.

B – Preparativos de la conferencia Rio+20

El Boletín de noticias que prepara el secretariado de Rio + 20 en la división de desarrollo sostenible de UNDESA, con el aporte del sistema de las Naciones Unidas, otras organizaciones gubernamentales internacionales y estados miembros, en su Volume 2, Issue 24, 30 Dec 2011 reconoce que las tendencias demográficas están poniendo más presión en regiones con escasez de agua que nunca. Con el aumento esperado en la población mundial en hasta 50 por ciento en los próximos cincuenta años, la gestión sostenible de los recursos hídricos presentará un desafío significativo para el desarrollo. Este boletín de noticias se centra por ello en el agua, uno de los siete temas prioritarios de los que se ocupará la Conferencia.

https://docs.google.com/a/learning.eoi.es/gview?url=http://www.uncsd2012.org/rio20/content/documents/39Volume+2_Issue+24.pdf&embedded=true

 

Fuente CEPAL, ONU Agua, UNDESA.


Innovación para acceso a agua y saneamiento en zonas periurbanas en América Latina

América Latina es la región más urbanizada del mundo; un proceso principalmente desencadenado en la década de los 30 por la introducción de la industrialización y la sustitución de importaciones. Las tendencias de urbanización en la región han sido aceleradas. Mientras que en la década de los 50 menos del 41% de la población vivía en áreas urbanas, en la actualidad, más del 75% de la población vive en ciudades. En toda la región, la dinámica entre los patrones de urbanización temprana y las tendencias de urbanización generó tres importantes fenómenos. En primer lugar, la formación de un grupo de megaciudades, incluyendo Sao Paulo, Ciudad de México, Buenos Aires, Lima, Bogotá y Rio de Janeiro. En segundo lugar, el crecimiento de una gran cantidad de ciudades de tamaño medio, así como la proliferación de pequeños asentamientos humanos con deficiencia en infraestructura y servicios básicos. En tercer lugar, y muy importante, el rápido proceso de urbanización no pudo ser igualado por los sistemas de planeación urbana, resultando en la formación de grandes tugurios y asentamientos peri-urbanos pobres en todas las ciudades primarias, secundarias y terciarias

Estos patrones de desarrollo urbano acelerados característicos de los últimos tiempos han dejado retos importantes para la provisión de servicios de agua y saneamiento en áreas peri-urbanas en América Latina.Estos asentamientos se han consolidado alrededor de las ciudades, frecuentemente en zonas de difícil acceso y de alto riesgo, cañadas, laderas montañosas y terrenos inundables. Esta situación hace que sea extremadamente difícil que las autoridades doten a las comunidades, de servicios de agua potable y saneamiento, tanto por razones técnicas, como financieras y legales. Estos servicios se han ido construyendo poco a poco por iniciativa comunitaria, de una forma no planificada y por autoconstrucción.

En diferentes partes de la región de América Latina, como en otras regiones del mundo, se busca resolver este problema a través innovación en modelos de gestión, mecanismos financieros y nuevas tecnologías. Es frecuente entonces observar que las comunidades se organizan para la auto-gestión de servicios. Casos excepcionales de estos arreglos son los aguateros de Asunción, Paraguay y las cooperativas de Santa Cruz, Bolivia, también cabe destacar las asociaciones de diversa índole entre las organizaciones comunitarias (como la reciente creada CLOCSAS) y las asociaciones con otras entidades: sociedad civil, fundaciones, universidades, organizaciones internacionales e instituciones financieras. Este tipo de arreglos institucionales ha sido bastante exitoso a lo largo de la región.

http://www.facebook.com/profile.php?id=100002781491576

http://saguapac.com.bo/inicio.php
http://www.onuhabitat.org/index.php?option=com_docman&task=doc_details&gid=349&Itemid=68
http://www.aquaforall.nl/documents/aqua4all/downloads/access_to_safe_water_for_the_bop_full_report.pdf
Frecuentemente se encuentra la utilización de diversos tipos de tecnologías apropiadas y descentralizadas de provisión de agua y saneamiento, que buscan de diferentes maneras establecer sistemas relativamente autónomos para la dotación de servicios, con un mínimo de mantenimiento. Por su relevancia algunos ejemplos son: los sistemas condominiales, el eco-saneamiento, la cosecha de agua de lluvia, y el tratamiento de agua residual descentralizada; entre muchos otros.

 

http://www.caesb.df.gov.br/_conteudo/produtosServicos/esgotoCondominial.asp
http://www.onuhabitat.org/index.php?option=com_docman&task=doc_details&gid=249&Itemid=68

 

Es muy importante considerar que para que se desarrollen este tipo de soluciones innovadoras es necesario que existan contextos institucionales propicios que las apoyen. El reconocimiento y apoyo formal a las organizaciones comunitarias y a las asociaciones multi-actor por parte de las autoridades locales es muy importante.

Sin embargo, el reto de la dotación de servicios de agua potable y saneamiento solamente puede atenderse de raíz a través de una mejor planeación del desarrollo urbano y el ordenamiento territorial, evitando la urbanización informal en zonas de difícil acceso, de alto riesgo o de uso ambiental. Se necesita una mayor coordinación entre las autoridades de gestión de servicios de agua y saneamiento y las autoridades encargadas del desarrollo urbano, del ordenamiento territorial, la planeación de vivienda y las del medio ambiente.

Mecanismos de financiación innovadores.

En muchas ciudades de la región latinoamericana los recursos financieros para implementación de nuevos servicios y mantenimiento mejora o ampliación de los existentes no llega a los más pobres en los barrios marginales. A menudo los recursos de los gobiernos y la ayuda internacional no son suficientes y en otras ocasiones las prioridades se centran en otras áreas o sectores de población. Esta situación es algo que se debe cambiar, pero mientras llega una solución desde los gobiernos centrales o locales o las prioridades de la cooperación cambian, las comunidades tienden a organizarse por si solas intentando dar soluciona a sus problemas. ONU HABITAT trabaja con estas comunidades en coordinación con los gobiernos para tratar de buscar soluciones y mostrar que hay mecanismos financieros apropiados y que con participación de la banca comercial y el sector privado se pueden encontrar soluciones.

Junto con CARE El Salvador y AVINA, se estableció una iniciativa, orientada a promover el acceso al agua para la reducción de la pobreza centrada en pequeños operadores rurales o periurbanos.

Se identifica a la gestión comunitaria como eje clave, reconociendo el enorme potencial de los proveedores locales y comunitarios del servicio de agua potable y saneamiento, quienes abastecen a más de un millón de personas en zonas rurales y periurbanas de El Salvador. Con el proyecto se busca promover acciones de fortalecimiento de los proveedores locales de agua y saneamiento, mediante el diseño de mecanismos innovadores de financiamiento que ofrezcan la oportunidad de acceder a recursos de inversión, así como fortalecer la capacidad de gestión para proporcionar, ampliar y mejorar la calidad, el suministro de agua potable y saneamiento.

El principal objetivo del proyecto es diseñar un mecanismo de financiamiento sostenible en el sector de agua y saneamiento, y fortalecer la capacidad de gestión de pequeños operadores locales, comunitarios y municipales de agua para la sostenibilidad de sistemas de agua potable y saneamiento. Mediante el establecimiento de un fondo revolvente y un fideicomiso se ha logrado beneficiar al momento a 2.700 familias.

Estos mecanismos financieros, microcréditos, fondos revolventes, fideicomisos, para el sector mas pobre de la población empiezan a ser explorados con interés y seriedad por banca comercial y sector privado en otros sectores distintos del agua y saneamiento, como podemos ver en los link siguientes:

 

http://www.care.org.sv/uploads/FideicomisoCAREComures.pdf

http://www.irc.nl/home/information_services/publications/publications_by_date/sanitation_financing_models_for_the_urban_poor
http://www.danidadevforum.um.dk/NR/rdonlyres/501AECE3-1591-41ED-93F4-ACB059170922/0/Financingmechanismsforperiurbansmalltownsandruralwatersupply.pdf
http://us2.campaign-archive2.com/?u=ad5f67fde383d2777866430c4&id=ea3b5335a0
http://www.cronista.com/finanzasmercados/Microfinanzas-en-la-favela-20111221-0053.html
http://www.laprensagrafica.com/economia/nacional/238509-alistan-normativa-para-regular-la-banca-movil.html
http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=47861&idArt=6489313
Estos mecanismos de financiamiento innovadores junto con la aceptación y el fomento por parte de las autoridades de la innovación en enfoques de gestión y tecnológica, mas la apertura a nuevos enfoques adaptados a la situación de las comunidades, mas el fomento de la participación de la iniciativa privada y su inclusión en el uso de estos modelos y tecnologías innovadores, pueden representar un paso importante para la resolución del problema. Sin embargo se necesita una priorización política real que se manifieste en la asignación presupuestaria y el diseño de tarifas adecuadas que contemplen la recuperación de costos y a la realidad social.
http://www.iagua.es/noticias/asagua/11/11/11/otra-forma-de-%E2%80%9Ccolaboracion-publicoprivada%E2%80%9D-el-ministerio-de-medio-ambiente-y-las-empresas-trabajan-113
http://www.iagua.es/noticias/javier-cejudo/12/01/10/saneamiento-%C2%BFtan-dificil-es-13448

 


Innovación en el sector de agua urbana en España

Visión

El sector del agua urbana es por su naturaleza un servicio esencial para la salud y el desarrollo de la sociedad, cada vez más concentrada en las ciudades. Los servicios de agua urbana constituyen un reto en el que se dan los factores que condicionan la innovación en cualquier otro sector, magnificados por el contenido social de este servicio.

Por tanto, hay retos que son específicos del sector derivados de las exigencias sociales relacionadas al desarrollo económico. Para alcanzar soluciones hace falta innovación en la gestión, tecnología y en la relación con la sociedad. Teniendo en cuenta el compromiso con la sostenibilidad hacia las generaciones futuras. La sociedad actual exige eficiencia y sostenibilidad. Para conseguirlo es imprescindible integrar a cuantos puedan colaborar en la identificación de problemas y el descubrimiento de soluciones. Es fundamental disponer de capacidad creativa y del cultivo de ideas para alcanzar el éxito, no se puede confiar a la espontaneidad. Gestionarlose hace imprescindible.

Las responsabilidades de innovación deben estar claras y quedar reflejadas en la estructura y en los presupuestos de las empresas. Otro factor clave está en el fomento de la capacidad creativa de los trabajadores de las empresas y de su compromiso con la mejora continua. Caso especialmente complejo en empresas de agua donde la característica esencial del servicio es su suministro de forma continua y segura sin aparente espacio para experimentos. En la comunión de las características necesarias para dar este servicio con las de inquietud por la mejora o la búsqueda de nuevas soluciones, está el éxito de la innovación en el sector del agua urbana.

La innovación se construye sobre el cambio cultural de empresas capaces de combinar el cumplimiento de estándares de servicio con la búsqueda de nuevas soluciones que mejoran su eficiencia, alcanzando de este modo un beneficio económico y de servicio a la sociedad atendida y a todo lo que implica respeto al medio ambiente.

La meta del sector es colocar a España como referente mundial en la gestión eficiente y sostenible del ciclo urbano del agua, por lo tanto las instituciones que fomentan la innovación deben tener, como fin último, mejorar la competitividad y el posicionamiento de las empresas españolas en el mercado internacional del agua.
http://www.iagua.es/noticias/eventos/12/01/03/12-de-enero-coloquio-del-observatorio-del-agua-proyecto-pais-en-agua-idi-13356

http://www.interempresas.net/ObrasPublicas/Articulos/58070-Proyectos-tractores-para-impulsar-la-innovacion-en-el-sector-del-agua.html

 

Necesidad de innovación

La AEAS (Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento http://www.aeas.es) elaboró en 2010 el documento “Necesidades de I+D+i en el sector del agua urbana” donde analiza la situación actual del sector servicios del agua urbana y se hace un diagnostico de sus problemas, se identifican retos y perspectivas de futuro. Desde un punto de vista tecnológico, de calidad de los servicios y satisfacción del cliente. AEAS señala las siguientes necesidades globales:

1. Aseguramiento de la calidad en el suministro.
2. Gestión adecuada de fuentes.
3. Gestión eficiente de la oferta.
4. Gestión eficiente de la demanda.
5. Tratamientos avanzados para la potabilización y el saneamiento.
6. Gestión integral de los fangos de ETAP’s y de EDAR’s.
7. Rehabilitación de infraestructuras: sustitución, reparación y/o mejora.
8. Gestión óptima del drenaje urbano.
9. Eficiencia en costes.
10. Incremento de la competitividad.

Esta línea estratégica debería servir de guía para las instituciones públicas reguladoras y de fomento de la I+D+i, a la hora de orientar sus programas de ayuda a la innovacion puesto que, indirectamente, estas medidas repercuten de forma automática en la estrategia de las inversiones en I+D+i que las empresas del sector planifican periódicamente.

De las diez líneas de investigación identificadas, se consideró prioritario empezar a trabajar en seis de ellas:

Aseguramiento de la calidad en el suministro
Gestión eficiente de la oferta
Gestión eficiente de la demanda
Rehabilitación de infraestructuras: sustitución, reparación y/o mejora
Gestión óptima del drenaje urbano
Incremento de la competitividad

 

Links sobre innovación en el sector en España:

http://www.iagua.es/noticias/uca/12/01/04/investigadores-de-la-uca-y-aqualia-estudian-nuevas-cepas-de-microalgas-para-optimizar-su-cultivo-y-m-13431

http://www.iagua.es/noticias/investigacion/12/01/04/dos-investigadoras-del-proyecto-novedar-entre-los-jovenes-profesionales-premiados-en-la-conferen

http://www.iagua.es/noticias/centa/12/01/04/centa-15-anos-investigando-las-tecnologias-de-depuracion-de-aguas-residuales-urbanas-13434

http://www.infoagua.net/noticias/52/plataforma-agua/282/segundo-encuentro-espana-holanda-de-innovacion-en-materia-de-agua.aspx

http://www.dow.com/facilities/europe/spain/iberica/noticias/2011/20110613b.htm

http://www.spainbusiness.com/icex/cma/contentTypes/common/records/viewDocument/0,,,00.bin?doc=4089841

http://www.lacatedralonline.es/innova/eventos/8571-primer-foro-internacional-eh2o-estrategias-de-innovacion-en-el-sector-del-agua

 


Retos del sector Agua y Saneamiento en América Latina

Con tres cuartas partes de su población viviendo en ciudades, América Latina es ahora esencialmente una región urbana. Una mayor urbanización normalmente se asocia con un número impactos de positivos, tales como mayores ingresos, mayor acceso a servicios y
menor incidencia de la pobreza, y América Latina no es la excepción. Hoy, la incidencia de la pobreza urbana, en 28%, es la mitad que en las zonas rurales; la pobreza extrema, en 12%, es una tercera parte. A pesar de esta incidencia de la pobreza relativamente baja, el número absoluto de pobres es alto y la mayoría de estudios coinciden en que aproximadamente la mitad de los pobres de América Latina vive en zonas urbanas. Las estimaciones del Banco Inter Americano de Desarrollo sugieren que el 60% de los pobres (113 millones de personas) y la
mitad la extrema pobreza (46 millones de personas) viven en zonas urbanas.

En los últimos años América Latina y el Caribe han hecho un esfuerzo grande para alcanzar la meta del el objetivo de desarrollo del Milenio 7 C: “reducir a la mitad la población sin acceso a agua y saneamiento básico”. Esto ha llevado a avances importantes en la prestación de servicios de agua y saneamiento. De acuerdo con datos de 2008, 93% de la población de la región tenían acceso a servicios de agua, mientras que 79% tenían acceso a servicios de saneamiento básico (JMP, informe 2010).

La mayoría de los países ha logrado una mejora importante en el servicio de agua en las zonas urbanas, excepto Haití, Nicaragua, Perú y República Dominicana. Aún así, las estadísticas no reflejan la calidad de los servicios prestados. Muchos problemas de la región están relacionados con la calidad del agua y la continuidad del servicio, así como las pérdidas de agua en un entorno donde hay creciente competencia por el agua y el recurso no es administrado de manera sostenible.

Los principales desafíos para cumplir las metas relacionadas con el agua potable y el saneamiento en la región, son los siguientes:

 

Los futuros avances al respecto dependen en gran parte de la capacidad de los gobiernos de resolver dos problemas críticos:

Para los operadores de los servicios de la región, estos desafíos se traducen en lograr el acceso sostenible a servicios de calidad, para lo cual deben:


Acceso al Agua y Saneamiento para todos y el Derecho al Agua en America Latina

Me gustaria compartirles la informacion de este trabajo que estamos realizando en ONU HABITAT  en colaboracion con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), como parte del proceso participativo de las Américas hacia el VI Foro Mundial del Agua.

El acceso universal al agua y saneamiento es un desafío que el mundo en conjunto y la región de América en particular, han estado tratando de superar durante las últimas tres décadas. Los resultados, especialmente en la región de América Latina y el Caribe, están lejos de ser un éxito. Esta realidad, en el marco de la Declaración recientemente aprobada del Derecho Humano al Agua y al Saneamiento hecho en la Asamblea General de las Naciones Unidas y su posterior ratificación por el Consejo de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos no puede continuar siendo objeto de debates, sino que exige acciones y soluciones inaplazables de parte de los países, los ciudadanos y los proveedores de servicios, trabajando todos conjuntamente.

Aunque el documento que presentamos aquí reconoce los esfuerzos realizados por todos los países de la región durante la última década para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en Agua y Saneamiento para el año 2015, es importante señalar que estos objetivos no solo fueron insuficientes, sino que sus criterios también están lejos de los criterios establecidos en la Declaración de Agua Potable y Saneamiento como un Derecho Humano. En consecuencia, este documento identifica la necesidad de realizar acciones en varios frentes, las cuales deben ser mejor estructuradas, coherentes y adecuadas para el cumplimiento de este derecho.

Teniendo esto en cuenta, compartimos este documento con el fin de recoger comentarios y contribuciones de todas las partes interesadas, sobre el análisis presentado y las propuestas para enfrentar el reto de proveer acceso universal al agua y al saneamiento. El tema del presente documento fue discutido durante el Séptimo Diálogo Interamericano sobre la Gestión del Agua D-7, celebrado en Medellín en noviembre del 2011, y se discutirá durante el VI Foro Mundial del Agua que se celebrará en marzo del 2012 en Marsella, Francia, y en la Conferencia de las Naciones Unidas Rio+20 sobre Desarrollo Sostenible que se celebrará en Río de Janeiro en junio de 2012.

Mas informacion y para acceder al documento:

http://www.iadb.org/es/temas/agua-y-saneamiento/acceso-al-agua-y-saneamiento-para-todos-e-el-derecho-al-agua,4861.html

 


Infraestructura Ecoeficiente y Sostenible en Asia y America Latina

Estimados colegas me gustaría compartirles esta publicación que considero muy relevante para el área de estudio de este máster.

http://www.unescap.org/esd/environment/infra/daproject.asp

Se estudia el desarrollo de infraestructuras urbanas en Asia y Latino América, algunas de las conclusiones tienen bastante interés como l influencia de las congestiones de tráfico y la mala calidad de las infraestructuras en la competitividad de las areas urbanas. El estado medioambiental de las ciudades puede ser un motor que favorezca la inversión en las ciudades en países en desarrollo y mejora la calidad de vida, bienestar y estado de salud de los habitantes.

En América Latina actualmente el 80% de la población vive en áreas urbanas y en Asia el 40% un alto porcentaje de esta población vive en asentamientos informales 20% en AL y 40% en Asia, esto supone  120 millones de habitantes en AL y 540 millones en Asia.

Quiero resaltar dos documentos que aparecen en Background studies en español:

Buena lectura!!!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies