Preparando los empleados del mañana.

Nuestro mundo está sufriendo un repentino cambio debido al avance tecnológico a una velocidad que no veíamos desde la revolución industrial. A lo largo de esta transición muchos trabajos desaparecerán, y surgirán nuevas profesiones que todavía desconocemos, pero sabemos con toda seguridad que gran parte de ellos requerirán el conocimiento del uso de las tecnologías de la información de una forma creativa. El problema radica en que nuestro sistema educativo sigue enmarcado en el establecido en la revolución industrial, el cual estaba fuertemente focalizado hacia la producción en masa y era carente de creatividad. Muchos países ya son conscientes de la necesidad de este nuevo paradigma educativo, y están tomando medidas al respecto.

Los niños de hoy en día han nacido con tablets y smartphones bajo el brazo y saben usar estos dispositivos mejor que sus padres, pero en la mayoría de los casos la hacen de una forma completamente lúdica. Poco alentador ha sido, al buscar información para el post, saber que en nuestro país el uso dado a los netbooks que existen en algunas aulas es el de mero complemento a libros y cuadernos.

Los alumnos saben buscar en internet y usar aplicaciones para crear documentos, pero no se les instruye en el mundo de la algoritmia con aplicaciones lúdicas de forma que adquieran tempranamente conceptos en ciencias de la computación. Los niños que trabajan con ordenadores aprendiendo los principios de la computación buscan la colaboración con sus compañeros y comparten ideas trabajando de una forma social aunque cada alumno posea su propio ordenador. Cabe destacar que el uso que una persona le puede dar a los conocimientos básicos que tenga en programación no son solo aplicables al mundo digital, sino que también pueden ser usados para problemas de la vida real, pues fomenta la creatividad, el emprendimiento, el aprendizaje de estrategias de resolución de problemas, etc.

Actualmente se cuenta con una cantidad inmensa de recursos para llevar a buen puerto esta transformación de la enseñanza. Por citar algunos ejemplos,  empresas notorias del sector tecnológico realizaron proyectos dirigidos al propósito de llevar la computación a los centros educativos como Intel Galileo, y el MIT ha creado un entorno de desarrollo llamado Scratch (un lenguaje de programación visual orientado a niños de 7 años), que se ha convertido en un referente en lo que a la materia se refiere.

Nuestro sistema educativo necesita una reforma integral, ya que aunque actualmente muchos centros incluyan en sus aulas pizarras digitales, tablets y e-books, estos instrumentos siguen utilizándose con una visión analógica, sin aprovechar todas las posibilidades pedagógicas que estas herramientas ofrecen. Por otra parte, también los contenidos de los currículos precisan una revisión profunda, de tal manera que se deje de lado el aprendizaje memorístico y se enfoque la educación hacia metodologías centradas en el desarrollo de las competencias básicas, en las que el alumno sea el protagonista de su propio aprendizaje. En definitiva, es necesario que el sistema educativo avance y evolucione al mismo ritmo que la sociedad y las nuevas tecnologías.

http://www.eldiario.es/turing/Ninos-programadores-ensenanza-programacion-escuelas_0_293970921.html
http://www.somosevoluzion.com/educacion-industrial/


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies