Los peligros de procrastinar

“Aplazar una cosa fácil hace que sea difícil. Aplazar una difícil la hace imposible”

George Claude Lorimer, pastor y escritor de origen escocés

Procrastinador-1Los avisos contra los peligros de procrastinar están de moda, especialmente en EE.UU., y nos ha obligado a conjugar un verbo hasta hace poco casi desconocido y que implica mucho más que el trabalenguas en que acaba convirtiéndose. Simplificando, podemos decir que procrastinar significa retrasar las obligaciones de máxima prioridad realizando tareas facilonas o más agradables. Es una reacción normal del cerebro ante tareas que nos desagradan por la razón que sea (por su complejidad o, simplemente, porque implica salir de nuestra zona de confort), pero el problema es que suele generar una creciente situación de ansiedad o estrés por tener tareas importantes pendientes.

Tim Urban, famoso bloguero, lo explica de manera muy divertida en su reciente charla de TED

En esta charla, Urban distingue entre dos tipos de situaciones:

En el primer caso, llega un punto en el que nos invade el miedo y acabamos haciéndolas justo antes de la fecha límite, como los atracones a estudiar que nos damos los días previos a un examen o las noches sin dormir de última hora para entregar en plazo un proyecto profesional. No es la mejor manera de gestionar nuestro tiempo, pero las cosas acaban saliendo mal que bien.

El problema real está en el segundo caso, aquéllas que, en realidad, no nos exige nadie y dependen de nuestra fuerza de voluntad. Son las situaciones que más se incumplen y las que, por tanto, más ansiedad y frustración acaban causándonos.

La procrastinación procrastinacion-2es una actitud evasiva de nuestras obligaciones que perjudica grandemente nuestra productividad y nuestra capacidad de alcanzar nuestro mayor potencial y suele afectar de forma muy negativa a nuestra autoestima, a nuestro estado de ánimo y a cómo nos perciben en nuestro entorno (compañeros de trabajo, amigos, familia….). Pero, teniendo consecuencias tan negativas, ¿por qué todos procrastinamos con más o menos frecuencia? Se me ocurren algunas explicaciones de causas que fomentan la procrastinación:

 

Tania Sanz, nutricionista, explica de forma muy gráfica cómo es el ciclo de la procrastinación:

En una primera etapa, te sientes incómodo por una tarea concreta que debes hacer. Ante esto, el cerebro busca otras actividades más gratificantes para realizar en este momento y que, normalmente, afrontamos con mucho entusiasmo y ganas y que justificamos con excusas poco creíbles, lo que genera más incomodidad o ansiedad por el retraso que vamos acumulando y se realimenta este ciclo perverso.

En el próximo post, intentaré dar unos consejos para reducir la procrastinación, ya que creo que eliminarla del todo es una misión francamente difícil y, mientras, me apoyaré en un procrastinador de libro como es Felipe para seguir llamando la atención sobre este problema tan común:

Procrastrinar Felipe

 

 

 

 


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies