KOKUSELEI en la EOI

¿Qué proyecto hemos elegido? ¿Qué hacen?

Los MAGUA (Máster en Ingeniería y Gestión del Agua) queremos desarrollar nuestro proyecto social con la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol (MCSPA) y concretamente con el grupo de mujeres misioneras de Kokuselei.

final-logo-esp-t-01

La Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol es una asociación perteneciente a la Iglesia Católica. Sus actividades misioneras se reparten por diferentes países como Alemania, Colombia o Etiopía. Pero su principal dedicación se centra en Turkana, zona semidesértica al norte de Kenia. Aquí es donde se encuentra la Misión de Kokuselei.

La presencia  de MCSPA en Kokuselei comenzó en 1998 como una extensión del programa de salud y las actividades pastorales de otra misión de MCSPA en Turkana. En los años siguientes, se llevaron a cabo varios programas como la construcción de un dispensario, la formación en el cuidado de la salud animal, comienzo de las plantaciones, etc., y así, lentamente, la labor de la misión se ha ido desarrollando y asentando. La presencia permanente se inició en 2008 con un grupo de mujeres miembros de la MCSPA. El objetivo de esta presencia era aumentar el área de cobertura del MCSPA y ser capaz de llegar a nuevas áreas que no eran atendidas.

Las misioneras que se han asentado de forma definitiva en Kokuselei aparecen en la siguiente foto.

sin-titulo

Ellas son el principal motor para propulsar a la población con la que trabajan, realizando una labor humanitaria completa en muchos de los aspectos cruciales de la vida de los habitantes. Abordan tareas de muy distintas características, desde temas educacionales hasta obras e infraestructuras hidráulicas, pasando por labores de integración social, de nutrición, de salud…

Desde que comenzaron su trabajo en Kokuselei, se han construido numerosas presas para el abastecimiento del ganado, principalmente, así como un gran número de perforaciones para el abastecimiento de la población. Sin embargo, las escasas lluvias, pero torrenciales, dan lugar a la colmatación de muchos de estos embalses, de manera que constantemente hay que realizar nuevas actuaciones que garanticen el acceso al agua.

¿Dónde estamos? ¿Con quién estamos?

El Distrito Turkana está situado al noroeste de Kenia, en el lado oeste del Lago Turkana. Es el mayor distrito de Kenia, así como uno de los más pobres. Las fronteras con otros países de este distrito están delimitadas al noreste con Etiopía, al noroeste con Sudán y al oeste con Uganda. La frontera de Turkana con estos países se puede ver en Google Maps que no está claramente definida, ya que se trata de una zona en conflicto.

La región de Turkana está habitada por la tribu que da origen a su nombre (los Turkana) y la misión de Kokuselei se encuentra dentro de este distrito, al este.

La población de Kokuselei está formada por la población nómada y seminómada Turkana.

La población Turkana está en situación de pobreza extrema, con una economía sumamente frágil basada en el trueque. A su vez, las condiciones climáticas de la región hacen que el desarrollo de la vida en este entorno sea muy duro. El clima es seco y caluroso. Llueve una vez al año y las temperaturas están entre los 24 ºC y 38 ºC durante todo el año. Las sequías periódicas seguidas de hambrunas dan lugar a la muerte de los sectores de población más débiles: niños y ancianos.

Esta situación determina una esperanza de vida inferior a 50 años y una mortandad de niños menores de 5 años de 220 por cada 1000. El hambre es el mayor problema que afecta a los Turkana, junto con el aislamiento y la ausencia casi total de todo tipo de infraestructuras, desde carreteras hasta agua potable, sistema sanitario y medios de transporte.

Como dato curioso, destaca que en los alrededores del Lago Turkana los arqueólogos han descubierto fósiles de algunos de los antepasados más antiguos del ser humano, como el Hombre de Kenia, que vivió hace unos 3 millones y medio de años. Estos hallazgos no quedan tan alejados de la realidad en cuanto a los medios y la forma de vida actual de los Turkana.

Los Turkana son mayoritariamente una tribu de pastores nómadas, de origen nilo-hamítico, cuya subsistencia se basa en el pastoreo de cabras, camellos y burros. Dichos animales se utilizan como alimento y como trueque, además de emplear sus pieles en vestimenta.

El modo de subsistencia de los Turkana determina claramente la estructura familiar, siendo la mujer la responsable de abastecimiento de agua para la familia, transportando grandes bidones sobre la cabeza durante largas distancias, mientras que el hombre el responsable del ganado, dedicando todo su tiempo al pastoreo. Habitualmente el abastecimiento de agua también la realizan las hijas, mientras que la dedicación al pastoreo es compartida por los hijos varones, lo que hace que las familias con mayor número de hijos sean más prósperas al poder criar mayor número de cabezas de ganado.

Debido a que el agua es un bien muy preciado y escaso, hay una falta de costumbres higiénicas entre la población que propicia la aparición y propagación de enfermedades en cuanto algún miembro de la comunidad sufre algún corte o herida que se infecta. A su vez, la escasez de agua no facilita que se desarrolle una agricultura, ya que implica (a la vista de los Turkana) un despilfarro del agua sobre el terreno. Actualmente, solo es posible intentar implementar una cultura agrícola en los lugares en los que se garantiza el suministro de agua durante todo el año a través de un pozo de abastecimiento o mediante una presa o balsa. Así mismo, en estas zonas en las que el agua escasea menos, se están desarrollando hábitos de higiene que alargan la vida y su calidad a los habitantes.

De modo que crear mayores garantías del acceso al agua supone una transformación en todos los niveles de la vida de la población Turkana.

¿Por qué queremos ayudarles?

Creemos firmemente que tener acceso al agua es un derecho básico, que supone un gran impacto y desarrollo social de los Turkana. Por este motivo, queremos colaborar con las misioneras de Kokuselei en su labor de cooperación con la población para ayudar a garantizar este derecho.

Además, puede que como alumnos del MAGUA, sintamos un especial compromiso con este proyecto.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies