De populismos y construcción

Ha dicho el presidente de BBVA que los populismos son el viaje a ninguna parte y no estoy de acuerdo. Los populismos, económicamente hablando, son un viaje al empobrecimiento. Ahí está Venezuela y ahora Ecuador que quiere poner nada menos que un 47% de impuesto a las herencias, lo cual significa trabajar media vida para el Estado.

En Europa desde que se atisbó la llegada del populismo griego al poder allá por diciembre pasado, la bolsa de ese país ha descendido un 34% y su prima de riesgo ha vuelto a la estratosfera.

Índice General de la Bolsa de Atenas (ASE)

Índice General de la Bolsa de Atenas (ASE)

En España, lo anterior unido a la victoria parcial de nuestro Syriza local en las grandes ciudades ha puesto al Ibex rumbo sur y la prima de riesgo ha subido un 50% desde principios de año.

Principales Prima de Riesgos Europeas

Principales Prima de Riesgos Europeas

Especialmente dolorosa está siendo esta incertidumbre para el sector de la construcción que se ha convertido en la diana a la que apuntan la paralización de planes urbanísticos, la revisión de la deuda y otras medidas anunciadas por algunos ayuntamientos. Hostigar a la construcción, a la que ahora se achacan todos los males del pasado, significa atacar a uno de los pocos sectores en los que España es un país puntero. De hecho, 10 de las 100 mayores constructoras del mundo son españolas. Ellas son quienes están ejecutando alguna de las mayores obras de ingeniería internacional, lo cual atrae a su capital a oráculos de la inversión como Slim, Gates o Warren Buffet.

Constructoras vs Ibex-35

Constructoras vs Ibex-35

Es cierto que probablemente se requiere un plus de transparencia y la eliminación de ciertas subjetividades en la adjudicación de obras en España; pero de ahí a poner en solfa un sector con un capital humano internacionalmente reconocido hay un trecho. Nadie se imaginaría a Alemania cuestionando la eficiencia de sus automóviles o a Suiza la precisión de sus relojes. Aquí, sin embargo, ya hubo una ministra que quiso demonizar productos locales como el vino e incluso fue promocionada hasta que la ruina del país la arrastró. Ahora, parece que le toca a la construcción. Señores populistas, la regeneración de las instituciones es muy respetable, pero por favor los experimentos con gaseosa.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies