Los maquiavélicos

“A un príncipe nunca le faltan buenas razones para romper su promesa”

Maquiavelo

Nicolás Maquiavelo, maquiavelo-2diplomático, filósofo, funcionario, escritor y político florentino de finales del S XV y principios del SXVI, es no sólo el padre de la Ciencia Política moderna sino también el arquetipo del manipulador sin escrúpulos. Y en la oficina, no es infrecuente toparse con personajes maquiavélicos, capaces de manipular al que sea y de pisotear los derechos y la dignidad de sus compañeros con tal de conseguir sus objetivos (el fin justifica los medios, según su pensamiento).

No siempre es fácil distinguirlos. Suelen ser personas inteligentes, halagadoras, que simulan bien su deshonestidad y que dicen lo que los demás quieren oír para conseguir ganarse su confianza. Algunos rasgos típicos de los maquiavélicos son:

¿Qué podemos hacer si detectamos un maquiavélico en nuestro entorno profesional?

Normalmente, un maquiavélico no ve ningún problema con su forma de ser, que cree que es muy funcional y que le perite conseguir los logros que se propone. Sin embargo, si alguien tiene dudas sobre si es una persona de estas características y, caso de confirmarse, se plantea cambiar, puede realizar el test sobre maquiavelismo desarrollado por los psicólogos Richard Christie y Florence Geis.

El cine y la tv está lleno de personajes maquiavélicos realmente fascinantes, como Tony Soprano, Lord Baelish, la Marquesa de Merteuil, Claire y Frank Underwood o incluso el Gato con Botas en la versión de Schrek, pero debemos de ser conscientes de lo peligrosos que son a pesar de su encanto.

maquiavleo-4


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies