Sobre Liderar a los Jefes y los Colegas

 

Cuando hablamos de liderazgo generalmente nos enfocamos en el comportamiento y las situaciones de los jefes hacia los subordinados en su figura de líder. No es común que veamos el liderazgo hacia arriba o hacia los lados, pero es preciso para el cumplimiento de los objetivos estratégicos y departamentales (para moldear los resultados tal y como los esperamos) que todos cantemos la misma canción, de ahí, es necesario que exista cierto control o influencia no solo de las situaciones que se dan en los procesos que dirigimos, sino también de aquellas en las que no somos responsables directos pero nos afectan.
Con esto no estoy queriendo decir que nos convirtamos en todologos y pretendamos hacernos cargo de todos los procesos de la organización, o que estemos de acuerdo con todo lo que nuestro jefe dice o hace, tampoco que intentemos manipularle; el concepto en sí, es colaborar con los jefes, para que puedan hacer mejor su trabajo,  buscar formas beneficiosas para encarar los problemas que generalmente nos afectan a todos y a la vez que desarrollamos nuestros conocimientos de liderazgo a través de la relación enriquecedora que entablemos con ellos.
Para liderar a los jefes o a nuestros compañeros de trabajo no existe una guía estándar, ya que cada persona es diferente, pero para alimentar la relación que podemos crear con ellos cito a Klotter quien sugiere los siguientes comportamientos y tácticas:
1. Estar seguro de que usted comprende al jefe y su entorno, lo que incluye identificar:
• Sus metas y objetivos.
• Las presiones de que es objeto.
• Cuáles son sus puntos fuertes y sus debilidades.
• Cuál es su estilo de trabajo preferido.
• Cómo prefiere ser informado, a través de informes por escrito, reuniones formales, o     llamadas telefónicas.
2. Evaluarse usted mismo y sus necesidades y posibilidades, lo cual incluye:
• Identificar cuáles son fortalezas y debilidades.
• Su estilo personal de trabajo y de relaciones con los demás.
• Cómo es su predisposición a depender de quienes tienen autoridad.
3. Desarrollar y mantener una relación con su jefe que se caracterice por lo siguiente:
• Sea la adecuada para las necesidades y estilos de usted y de su jefe.
• Que las expectativas mutuas estén claramente identificadas por ambos.
• Mantener bien informado a su jefe de las cuestiones fundamentales que son de su interés.
• Que la relación se base en la honestidad y confianza mutuas.
• Que usted utilice selectivamente el tiempo y los recursos de su jefe.

Ciertamente no todas las personas son fáciles de tratar y menos si éstas ocupan posiciones superiores a las nuestras, pero para conseguir nuestras metas debemos controlar las relaciones entre nuestros jefes y colegas, como ya he mencionado antes, debemos manejar los aspectos psicológicos y sociológicos que nos unen como personas para poder sobrellevar las situaciones de negocios, es un asunto difícil, pero hay que aprenderlo, si nuestra manera de comunicarnos no es buena de nada valdrán nuestros conocimientos técnicos o profesionales.

Finalmente lo que hay que entender es que somos humanos y necesitamos la ayuda de los demás (Jefes y colegas) para las organizaciones funcionen correctamente, o al menos de modo más motivador.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies