Operaciones y Políticas de Gestión de Inventario de IKEA

IKEA, además de ser el minorista de muebles para el hogar más grande del mundo, destaca por su singular forma de gestión de su cadena de suministro e inventario. Cada tienda IKEA es enorme y tiene más de 9.500 productos ¿Cómo es posible que mantenga bajos precios y artículos en stock?.

Para hacernos una idea, te propongo observes el siguiente video sobre la gestión de inventarios de la empresa:

Entiendo que es al menos curioso, pero, ¿Cómo soluciona la empresa los inconvenientes de mantener los stocks tan altos? ¿Qué ventajas tienen por mantener esa política?

Como sabéis, los costes asociados a los inventarios son la suma de los costes de lanzamiento (básicamente transporte) más de los mantenimiento de stock. Por ello, intentaré dar algunas ideas de cómo IKEA reduce los mismos:

1. Reducción de los costes de transporte
La mayoría de muebles de IKEA son diseñados y vendidos por piezas para que el cliente los pueda montar. Las piezas se colocan de manera eficiente y conveniente en paquetes planos para el transporte sea más barato ya que ocupan menos espacio en los camiones, maximizando el número de productos que pueden ser transportados.

Además, el embalaje plano también ocupa menos espacio en el almacén y en las estanterías, dejando más espacio para stock adicional y poder cumplir con los pedidos.

2. Reducción de costes de manipulación
Cada tienda IKEA tiene un almacén en sus instalaciones. En la planta principal, los clientes pueden buscar sus artículos, pero posteriormente pasan al almacén con estantes de una altura que cualquier persona puede alcanzar para coger su producto. Los productos adicionales se almacenan en estantes de reserva por encima de éstos.

Aproximadamente, un tercio del almacén se compone de elementos demasiado voluminosos para que los clientes los pueda coger sin ayuda del personal. Este inventario se repone por la noche de forma controlada y ordenada (carretillas elevadoras y transpaletas, que no se utilizan durante las horas de tienda por razones de seguridad) en las partes inferiores, para que el mismo cliente haga tanto autoservicio como sea posible, reduciendo la manipulación por parte de personal de IKEA.

Tener clientes que seleccionan y cogen ellos mismos sus muebles es una táctica de gestión de inventarios que ahorra costes, ya que no tiene que pagar porque el cliente coja el mueble y se lo lleve a casa.

3. Reducción de los costes de mantenimiento
Los responsables de logística utilizan un proceso de gestión de reposición de inventario basado en una cantidad mínima de productos disponibles antes de pedir (tradicionalmente, Punto de Pedido) y la máxima cantidad de un producto concreto para pedir a la vez.

Ya que todo el almacén de IKEA sólo es abastecido por la noche después de las horas de apertura, la política de gestión de sus valores mínimos y máximos se basa en una demanda bien analizada del cliente, lo que minimiza el riesgo de pedir más o menos de lo necesario, lo asegura que se tiene inventario para satisfacer las demanda de los clientes, reduciendo el coste de las ventas perdidas.

Usando este sistema, los responsables de logística saben lo que se vende a través de los datos del puntos de venta y cuánto inventario entra en la tienda a través de envíos directos y de los centros de distribución. Con estos datos, pueden predecir las ventas para los próximos días y pedir la cantidad adecuada de productos para satisfacer esa demanda.

4. Clasificación ABC de artículos. Regla de Pareto
Además, la gestión de los productos está basada en la clasificación ABC. Según esta relación, un pequeño porcentaje de los artículos mantenidos en inventario representa la mayor parte de la demanda total anual expresada en términos monetarios, mientras que existe un gran porcentaje de artículos cuya contribución, en términos monetarios, a la demanda total anual es muy pequeña. Esta propiedad permite efectuar una clasificación de los artículos que guarda una relación estrecha con la importancia relativa de éstos. Los más importantes (artículos A), suelen cumplir la regla de Pareto (80-20), donde el 80% del valor del almacén corresponde al 20% del total de los artículos.

Esta clasificación recibe el nombre de ABC. La clasificación ABC sugiere reglas de decisión distintas para la gestión de inventarios de los artículos incluidos en cada clase, así como para la inversión en las distintas categorías de inventarios agregados. IKEA dedica más atención y esfuerzo a la gestión de inventarios de los artículos caros de su gama de productos que a la de los artículos misceláneos de poco valor unitario y poco movimiento.

Resumen:
Estas estrategias, entre otras, han hecho que IKEA sea líder con costes bajos de operación y productos de alta demanda. Esto permite a la empresa mantener la competitividad en una industria que continuamente busca métodos más avanzados para optimizar la gestión de la cadena de suministro.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies