Claves para la transformación digital de la empresa

Que las nuevas tecnologías han irrumpido con fuerzas se aprecia en la modificación que están sufriendo los servicios que ofrecen las propias empresas, así como en las mejoras implantadas por las mismas en los procesos de producción. También se percibe de los cambios que están experimentando el propio consumidor en relación a sus hábitos de compra, a sus costumbres y formas de comunicarse.

startup-photos

Se habla mucho de la transformación digital, pero lo cierto es que apenas el nueve por ciento de las empresas se pueden considerar digitalmente “diestras”.  Esto quiere decir que aprovechan todas las capacidades que les puede ofrecer la tecnología para poner en marcha sus iniciativas digitales. Estos datos se confirman a través del informe realizado por la empresa Capgemini y el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

La transformación digital, por encima de todo, es un cambio cultural que se aplica a través de las nuevas tecnologías. Las cosas se empiezan hacer de otra forma, las relaciones entre las personas cambian y las empresas tendrán que controlar la velocidad en la que deben implementar las nuevas tecnologías, así como controlar el ritmo de asimilación de los propios trabajadores a esos cambios y marcar la velocidad a la que cambia la cultura corporativa. Se entiende como cultura corporativa el conjunto de normas, valores y pautas de conducta que comparten los integrantes de la propia empresa.

Para poder implantar estos cambios con éxito, se deben incorporar a la plantilla trabajadores con el talento suficiente para ejecutar esta transformación y conseguir que la empresa progrese. Se trata de combinar ‘lo nuevo’ y ‘lo viejo’, es un híbrido de ambos. Esta combinación es la que le da valor a la empresa, pero hace falta buena predisposición por todas las partes, cada uno tiene que asumir su responsabilidad con una actitud positiva hacia el cambio.

Lo digital hay que entenderlo como un medio y no como un fin. La digitalización de una empresa se tiene que realizar en base a unos objetivos concretos, que bien pueden ser posicionar y dar a conocer una marca, incrementar las ventas o bien fidelizar a la cartera de clientes ya existentes. Sin objetivos no se pueden medir los resultados.

La transformación digital ya es obligatoria, no hay otra alternativa, el cambio de la sociedad es real y mientras antes se den los primeros pasos mejor, porque la falta de acción se paga cara. Las empresas deben estar a la altura del cliente digital.

Tres claves para que una empresa ejecute su transformación digital con éxito:

Redefinir bien el escenario, medir la economía digital en función del tamaño de la empresa, de sus infraestructuras y de sus opciones. No se puede querer montar un comercio electrónico internacional si no se puede llegar a vender más allá del territorio provincial.

Trazar una nueva hoja de ruta, la transformación digital obliga a que las empresas definan nuevos objetivos y analicen los nuevos espacios que ocuparan en el mercado. Esto seguramente provoque la necesidad de incorporar nuevos perfiles de talento. Por ejemplo, imaginemos una gestoría de las “de toda la vida”, especializadas en hacer la declaración de la renta, pues bien, esta es una obligación tributaria, que para cumplirla todo trabajador solía acudía a un profesional fiscalista. Sin embargo, hoy en día pueden recibir un borrador en su ordenador directamente de la Agencia Tributaria para ser presentado. Esto supone la transformación de un servicio y la necesidad de adaptarse a ese cambio en busca de otros nichos de mercado.

El futuro del trabajo cambiará, los empresarios deben ser conscientes que este nuevo contexto digital provocará pérdidas de trabajo. La relación entre máquina y hombre se acentuará. Hay que estar preparados y adoptar una postura proactiva, adquiriendo las competencias necesarias.


Reputación Digital en EOI Sevilla

22105594_m

El 14 de enero impartí una conferencia sobre la reputación digital de las empresas, el impacto y las consecuencias de una mala reputación en la red. Durante la jornada expuse métodos de gestión de la reputación y casos reales anónimos solventados de diferentes sectores empresariales. El objetivo es construir la reputación digital que actualmente es fundamental y que nadie debe descuidar. Para ello es importante transmitir uno de los valores de fiabilidad para la consecución de objetivos y controlar los riesgos inmersos en una situación crítica.

Podéis ver el video en Youtube

 

 


Bienvenidos a mi blog

fotoperfilesjuanjo

Desde muy joven he tenido la oportunidad de vivir de cerca el mundo de la empresa. He tenido la suerte de participar en importantes proyectos como adjunto o “mano derecha” de altos ejecutivos de los que he aprendido muchísimo. Actualmente soy empresario y mis objetivos son desarrollarme profesionalmente, desarrollar mis PYMES y los proyectos a los que pertenezco y compartir mi humilde experiencia en el área docente. La experiencia mas grata es tener más de 2.000 alumnos y más 200 proyectos tutorizados.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies