Aprender a equivocarse

¡A la octava puede ir la vencida!

Resilencia: es la capacidad de los humanos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas. Es un término que se toma de la resistencia de los materiales que se doblan sin romperse para recuperar la situación o forma original. Por ejemplo un arco que se dobla para lanzar una flecha, o los juncos bajo la fuerza del viento. Cuando un sujeto o grupo es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por estos. Actualmente, la resiliencia se aborda desde la psicología positiva, la cual se centra en las capacidades, valores y atributos positivos de los seres humanos, y no en sus debilidades y patologías, como lo hace la psicología tradicional. El concepto de resiliencia se corresponde aproximadamente con el término «entereza».1 Es superar algo y salir fortalecido y mejor que antes.

Wikipedia

Dicen que en España no perdonamos el fracaso; que cuando a alguien le va mal en los negocios, se le estigmatiza, y es incapaz de poner algo nuevamente en marcha sin ser señalado con el dedo. En cambio, en el mundo anglosajón, es algo fundamental de cara a ser valorado por colaboradores o inversores externos; si alguien no ha fracasado, su proyecto no suma tantos puntos, al considerarse el fracaso como una experiencia, ya no sólo posible, sino necesaria en el mundo de los negocios.

Puede que sea verdad, y que tengamos mucho por aprender o avanzar todavía en este sentido, aunque, sin duda, la cosa está cambiando. ¿Qué podemos hacer para seguir progresando adecuadamente?

Pues quizá, empezar por nosotros mismos!

Y es que no hay peor crítico que uno mismo. El miedo al fracaso y las equivocaciones es una de las principales fuerzas de resistencia para que nuestro proyecto salga adelante; aprender a convivir con las equivocaciones como fuente de mejora continua, es, sin embargo, una de las principales fuentes de mejora continua.

En el mundo de la venta, tanto de productos, como de servicios, o la venta por internet, tenemos que estar especialmente preparados a que “en la octava puede ir la vencida!”; la venta es una ley de probabilidad, y tenemos que tener muy controlada la posible sensación de frustración que puede provocarnos los intentos fallidos.

Pero… ¿qué porcentaje de éxito es el adecuado? esa respuesta nos la va a dar la experiencia, y sobre todo, las pruebas que hagamos, sin miedo al fracaso.

Si buscas distintos resultados, no hagas siempre lo mismo.

Albert Einstiein

Pon en marcha cosas, no tengas miedo a cambiar procesos, y ve afinando hasta que consigas un porcentaje de éxito en el que te encuentres cómodo, pero siempre teniendo claro de inicio el proceso que vas a seguir y qué es lo que estás cambiando para mejorar.

¿Dudas? Echa un vistazo al “making of” de la última escena del famoso vídeo de OK GO, en la que documentan los SIETE INTENTOS FALLIDOS antes de la toma definitiva… Y es que, no sólo para obtener distintos resultados… para hacer algo muy grande, tienes que estar dispuesto a equivocarte… muchas veces! y perseverar; cambiando cosas, aprendiendo de los errores, pero perseverando… o no?, o… vosotros, qué pensáis?

 


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies