COMUNICANDO

COMUNICANDO, COMUNICANDO

Llega el momento de hacer la presentación, y resulta que después de estar preparando todo durante varias semanas, no he impreso la copia para leer. Si, si, el tema es ya conocido y he estado delante de auditorios difíciles en muchas ocasiones, pero ¿seguro que no va fallar nada?. Tranquilo, no pasa nada, todo controlado. Concentración. Vamos al tema.

Aunque han pasado ya meses desde que terminó el MBA tú lo tienes claro, cristalino. ¿Cómo eran esos consejos? Repaso rápido antes de empezar: voy bien vestido, preparo un par de preguntas por si tengo dudas o me asalta un error, he sido puntual, organizo mentalmente los datos, me relajo para no llegar al límite del estrés (no tenía que haberme comido las 4 tortitas mejicanas con chile, porque en cualquier momento se las envío de vuelta al público),  estoy atento a cualquier movimiento de los asistentes, muestro compromiso en lo que comunico, inteligencia emocional, manejo bien el tiempo, miro a las personas con confianza pero sin avasallar,  me muevo por el escenario, soy creíble y, ¡pam! , me avisan de que comienza el espectáculo.

El escenario es un auditorio lleno de alemanes y austriacos con ganas de batalla, porque eso de que un españolito les lea la carta todavía no lo llevan bien. La presentación, en inglés y, el tema, algo sobre porqué todavía la biomasa crea indiferencia o repulsa en ciertos sectores. Lo cierto es que me han endosado esta presentación porque resulta complicado tener que hacer este papel. A mi lado, en esta obra, tengo a un canadiense sudando como un pollo (este se ha comido un cordero entero, todos los días durante el último mes). A la derecha están un profesor alemán, al que le quitaron la sonrisa al nacer, y un chaval muy majo futuro empresario de éxito. En el centro, nos modera un americano con ganas de hacer de presentador con humor, al estilo de Jon Stewart, pero que a veces se pasa de rosca y nos pregunta temas que no tienen nada que ver con el tema en cuestión.

jon_stewart_5430_645x

Después de una hora termina el espectáculo. He conseguido captar y mantener la atención del público, aprovechado que manejo bien este tema y, sobre todo, transmito con mensajes cortos y claros. Nada de andarse por las ramas que para eso tenemos a nuestros monos. Creo que he conseguido cautivar a la mayoría – ¿ o es que quizá mi inglés no ha sido demasiado fino y por eso me miraban tan fijamente? –  y, desde luego, he transmitido el mensaje. ¿Cómo lo sé? Porque esta vez lo hice, comencé la historia por el final.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies