¿Qué dice Osterwalder en la página 269 de su “Generación …”

Hay quienes quedaron tan deslumbrados por el Canvas de Alexander Osterwalder que no pasaron del primero de los seis apartados en que dividió su Generación de modelos de negocios.

Hay quienes ni siquiera saben que hay seis apartados…

Piensan que haciendo el canvas ya no es necesario redactar un Plan de Negocio. Habitualmente son asiduos a charlas de motivación, shows y eventos más cercanos al espectáculo que a la formación.

Pudiera ser que alguno de ellos desconozca (por no haberlo estudiado o por haberlo olvidado) quién es Michael Porter o Philip Kotler o Peter F. Drucker, y siempre es más fácil ignorarlos (bajo la excusa de ser “rompedor”) que estudiarlos y apreciarlos.

Alexander Osterwalder, guiado por Yves Pigneur, tiene una sólida formación académica y por ello se refiere con frecuencia a esos autores del siglo XX (¿¿les consideramos ya clásicos??).

Fotografía Canvas

Pero, ¿qué hay en la página 269 de la segunda edición del libro?

Un PLAN DE NEGOCIO. Repito “UN PLAN DE NEGOCIO”.

Y hay que redactarlo, escribirlo, es decir, hacerlo en word, no vale en power point… A colación de ello, comparto la opinión de Luis Martín Cabiedes, quien en el capítulo de su libro Menos shows y más business escribe:

“El .ppt nos ha vuelto más tontos de lo que solíamos ser”

Y ese Plan de Negocio de Osterwalder tiene seis secciones. Literalmente (copiadas de su libro), son:

  1. – el equipo.
  2. – el modelo de negocio
  3. – el análisis financiero (con el “vetusto” punto de equilibrio, incluido)
  4. – el entorno externo (con análisis Pestel y de la competencia)
  5. – el mapa de aplicación, y
  6. – el análisis de riesgos (con su DAFO y todo, que se analiza con más detenimiento en la pág. 216 de esta misma obra!!).

Muy similar escribe Pablo Gimeno en su libro 17 claves para que un inversor compre tu empresa: “el plan de negocio es una herramienta interna, que explica porqué la empresa es fiable… _Incorpora datos financieros …, la organización de los departamentos y la estrategia a seguir, los presupuestos, las alianzas, estudio de la competencia un análisis DAFO”.

Si alguien os dice, en nombre de Osterwalder que en el siglo XXI ya no es necesario hacer un plan de empresa, y lo quiere sustituir simplemente por un canvas, desconfiad: o no ha pasado del primer apartado, o no sabe hacerlo ni asesorar cómo se hace.

Dice Steve Blank que ningún plan resiste el primer cliente: es cierto. Tampoco el plan de un fin de semana resiste la primera barra de bar  ni el primer kilómetro en el coche con lloros de niños ni …

Tampoco nadie sabe si seguirá vivo la próxima semana, y hacemos planes para el próximo verano. Los hacemos, aunque sabemos que es imposible que el plan se cumpla.

Dos ideas clave sobre los planes y el futuro:

Adivinar el futuro es imposible.  Pero si crees conocer el porvenir, olvídate de Osterwalder, Porter, DAFOs y canvas y de redactar planes de negocio. Bonolotos!!!


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies