¿De dónde sale la motivación?

El miércoles pasado tuvimos la suerte de contar con Olatz Legarza y Maider Unda para hablarnos de motivación. Más concretamente de ese tipo de motivación que viene de muy adentro y que se traduce en pasión. Pero, ¿dónde buscar esa fuerza interior? o ¿cómo generar contextos para que las personas que participan de mi proyecto o empresa puedan sentir la fuerza de su interior en su acción diaria?

Imagen de previsualización de YouTube

Estas y otras preguntas las tratamos primero con Maider que desde su perspectiva de deportista de élite y gestora de su propia empresa nos contó cosas muy inspiradoras. Desde una visión muy personal me llamaron la atención dos cosas. Primera, la cercanía y facilidad de comunicación de Maider que nos ayudó enormemente a sacar conclusiones, cada uno las suyas, sobre dónde encontrar esa llama interior que es sinónimo de pasión y de crecimiento personal. La segunda, es la visión más cruda de la realidad que nos propuso Maider. Y es que cuando hablamos de pasión, muchas veces, nos dejamos llevar por los elementos más amables o románticos olvidando que, como nos relató ella, también forman parte de la fórmula cosas como el sufrimiento, los resultados tangibles, las fricciones con el entorno, los periodos de lesión, un cierto componente de obsesión, el papel de la fortuna, la planificación detallada, la frustración y sus formas de hacerle frente, etc. ¡Eskerrikasko Maider! Fue un verdadero placer.

A continuación con Olatz Legarza indagamos en nuestras propias motivaciones haciéndonos preguntas del tipo; ¿por qué estoy aquí?, ¿qué quiero cambiar/mantener?, ¿de dónde voy a sacar la fuerza para hacerlo?, ¿qué papel juegan mis miedos?, ¿qué me detiene?, ¿cuáles son mis “juegos olímpicos” y qué quiero conseguir en ellos?…Desde una perspectiva muy personal de nuevo, creo que quedó muy claro que preferimos hacer mil canvas de Osterwalder a enfrentarnos a nuestro propio interior…Y es que nos resultó muy difícil salir de las generalidades para adentrarnos en lo que realmente mantiene encendida nuestra llamita interior.

Aunque estas cuestiones puedan parecer abstractas, Olatz siempre nos condujo a través de ellas hacia la acción; “Vale, ¿y qué vas a hacer ante esto que cuentas? y ¿cuándo? y ¿cómo?…La acción como motor de la motivación y no al revés, es otra de las lecciones que yo me he apuntado.

Salí de la ponencia con la sensación de que esta parte humana y emocional es clave para afrontar con ciertas garantías cualquier reto, y entre ellos el emprendizaje. Gracias Olatz por abrirnos el camino hacia nosotros mismos.

En definitiva, una sesión diferente que nos forzó a salir de las cosas más tangibles (modelos de negocio, etc.) para darnos una vuelta por nuestro interior…y eso es tan difícil.

P.D.: El “minuto de oro” seguro que fue cuando Maider nos dejo “sobar” la medalla de bronce 🙂 Alvaro Andoin (@filmatu)  saco la estupenda foto de ella que he incluido en el post.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies