IMPACTO DE LA ENERGÍA EN EL MEDIO AMBIENTE. LAS ENERGÍAS RENOVABLES.

Siempre hemos asumido que las energías renovables son la mejor opción para mejorar la calidad de vida en el medio. Pero, ¿Creemos realmente que esta elección nos hace más ecológicos, más “verdes”?

Desde mediados del siglo XX, como consecuencia de una creciente preocupación por la preservación del medio ambiente, el impacto que los seres humanos tienen en él y las consecuencias nocivas de nuestras actividades en el entorno, comenzó la implantación, lenta pero progresiva, de unas energías más limpias, las Energías Renovables.Sin embargo, la mayoría no se ha parado a pensar, ¿pueden estas energías estar alimentando lo que pretenden evitar?. Huellas ecológicas, como el impacto ambiental y la afección ambiental.

Por una lado, las energías eólica, geotérmica, minihidráulica y solar crean un impacto de emisiones en la atmósfera y en ocasiones, en el clima local. A continuación, os muestro el siguiente análisis comparativo:

 

Por otro lado, están las diferentes formas de la biomasa, tales como, residuos forestales y biodegradables y el cultivo ecológico; todos ellos presentan como denominador común la afección a biota en el terreno.

En vista de los análisis anteriores, ¿podemos afirmar que las energías renovables  son energías limpias, o son un mero cambio en la industrialización cuya amortización está todavía en el aire? Es habitual hoy en día leer un artículo, ver un reportaje, una noticia o un nuevo estudio sobre el cambio climático que está afectando a nuestro Planeta, pero… ¿Está éste provocado por el hombre o, por el contrario, es un curso más del ciclo terrestre?.

Cabe preguntarse también: Si las EERR están diseñadas para una mejora del impacto de los seres humanos sobre el medio ambiente, ¿por qué siguen estas energías planteando tantos inconvenientes ambientales sin que se presenten soluciones?.Seguramente estas soluciones no lleguen porque la ciudadanía es desconocedora de los problemas, ya que por prioridades políticas o socioeconómicas, se pregonan sólo las ventajas y se obvian las desventajas.

¿Sabíamos que muchos de los últimos paneles solares están fabricados con un gas(NF3) que contribuye con 17.000 veces más potencia que el dióxido de carbono al calentamiento global? Respondo a ello, con lo siguiente. Un artículo de FP, editada por FRIDE, comenta que “El NF3 tiene un posible efecto invernadero superior que…incluso las mayores centrales alimentadas con carbón del mundo” Este artículo también analiza un estudio publicado en junio de 2008 por investigadores de la Universidad de California, en el cual se certifica que se han realizado pocos intentos de medir el gas (NF3) en la atmósfera por no estar esto contemplado en el Protocolo de Kioto; con ello, se demuestran los escasos intentos por parte de las organizaciones internacionales de presentar soluciones a grandes problemas o la pasividad de siquiera analizar dichos problemas. Y lo anterior solo se refiere a los paneles solares…

¿Atendemos entonces a una capitalización de las Energías Renovables? Habida cuenta del impacto negativo que el uso de ciertas Energías Renovables podría estar teniendo en el medio ambiente, según los estudios realizados y, a su vez, del acallamiento de sus promotores y los medios de comunicación a este respecto, podríamos concluir que prima más el beneficio económico que se obtiene con su implantación, que la mejora ambiental que se predica obtener y que aún está por demostrar. De ahí que se proponga un análisis sobre estos planteamientos y se inicie el estudio de aquellas vías en las que prime tanto la obtención de beneficio como la mejora ambiental.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies