Necesito dinero, ¿mucho dinero?

Una buena estimación de las necesidades de financiación de nuestro proyecto empresarial es fundamental para evitar desastres futuros y para la supervivencia del mismo.

Para empezar, debemos indicar que tenemos dos posibles fuentes de financiación diferenciadas, que son la financiación propia o permanente y la financiación ajena.

La financiación propia refleja la aportación de capital de los socios y los resultados de la actividad que permanecen dentro de la empresa. También se incluye la subvención ya que todos estos fondos no tienen un plazo de devolución. Los socios y accionistas de la empresa esperan sacar unos rendimientos a su inversión, en forma de dividendos, que se detraen del beneficio empresarial del ejercicio.

La financiación ajena es todo el dinero que no es propiedad de la empresa y está sujeta a una serie de condiciones para su devolución bien sea en el corto plazo o en el largo plazo. Además, esta financiación suele tener un coste para la empresa, de intereses u otros.

¿Pero cuánto dinero necesito?

Me he encontrado con muchos proyectos empresariales que estimaron las necesidades financieras según las inversiones que van a desarrollar, sin considerar total o parcialmente, otros factores muy relevantes como son los gastos de los primeros ejercicios, las compras a realizar en función de la estimación de las ventas y del almacén deseado, entre otras variables a tener en cuenta.

Para contestar correctamente a la pregunta anterior, hay que desarrollar un plan económico y financiero completo y fijarse, simplemente, en la tesorería mensualizada de la empresa en los primeros ejercicios, es decir, en las entradas y las salidas de dinero. De este análisis podemos deducir las necesidades de financiación, buscando siempre el mayor valor negativo de la tesorería final de los meses y ejercicios analizados. Esta es la cantidad a financiar. Un ejemplo de la cuenta de tesorería podría ser el siguiente:

Tesoreria

Lógicamente, no es necesario tener esa cantidad desde el día uno, para evitar su coste financiero. Deberemos asegurarnos el acceso a la financiación de acuerdo a nuestras necesidades estimadas. Como siguiente paso introduciremos en nuestro análisis de tesorería el efecto que tiene la entrada de la financiación a conseguir y los costes financieros asociados, así como su devolución, lo que incrementará en algo esas necesidades de financiación.

Por tanto, la financiación que debemos tener garantizada y accesible en tiempo y forma es la que nos indica nuestra cuenta estimada de los flujos de caja. Ni más ni menos, la cantidad adecuada. En esto, me inclino a lo que dice mi compañero de blogs, Luis Sendino en su post ¿Cuán largas han de ser las piernas de un hombre?

Por último os dejo el siguiente vídeo:

Acerca de Ignacio de Alvear

Licenciado en Económicas y Empresariales por ICADE, con 24 años de experiencia en distintos puestos de responsabilidad, trabajando para empresas, administraciones públicas y el tercer sector. Desde 2003, como profesional, ofreciendo servicios de consultoría y formación enfocados al desarrollo y consolidación de las organizaciones.
Esta entrada fue publicada en Finanzas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Necesito dinero, ¿mucho dinero?

  1. Querido amigo. Muchas gracias a ti. Estaré sacando nuevos artículos en este trimestre, algunos relacionados con la transmisión empresarial y el valor de una empresa. Espero te sean de utilidad

  2. Hi Ignacio. Yo estoy introduciéndome al mundo de las finanzas in Spain. Tu blog me será de mucha ayuda. Gracias.

  3. Querido amigo,

    Muchas gracias por tu comentario que suscribo plenamente. Muchas personas, no sólo empresarios, no tienen en cuenta todos los aspectos para poder planificar adecuadamente sus necesidades de tesorería. Esta falta de planificación acaba con problemas de nuevas búsquedas de financiación (cada vez más difícil), encarecimiento de los costes financieros, etc., pudiendo llegar, a veces, en la no viabilidad del negocio.

    Quedo a vuestra disposición para estudiar alguna posible colaboración.

  4. Grupo Avanza dijo:

    Buenos dias Ignacio, buen articulo, es algo que se repite con bastante frecuencia, generalmente quien pide financiación lo hace con la idea de financiar lo que necesita no teniendo en cuenta aspectos básicos como los gastos que pueden generar.

    Por ejemplo una empresa que financia una maquina a que a lo mejor cuesta
    1 000 000€ pero luego resulta no tienen dinero cada mes como para poder mantenerla.

    Carlos,
    Una comparativa similar se dice cuando alguien se quiere comprar un coche, no solo hay que tener en cuenta el precio de compra sino también el coste de mantenimiento.

    Por lo demás veo que también ademas de la Universidad haces gestiones para empresas del tipo análisis financiero.

    Me gustaría poder colaborar contigo si fuera posible hacerlo pues tenemos clientes que pueden interesarle ese tipo de gestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*